Una Cena en Blanco para La Habana en su 500 aniversario

Una Cena en Blanco para La Habana en su 500 aniversario

Una Cena en Blanco para La Habana en su 500 aniversario

  09 abril 2019   Cuba Debate

La Habana tuvo su Le Diner en Blanc, una cita que desde 1988 invita a comer y beber a todos los que prefieren disfrutar en comunión. En el Hotel Nacional, de frente al mar que baña la ciudad, cientos de comensales pasaron una tarde fraternal.

Cerca de quinientos invitados, todos vestidos de blanco, se reunieron en los hermosos jardines del Hotel Nacional de Cuba para celebrar una cena en conjunto. Allí, disfrutando de sus comidas y bebidas preferidas, agasajaron también a una ciudad que dentro de pocos meses cumplirá sus 500 años.

El gran evento, que cada cierto tiempo es convocado en diversas ciudades del mundo, ocurrió en la cálida tarde - noche del sábado habanero y hasta bien entrado este momento del día, sus organizadores y participantes no supieron el sitio exacto donde se desarrollaría. Resultó ser una agradable sorpresa cuando se anunció que el Hotel Nacional de Cuba acogería la singular cena.

Asistieron comensales venidos de diversos países del Caribe como Puerto Rico, Trinidad y Tobago, Barbados y Jamaica; mientras que de otras naciones como Francia, Estados Unidos y el lejano Japón, siendo estos últimos los que aportaron la mayor cantidad de asistentes.

Una vista espectacular los acompañó y hasta robó el protagonismo al banquete cuando el ocaso logró que muchos desviaran su atención y comenzaran a fotografiar el maravilloso momento. La Habana, y en particular su Malecón, regalan los mejores instantes, justo antes de la puesta del sol; de ahí que la selección del espacio y el horario hayan incidido en la decisión final del emplazamiento.

Pero otro elemento influyó en la acertada elección. El Hotel Nacional de Cuba es la institución hotelera por excelencia en esa isla. Desde 1998 fue declarado Monumento Nacional por sus altos valores patrimoniales y la historia que alberga en pasillos, paredes, habitaciones y en todo el entorno que le acompaña. Allí se han hospedado las personalidades más encumbradas que, desde 1930, han visitado a la Mayor de las Antillas. Ostenta la condición de ganador del World Travel Awards, desde 2004 y hasta 2017, y fue inscrito en el Registro Memoria del Mundo.

Al encuentro entre todos los deseosos por compartir su cena en La Habana, asistió Francois Pasquier, creador del evento, acompañado por su esposa e hijo. Manifestó su gran satisfacción por estar en esa ciudad y que, finalmente, haya acogido la grandiosa cita.

La Habana ha pasado a formar parte del grupo de ciudades que han celebrado "Le Diner en Blanc" y las orientales provincias de Santiago de Cuba y Holguín han mostrado interés por acoger el interesante concepto en futuras ediciones.

Las bellezas patrimoniales y la cultura por doquier fueron excepcionales motivos para la celebración de Le Diner en Blanc en La Habana. Sin embargo, un estímulo mayor ha sido la declaratoria de que Cuba es un destino de paz y seguridad para quien la visite, un sitio propicio que también garantiza la celebración de eventos e incentivos. Así lo han demostrado, en los últimos años, los desfiles, torneos, conciertos y celebraciones que han tenido a la añeja villa como su principal sede.

Y Le Diner en Blanc no quiso ser menos. Su comité organizador, junto al Ministerio de Turismo cubano y la Agencia Paradiso conformaron un espectáculo donde todos bailaron, bebieron, comieron y disfrutaron de un encuentro habanero con el mejor sabor de un 500 aniversario, casi al doblar de la esquina.

; ;