A punto de concluir Hotel Paseo del Prado en La Habana Vieja

A punto de concluir Hotel Paseo del Prado en La Habana Vieja

A punto de concluir Hotel Paseo del Prado en La Habana Vieja

  25 mayo 2019   Cuba Debate

Se alista con una silueta "sui géneris" el Hotel Paseo del Prado en la más ilustre vía del mismo nombre, como un obsequio cinco estrellas plus a la ciudad en sus 500 años. Nuevos atractivos para quienes prefieren los hoteles de La Habana Vieja.

Con un diseño a tono con su ubicación en la barriada de La Habana Vieja, se alza el Hotel Paseo del Prado, administrado por la cadena francesa Accor, que enaltece la hotelería de lujo en Cuba, con ese mismo toque de elegancia y privacidad que distingue la historia de la cultura insular. La distinción la imprime la excelencia en sus servicios para quienes elijan esas casonas de descanso en la zona más antigua de nuestra "Ciudad Maravilla".

La nueva instalación turística, a punto de concluir, en la élite de cinco estrellas plus, se diseñó como una especie de nave de 36 metros de altura en la propia esquina de San Lázaro y Prado, con una capacidad de unas 250 habitaciones en diferentes niveles. Ellas se abren desde sus fachadas de anchos ventanales acristalados, como balcones al mar con vistas al Malecón, las fortalezas coloniales del Castillo de los Tres Reyes del Morro, San Salvador de la Punta y el Centro Histórico de la capital cubana.

Es el mirador, en forma de torre como la proa de un barco, que le agrega un valor añadido al hotel, próximo a inaugurarse, para complacer clientes acostumbrados a la exquisitez y un ambiente personal y bohemio. En los bajos habrá una piscina en el ala derecha del inmueble, frente al Malecón y lo embellece un largo corredor con galerías, un cigar bar y una tienda, antes de la salida a las edificaciones antiquísimas por donde podrán desandar quienes prefieran conocer La Habana, más excelsa en su año 500.

El recinto se ejecutó por personal cubano de la inmobiliaria Almest, con materiales resistentes al entorno salino y a la fuerza de los vientos, como garantía de su perdurabilidad y altos valores de beneficio ambiental.

Con la gerencia de Accor, entre las diferencias del nuevo Hotel Paseo del Prado, sobresale el parqueo semisoterrado con capacidad para unos sesenta autos ligeros y una decena de motocicletas, y una compuerta hermética, a fin de salvaguardar la cochera de la entrada del agua por intensas lluvias o penetraciones del mar.

El sublime Paseo del Prado, con leones portentosos, arboleda frondosa y portales amplios, en cuyo umbral se erige el navío hotel del mismo nombre, florece como la vía más regia de Cuba, uno de los paseos más fastuosos y concurridos en la región del Caribe y Latinoamérica.

Desde su apertura a inicios del siglo pasado, la arteria devino una conexión entre la Cuba colonial y la República naciente, y se añade a los sitios simbólicos y de orgullo nacional para el cubano, dado que su nombre oficial fue "Paseo de Martí". Uno de los orígenes estuvo en el famoso busto del Apóstol de la Independencia de Cuba en el Parque Central a un extremo de la vía, sin embargo, los habaneros lo reconocen desde entonces, hasta hoy, como el Paseo del Prado.

Tal vez la preferencia también residió desde el siglo en el diseño semejante de la vetusta alameda en perfección e inmensidad con el paseo de Madrid, que transita entre la fuente de Cibeles hasta la estación ferroviaria de Atocha, en la famosa urbe española.

En el medio milenio de La Habana, a celebrarse en noviembre, el Hotel Paseo del Prado se integra a un diverso y amplio programa inversionista en la ciudad, centro del turismo en Cuba, por su musicalidad, colorido y valores patrimoniales que hoy se rescatan. El plan constructivo en la parte más añeja de La Habana, concebido por la Oficina del Historiador, incluye el incremento a medio plazo de la infraestructura en diferentes tipos de alojamiento, ante el creciente arribo de grupos de visitantes de todas las regiones.

Dentro de los hoteles habaneros, con salones donde se inspiran signos del autóctono arraigo cultural y lo grato y elegante del servicio glamuroso, despuntan el Hotel Nacional de Cuba, Sevilla, Florida, Telégrafo, Palacio de San Miguel, Armadores de Santander, Los Frailes, Ambos Mundos y ahora, más reciente, los hoteles cinco estrellas de lujo Iberostar Grand Packard y Gran Hotel Manzana Kempinski, entre otros.

; ;