Diez días de cine francés en La Habana

Diez días de cine francés en La Habana

Diez días de cine francés en La Habana

  11 abril 2019   Radio Rebelde

Desde París, con rumbo La Habana, viajarán un grupo de largometrajes que pretenden mostrarle a la ciudad cubana lo mejor de su producción más reciente. Una oportunidad excepcional para actualizar nuestra mirada al cine galo más actual.

El Festival de Cine Francés, en Cuba, es toda una gran celebración para los admiradores de las producciones cinematográficas realizadas en la nación gala. Cada año miles de espectadores esperan con ansias, en La Habana, lo que se considera el mayor encuentro de su tipo fuera de Francia. Una buena cantidad de filmes allí producidos son puestos a consideración de un público que ya se sabe conocedor de sus códigos, temas y maneras de hacer dentro del séptimo arte.

En este 2019 tendrá lugar la edición número XXII auspiciada por el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), principal productor de filmes en Cuba. En esta empresa colaboran la Alianza Francesa en La Habana, organización que promueve el conocimiento del idioma y la cultura propias en esa nación caribeña; así como la Cinemateca de Cuba, encargada de conservar y promocionar el patrimonio fílmico de la mayor isla antillana y el Grupo Cinemanía, una entidad creada para apoyar la idea de llevar filmes producidos en Francia para ser proyectados en Cuba.

La edición ocurrirá entre los días 17 y 27 de abril y como siempre contará con la invariable presencia de sus artífices y fundadores Christophe Barratier y Nouredine Issadi. Usual ya viene siendo la participación de importantes figuras de esa manifestación que concurren para ser partícipes de la intensidad vivida en la capital cubana por esos días.

No hay que desestimar que, luego del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, el dedicado a la filmografía francesa es el que atrae la mayor cantidad de espectadores en la Mayor de las Antillas. A su disposición quedan importantes salas cinematográficas habaneras como la Charles Chaplin, espacio que en cada edición acoge la proyección inaugural del evento; los pertenecientes al circuito de estreno ubicados en la arteria de 23: Yara, Riviera, 23 y 12; además del Acapulco, en el barrio de Nuevo Vedado y el Multicine Infanta, en Centro Habana.

Año tras año crece la cantidad de concurrentes a las salas de cine habaneras llegando a alcanzar la impresionante cifra de más de 10 mil asistentes. Importante motivación ha sido la extensión del mismo más allá de los límites capitalinos, para llegar hasta las principales ciudades del resto del país. Por otra parte, la proyección de ciclos dedicados a maestros del cine francés y la asistencia al mismo de notables cineastas como el realizador y actor Jacques Perrin, Gerard Jugnot, los propios creadores del evento Christophe Barratier y Nouredine Issadi o Costa Gavras, en 2015, ha estimulado el deseo del público por acercarse a la realidad mostrada por el cine francés actual.

La contribución del Festival de Cine Francés a la cultura cinematográfica en Cuba ha sido de especial significación, pues en cada encuentro se realizan actividades colaterales que enriquecen el conocimiento sobre esa distante y a la vez cercana nación para los cubanos.

; ;