Una noche en Trinidad, la ciudad colonial de Cuba

Una noche en Trinidad, la ciudad colonial de Cuba

El centro turístico trinitario recibe hoy miles de viajeros de todo el mundo. La hermosa arquitectura colonial, con sus adoquines, sus caballos y parques, convierten a esta pequeña ciudad, en un lugar diferente, atractivo.

Escalera interiror del Museo Romantico en Trinidad de Cuba

Muchos visitantes afirman sentirse en otra época, y disfrutan del sosiego al caminar por las callejuelas. Algunos prefieren conocer la historia de Cuba en sus importantes museos. Otros eligen el contacto directo con la naturaleza, con sus valles, ríos y playas en los alrededores de la ciudad. Pero Trinidad, la joya colonial de Cuba, tiene mucho más para ofrecer.

Una noche para recordar en Trinidad

Detalles de estatuas en la Plaza Mayor de Trinidad

¿Cómo disfrutar de las noches en una ciudad donde, aparentemente, el tiempo se ha detenido? ¿A dónde ir si solo estará una noche en Trinidad? Le invito entonces, a pasar juntos una velada inolvidable, a recorrer aquellos sitios que seguramente quedarán en su memoria.

Paladar San José

Piña decorativa en la Plaza Mayor de Trinidad

Variadas son las ofertas de paladares en Trinidad. Cada vez se amplía más la red de restaurantes y bares con excelentes servicios. Por tanto, comenzaremos con una exquisita cena en uno de los mejores restaurantes de la ciudad: la Paladar San José.

La primera sugerencia: llegue temprano, entre las 6 y las 7 de la tarde. Habitualmente en este sitio hay que esperar bastante; de ahí que a su llegada le entregan un vip que funciona como alarma para avisarle que su mesa ya está disponible. Mientras espera, puede caminar por los alrededores y disfrutar de la vista y la vida cotidiana de los pueblerinos.

Sala del Museo Romantico de Trinidad

El restaurante y paladar San José le garantiza un repas de lujo, con un variado menú de carnes y mariscos, así como una amplia coctelería. Podrá sentarse en el salón principal, o en el área con aire acondicionado, ideal para refrescarse del intenso calor. Una vez dentro, el servicio es bastante rápido y los precios asequibles. Se distinguen por su sabrosa comida criolla, aunque también dispone de variados menús internacionales.

La Casa de la Trova

Vista nocturna de la Plaza Mayor de Trinidad

Continuamos el recorrido hasta una de las zonas de más concurrencia nocturna, la llamada Plaza de la Iglesia. Aquí se concentran buena parte de las personas y los sitios que dan vida a las noches trinitarias.

La Casa de la Trova es un espacio tradicional que en las noches invita a su escenario al bailador. Aquí se presentan agrupaciones de trova que interpretan sones y canciones cubanas inmortalizadas en la historia. La entrada cuesta 1 CUC y en sus adentros encontrará numerosos visitantes bailando y disfrutando de cocteles cubanos, como el sabroso mojito. Junto a pobladores trinitarios, músicos y visitantes es imposible dejar de mover el cuerpo.

Calles de Trinidad, de noche en los alrededores del centro del pueblo

Apasionante, divertida y auténticamente cubana, la Casa de la Trova es uno de los espacios más populares y tradicionales de Trinidad. Una una parada irrecusable en este recorrido.

La Casa de la Música

Vista de noche de casas coloniales en el pueblo de Trinidad de Cuba

Y siguiendo el recorrido por lugares preferidos para el bailador, y el viajero en general, llegamos a la Casa de la Música de Trinidad. Este espacio es increíble: músicos en vivo, bebidas baratas, el roce con los locales y la gran cantidad de turistas que aquí se reúnen. Es un punto neurálgico de Trinidad, un espacio al aire libre, con zona wifi y una escalinata ya histórica.

Un ambiente realmente único, muy familiar y agradable donde podrá bailar, disfrutar de los espectáculos, tomar una cerveza o sentarse a recrear la vista. Si no puede llegar hasta aquí en la noche, hágalo en el día. La entrada solo cuesta 1 CUC. Pero no se pierda el placer de compartir y conocer la Casa de la Música de Trinidad.

Discoteca Ayala

Museo Romantico visto de noche en Trinidad

Ya pasada la media noche no hay mejor manera de terminar la fiesta que en la Discoteca Ayala. Ubicada al interior de una cueva servía de refugio para cimarrones y, en especial, del bandido Carlos Ayala famoso por sus fechorías en Trinidad. De ahí que esta disco se ha convertido en toda una leyenda. Repleta de misticismo y originalidad este sitio garantiza una noche llena de música y de baile.

El camino de acceso también es algo tenebroso, pero al llegar usted encontrará un ambiente muy divertido, con muchos viajeros de todas partes y gente de la ciudad. La entrada cuesta 5 CUC y las bebidas son baratas. Se realizan espectáculos nocturnos y ponen música para todos los gustos. Salsa, reguetón, ritmos internacionales y música de moda. Todo tipo de ritmo para bailar y disfrutar en la madrugada.

Vista nocturna de la Plaza Mayor de Trinidad

Esta discoteca es única en Cuba, sorprendente por su emplazamiento y con un ambiente especial. Diversión garantizada.

Una propuesta para disfrutar las noches trinitarias

Llegamos entonces al final de nuestra noche trinitaria. Si visita la ciudad colonial de Cuba, encontrará muchas y variadas opciones. Le sugiero especialmente este itinerario: Paladar San José, Casa de la Trova, Casa de la Música y Discoteca Ayala. Así conocerá la ciudad, caminará por sus calles, disfrutará de sus tradiciones musicales, de su gente y sobre todo, será un momento para el relax, para el goce y el baile. Le aseguro entonces, una noche memorable en Trinidad.

Trinidad es conocida por sus numerosos atractivos arquitectónicos, naturales e históricos, pero también invita al viajero a disfrutar de una noche placentera e inolvidable. En solo una noche usted puede conocer Trinidad.

milagros Milagros

;