El Palacio Cueto próximo a estrenarse como hotel de lujo en La Habana

El Palacio Cueto próximo a estrenarse como hotel de lujo en La Habana

El Palacio Cueto próximo a estrenarse como hotel de lujo en La Habana

  01 abril 2019   Noticias OTRS

Ante la creciente fascinación que despierta el centro histórico de La Habana, se recuperan importantes edificios para ser convertidos en hoteles de lujo. El Palacio Cueto, por ejemplo, pretende sorprender desde la arquitectura, el entorno y el confort.

Cuando falta muy poco para que la emprendedora capital de Cuba cumpla su 500 aniversario, numerosos proyectos de restauración y constructivos le devuelven una imagen más lozana. La mayor parte de ellos se localiza en la zona más antigua, esa que sorprende a visitantes, incluso a los habaneros, por el esplendor con que son recuperadas viejas paredes, pinturas murales, decoraciones en interiores y exteriores. Y de eso se trata, de renovar todo aquello que guarda una historia para que vuelva a escucharse el murmullo de lo que un día hizo de La Habana, una gran ciudad.

La restauración en una de esas edificaciones está a punto de concluir. En la esquina formada por las calles Inquisidor y Mercaderes, en La Habana Vieja, el otrora Palacio Cueto cuenta los días para reinaugurarse como un hotel de lujo en el centro histórico de nuestra "Ciudad Maravilla".

Su arquitecto fue Arturo Márquez quien apostó por el estilo Art Nouveau para diseñarlo. Dicho movimiento llegó a Cuba gracias a los maestros catalanes, de ahí que también sea nombrado "modernismo catalán", quienes respetaron la tradición europea y lo insertaron en la isla refrescando el panorama arquitectónico, tan recargado de elementos decorativos.

El Palacio Cueto sobrevino como uno de los mejores exponentes del nouveau en La Habana. La línea ondulante, a nivel de fachada, el uso de los mascarones, figuras humanas y elementos fitomorfos y zoomorfos son algunas de las características que le permiten ser identificado como tal. Sin embargo, resalta sobremanera la presencia de los "telamones", figuras maculinas utilizadas como columnas, similares a las "cariátides".

El edificio fue concluido en 1908 y tuvo varios usos hasta que, a principios de los años 20, fue comprado por José Cueto quien lo nombró "Palacio Viena". Sin embargo, la fuerza del destino lo apodó como su dueño, quien lo convirtió en un rentable inmueble hotelero.

La Empresa Restaura, perteneciente a la Oficina del Historiador de la Ciudad, es quien encabeza el proyecto de rehabilitación del edificio, como parte de la labor de recuperación de de varios exponentes localizados en el área más antigua de La Habana.

Contará con 60 habitaciones cuyo confort estará a la altura de su condición de cinco estrellas, una clasificación destinada a las instalaciones cuyo diseño y servicio son de muy alta calidad. Precisamente, en el diseño original de sus interiores radica la mayor complejidad del trabajo que se realiza, pues estos debieron ser demolidos, casi en su totalidad, debido a las sucesivas transformaciones que sufrió el inmueble a lo largo de los años.

El Hotel Palacio Cueto es una construcción de alto valor patrimonial que posee, además, un valor agregado: el de ubicarse en una zona también excepcional. Dicho edificio se asoma a la Plaza Vieja, una de las mejores conservadas y con mayor vida cultural del centro histórico habanero. Su rescate responde, justamente, al hecho de hallarse enclavado en un sitio cuyo significado histórico – cultural está asociado a la génesis indiscutible de La Habana. De ahí su reuso adaptativo para satisfacer la predilección y el interés de los viajeros que buscan un contacto más directo con esa ciudad maravillosa que, desde 1982, es patrimonio en sí misma.

; ;