Letra del Año en Cuba: Oshún rige las predicciones yorubas en el 2020

Letra del Año en Cuba: Oshún rige las predicciones yorubas en el 2020

Letra del Año en Cuba: Oshún rige las predicciones yorubas en el 2020

  04 enero 2020   Diario de las Americas

Los miembros de la Comisión de la Letra del Año, de la Asociación Cultural Yoruba de Cuba (ACYC), dieron a conocer las predicciones del oráculo de Ifá. El 2020 estará regido por el gobierno de Oshún, con Obbatalá como deidad acompañante.

Esperadas en la bella Cuba y el resto del mundo, fueron dados a conocer esta semana los vaticinios del año que inicia en el culto yoruba, vital para la idiosincrasia de los cubanos de fe y seguidores de esa religión afro. Presidida por el Sacerdote de Ifá Ángel Custodio Padrón "Awo Baba Eyiobbe", la Asociación Cultural Yoruba de Cuba y la Comisión Organizadora de la Letra del Año Miguel Febles Padrón dieron a conocer las lecturas que deben tenerse en cuenta para el 2020.

Las predicciones de Ifá, a bien de las demandadas profecías, apunta que este año bisiesto será gobernado por la Patrona de Cuba, Oshún, en el santuario católico la Virgen de la Caridad. Oshún, en el panteón yoruba es la reina de las aguas dulces, la fertilidad, la feminidad, el amor y gran protectora de la familia.

Ella, orisha divina que multiplica hijos en esa isla a partir de su entrega al santo, estará con otro orisha que guarda miles de seguidores cubanos, Obbatalá, quien se conoce en el sincretismo religioso afrocubano como la deidad que simboliza la paz y la tranquilidad.

En estas tradiciones que tienen más de un siglo de veneración por el pueblo de Cuba, se denota otra vez la seriedad con que la Asociación Cultural Yoruba y la Comisión Organizadora Miguel Febles Padrón procuran la Ceremonia de Apertura del 2020, antes de poner en conocimiento público las predicciones de la respetada "Letra del Año".

Asimismo, la letra refrenda en su luz hacia las predicciones de los babalaos cubanos, que otra parte, Ogunda Biode es el signo regente en el nuevo año. Como bandera se tomó como referente la del color amarillo con ribetes blancos, a tono con los colores con que rinde culto a Oshún, la divinidad sagrada para los habitantes de la Mayor de las Antillas.

En tanto, la venerable ceremonia destaca como revelación de la santería, para el visto como complejo 2020, la:

"Negativa de contrariedad o tragedia repentina causada por las acciones negativas de nuestro entorno social o enemigos."

Los acápites que más tienen en cuenta los amantes de la cultura afrocubana son los designios de la Letra del Año, cuyos orígenes se remontan a dos siglos atrás en Cuba, en especial lo concerniente a los padecimientos y medidas preventivas de salud para los meses del nuevo periodo. Y así en cuanto a cuidados, en la predicción del 2020, se destacan los llamados de atención sobre las enfermedades del sistema reproductor, las de transmisión sexual y las derivadas del consumo de alcohol.

Al mismo tiempo, las sagradas adivinanzas avizoran la posibilidad de la impotencia a temprana edad, como consecuencia de problemas de próstata en los hombres, toda vez que se derivan otros males para el género masculino como el abuso de fármacos y preparados para aumentar la virilidad y potencia masculina.

Quedan manifiestas como prohibiciones y tabúes del Odun que rige el año 2020 Ose Ogunda, no decir mentiras para eludir la mala fortuna, no robar ni apropiarse de algo indebidamente y no pagar el bien con el mal para prevenir el desastre lento que calaría en nuestras vidas dolorosamente.

También queda prescrito, según la ceremonia de la comisión, no engañar al cónyuge para evitar la vergüenza y la humillación, no usar vestidos de color rojo que atraerían la mala suerte y no romper ningún hormiguero ni usar parte de este para evitar los problemas. Tampoco se debe usar nada, dice la letra, que tenga pintado o dibujado un mono de cualquier especie para no provocar la ira de nuestros ancestros, ni conspirar contra alguna persona lo que favorecería también la furia de las divinidades.

Algo en que insiste la profecía santera, y que nace en el signo que rige el 2020, es la destrucción humana por la carne de cerdo (se recomienda disminuir la ingesta de esa carne). Una recomendación especial es enterrar a los muertos, porque destaca:

"El momento de establecer nuevos patrones, tanto de conducta como de actuación, es el momento de desterrar de nuestras vidas todo aquello que es caduco."

Desde sus inicios que datan en el siglo XIX, las pautas de la Letra del Año, dentro y fuera de Cuba, son vistas "como una especie de guía de buen comportamiento" y revelan a los devotos y los seguidores de la fe afrocubana refranes, oraciones y sacrificios, los Orishas regentes y sus predicciones.

; ;