La colección Fat Ladies de Xu Hongfei esperará el nuevo año en La Habana

La colección Fat Ladies de Xu Hongfei esperará el nuevo año en La Habana

La colección Fat Ladies de Xu Hongfei esperará el nuevo año en La Habana

  31 diciembre 2019   Cuba Debate

Como un regalo a la Ciudad Real y Maravillosa de La Habana, en sus 500 años de fundada, llegó a danzar en las inmediaciones de la barriada de La Habana Vieja, la serie Fat Ladies del escultor chino Xu Hongfei.

¡La colección de Xu Hongfei de "Fat Ladies-Peace & Freedom" es graciosa y deslumbrante!

La villa de San Cristóbal de La Habana en su medio milenio es la parada número 36 de la serie Damas Gordas del escultor, de renombre mundial, Xu Hongfei. El artista viajó a la capital cubana, a fines de la semana anterior, para develar la serie de ocho esculturas de su colección tomada como estilo en los últimos años.

Si por algo se distinguen las calles y centros habaneros es por la vasta promesa cultural que brindan al visitante. Así las creaciones del famoso artista de la forma, y presidente de la Academia de Escultura de Guangzhou se pueden contemplar a la luz embriagadora de los destellos de la vieja capital, Llave del Nuevo Mundo, desde los días festivos de cierre de año y hasta el 17 de enero en espacios abiertos, y calles de la barriada de La Habana Vieja.

Una de las esculturas de la colección Fat Ladies del artista Xu Hongfei emplazadas en las calles de La Habana

Y es que la capital de Cuba exhibe por primera vez el mundo de este estudioso creador, que honra la vida cotidiana en China. La exposición "Damas Gordas" atrae y detiene el tráfico de los públicos que aman el arte vital bohemio. Para el escultor, todas las personas tienen derecho a que les guste su cuerpo, ser flacos, ser gordos, hacer yoga, amar y ser felices. La obra de Hongfei, aclamada en el mundo de las artes visuales, es la última incorporación del año al escenario artístico cultural de la urbe insular.

Sin prejuicios y como representantes de un público poco reflejado en el mundo del arte y la moda mundial, se vislumbra en las mujeres obesas la visión propia de Xu sobre el secreto de la felicidad y la realización personal. A través de las ocho esculturas de visita en La Habana, como parte de la colección Fat Ladies, es interés del maestro chino reflejar los placeres simples, ordinarios y cotidianos en los que sus ciudadanos encuentran la felicidad.

En el momento de abrir la exposición ante el público de la capital y turistas extranjeros, Xu declaró:

"Las piezas reflejan la vida cotidiana de la gente común. En tal sentido la exposición no se lleva a cabo en una galería de arte sino al aire libre, en los lugares donde hay más personas para propiciar la interacción."

Hasta el cierre de la primera quincena de enero las damas, exóticas por su peso y porte en forma de danza, convierten en una galería al aire libre las proximidades del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso y las calles habaneras que muestran las distinciones de Ciudad Patrimonio de la Humanidad en sus 500 años de fundada.

Turistas y locales toman fotos a una de las esculturas del artista Xu Hongfei emplazada en las inmediaciones de el Parque Central

El artista y presidente de la Academia de Escultura de Guangzhou escogió entre las ocho figuras de la serie para visitar Cuba: "El Beso", una de las piezas más notorias de su colección, "Música celestial", "Flotante", y "Flor voladora". Esta última es un referente a la memorable pose de la legendaria actriz norteamericana Marilyn Monroe.

La gira mundial de Fat Ladies, iniciada en enero pasado en España, culmina el año en Cuba y evoca la trayectoria de Xu Hongfei. Según su sitio web, el artista desarrolló en la última década una escuela propia con sus esculturas de la serie "mujeres gorditas" en visiones intrépidas, exuberantes y legítimas, como una comedia esculpida al estilo "Laurel y "Hardy", un piropo esencial para emocionar y alentar a las féminas de formas protuberantes.

Sobre su arte, Shao Dazhen, profesor y supervisor doctoral de la Academia Central de Bellas Artes, expresó:

"Xu Hongfei está familiarizado con los principios comunes de las artes escultóricas chinas y occidentales y se adhiere al principio del modelo de bloques y planos en el espacio. Al mismo tiempo, es claramente consciente de que las esculturas nacionales y tradicionales en China contienen una búsqueda estética que es imaginería, a mano alzada y abstracta, que es diferente de Occidente. El punto inteligente para Xu Hongfei es que no los separa a ambos, sino que los combina como un todo con su sabiduría y talento para integrar el modelo de estructura real del cuerpo humano en los conceptos a mano alzada."

; ;