El Bosque Modelo de Cuba

El Bosque Modelo de Cuba
Comentar

En la central provincia cubana de Villa Clara, compartido entre los municipios Corralillo y Santo Domingo, se encuentra uno de los proyectos más interesantes en materia de protección medioambiental y el único de su tipo en la Isla, conocido como el Bosque Modelo Sabanas de Manacas. Ocupa una superficie estimada en 171 mil hectáreas, lo que equivale a poco más del 20 por ciento del territorio provincial.

¿Qué es un Bosque Modelo?

Turistas y un gia recorren el bosque modelo

El concepto de "Bosque Modelo" surge en Canadá a principios de la década del 90 del pasado siglo, como alternativa del gobierno de ese país para solucionar las diferencias entre las empresas forestales y la población de diferentes lugares de explotación potencial, especialmente de bosques nativos. Los primeros fueron creados por los canadienses en 1992.

Detalles de bellas flores en uno de los arboles que vimos en el recorrido

Sus creadores lo definen como algo que va más allá de un punto geográfico y sus recursos, al incluir a las poblaciones que lo habitan, y sobre cómo de la interacción hombre y naturaleza surgen ciertos procesos sociales, inclusivos y participativos que ayudan al desarrollo sostenible de un territorio. Todo el tema está en sintonía con políticas de intención global como la reducción de la pobreza, la disminución de los efectos del cambio climático, la lucha contra la desertificación, la sequía y otras metas de desarrollo sostenible.

Coche antiguo parqueado en la carretera que da acceso a la region

Para desplegar estas acciones fue creada la Red Internacional de Bosques Modelo y la correspondiente Red Iberoamericana, instancias que dirigen las políticas de trabajo, asesoran metodológicamente y generalizan experiencias útiles en estas áreas especiales de manejo en todo el mundo. Sólo en Iberoamérica hay en estos momentos 30 Bosques Modelo repartidos en 15 países, entre los que figura Cuba con Sabanas de Manacas.

En Cuba, Sabanas de Manacas

Campesino a caballo rumbo a su granja

Sabanas de Manacas es el único Bosque Modelo de la Isla. Allí coexisten cientos de miles de árboles de diferentes especies (se destacan los pinos, eucaliptos, acacias y casuarinas) y una población de más de 81 mil habitantes, de los que parte importante interviene en la gestión y manejo de los recursos naturales de la región.

Viajera toma fotos del bosque desde el jardin de una de las casas campesinas de la region

Una serie de pautas establecidas por la Red Iberoamericana de Bosques Modelos y las autoridades cubanas, han permitido que en Sabanas de Manacas se involucren todos los actores sociales para el manejo y conservación de los recursos. Desde los más pequeños de las comunidades con sus Círculos de Interés, hasta las diferentes empresas tienen su cuota de responsabilidad establecida, abarcando aristas tan disímiles como la reforestación (bajo la norma de que por cada hectárea talada, se siembran 24), la prevención de incendios, el adecuado manejo de los recursos acuíferos, el cultivo de árboles de maderas preciosas, el desarrollo ganadero, la silvicultura, la diversificación de cultivos destinados a la alimentación, y el enfrentamiento a especies vegetales invasoras como el marabú, muy apreciado para la fabricación artesanal de carbón exportable.

Manejo integral e integrado

La niebla de la manana en el bosque modelo

Las instituciones rectoras de los Bosques Modelos a nivel mundial y regional han aplaudido la integralidad del trabajo en Sabanas de Manacas, sobre todo en cuanto a la preservación del ecosistema y la incidencia de los seres humanos. Según especialistas, es un área con excelentes índices de conservación y esto se debe principalmente a la labor consciente los 71 asentamientos poblacionales y la forma en que las autoridades locales toman partido, muy interesadas en transformar el área en un polo de desarrollo agroforestal y económicamente sostenible.

Dentro del bosque hallamos macizos forestales muy importantes, llamados Motembo, Punta Felipe, la zona de desarrollo de Gavilanes y Espinal, donde existe un vivero con resultados sobresalientes por sus niveles productivos y el elevado índice de supervivencia de las posturas, a pesar de contar con tecnología escasa y atrasada. También el Vivero Espinal se ha convertido en una abundante fuente de empleo para las mujeres de las comunidades circundantes.

Turista toma fotos de campoesino cubano en su granja

Se considera un caso llamativo, especial y preponderante al área protegida Monte Ramonal, también hospedada dentro de Sabanas de Manacas y reconocida como una isla ecológica de gran valor, pues conserva una combinación de vida vegetal originaria de Cuba antes de la llegada de los conquistadores españoles, con variedades exóticas en condiciones estables.

El proyecto crece

Polimita, caracol endemico de Cuba, que vimos en nuestro sendero

"Nos llama la atención cómo los campesinos de acá ven en la reforestación una oportunidad para mejorar su entorno, cómo piensan en proteger con ella una faja hidrorreguladora, en cómo llevar a sus tierras las cercas vivas, un corredor biológico, una cortina rompe vientos. Ven en el árbol su seguridad alimentaria."

Declaró a la prensa local un funcionario iberoamericano durante su visita al Bosque Modelo. Opiniones como esta, los resultados y beneficios palpables de tan encomiable labor, y la posibilidad real, demostrada, de integrar al hombre con el paisaje natural, han llevado a analizar seriamente la expansión del proyecto a otras regiones de la Isla. Con tal propósito, se estudia su introducción en el Valle de Viñales (provincia de Pinar del Río), la Meseta de San Felipe (Camagüey) y Mangos de Baraguá (Santiago de Cuba).

Campesino en carreta de bueyes recorre los sendero del bosque

Las diferentes experiencias obtenidas en Sabanas de Manacas también pueden ser asociadas a otras actividades ambientales y económicas como el ecoturismo en todas sus modalidades, con la observación de paisajes, flora y fauna, el senderismo, el agroturismo forestal, entre otros, pues el número creciente de extranjeros que viaja hacia Cuba año tras año demanda mayores espacios, opciones y actividades novedosas, dentro de una oferta que corre el peligro de envejecer, a pesar de mantenerse tradicional e históricamente efectiva.

Bosque Modelo y Azúcar

Senderistas recorren el interior del bosque

En los alrededores del Bosque Modelo y en perfecta comunión, existen vastas plantaciones de caña pertenecientes al Complejo Agroindustrial Carlos Baliño, la única fábrica de Cuba que produce azúcar orgánico para el mercado internacional, con amplia demanda.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

Más de 171 mil hectáreas dedicadas a la conservación de la naturaleza, acción en la que juega un importante papel la comunidad, conforman el Bosque Modelo Sabanas de Manacas, un entorno paradisiaco ubicado en la región central de Cuba.

milagros Milagros