San Juan de los Remedios: la legendaria ciudad de fuego y música

San Juan de los Remedios: la legendaria ciudad de fuego y música
Comentar

Hay una fiesta en Cuba donde se compite con fuego, luces, música y artesanía. Se le conoce como "parranda" y cada año propicia que lleguen visitantes desde cualquier lugar del mundo hasta San Juan de los Remedios, a unos 49 kilómetros al noreste de la ciudad de Santa Clara.

Habitante de Remedios circula en bicleta por las calles del poblado

Además de su belleza patrimonial y fascinante historia, este pueblo se distingue por la festividad que cada diciembre anima sus calles. Gigantescas carrozas tiradas por tractores, faraónicas estructuras estáticas conocidas como “trabajos de plaza”, juegos de luces, fuegos artificiales y música caracterizan a las parrandas.

La celebración popular más antigua del país surgió en los años 20 del siglo XIX, y desde entonces divide al pueblo en dos barrios: San Salvador y El Carmen, cada uno con emblemas y amuletos. El primero simboliza su hidalguía con un gallo pelador, el segundo, su voracidad de victorias con un gavilán.

Conche americano de los años 50 parqueado cerca de la Iglesia Parroquial de Remedios

La tradición remediana también se evidencia en sus edificios, monumentos y pequeños detalles como los aleros de casas, amplios portales, artísticos ventanales de hierro y las aldabas en las viviendas coloniales.

Curiosidades en una villa de aires coloniales

San Juan de los Remedios es uno de los principales destinos patrimoniales para visitantes nacionales y extranjeros. La villa fundada en junio de 1515 todavía conserva su trazado colonial. Nació como una de las primeras de Cuba, aunque permaneció en el anonimato muchos años porque sus pobladores buscaban evadir los impuestos de la corona española.

Muchachos juegan al futbol en cancha improvisada en el Parque Central de Remedios

Esta circunstancia acarreó una economía poco floreciente y, paradójicamente, le permitió conservar su estilo constructivo casi incólume hasta el día de hoy.

Callejuelas intrincadas como defensa contra los ataques de piratas; dos iglesias católicas a pocos metros de distancia: la Parroquial Mayor y la del Buen Viaje; y dos barrios que cada diciembre se enfrentan en unas míticas parrandas, distinguen a la ciudad de sus similares en Cuba.

Coche americano de los años 50 aparcado en el centro historico de la villa de Remedios

Otra reliquia de la localidad es la cafetería "El Louvre", activa desde 1866 y por la que han pasado reconocidas figuras de la cultura nacional como el gran compositor Alejandro García Caturla, cuya casa natal es uno de los principales museos de Remedios en la actualidad. Viviendas originales atesoran también aldabas, balaustradas de hierro, porta faroles y vitrales del siglo XIX.

En el centro histórico de Remedios, declarado Monumento Nacional en 1980, se conservan edificaciones características de esa época, como es la casa del Alférez Real y la de Las Arcadas.

Virgen embarazada y altar de oro

Quien cruce la puerta de la Parroquial Mayor apreciará un bellísimo altar enchapado en oro y dentro de una vitrina se puede admirar una escultura tallada en madera de la Virgen María embarazada, única en Cuba. La imagen de la Inmaculada Concepción embarazada también es considerada por los especialistas como un exponente sin igual en el mundo.

Fallada de la imponente Iglesia Parroquial Mayor de Remedios

En tanto, la Iglesia de Nuestra Señora del Buen Viaje es también considerada una verdadera joya de la arquitectura colonial, y su construcción está relacionada, según se cuenta, con el hallazgo por parte de unos pescadores de una caja de madera entre los manglares. Para sorpresa de estos, cuando la abrieron encontraron una bella imagen policromada de la Virgen María, tallada en madera, que provenía de Barcelona, España. Por este último motivo la nombraron Nuestra Señora del Buen Viaje, basado en el razonamiento de que a pesar del largo viaje, la virgen había llegado hasta la villa.

También en el casco histórico de la ciudad está la majestuosa "Estatua de La Libertad" remediana, de unos tres metros de altura, única que existe en el país. Fue inaugurada a principios del siglo XX para enaltecer a los mártires de la Patria, y que representa a Cuba rompiendo las cadenas del coloniaje español.

La fiesta tradicional más antigua de Cuba

Aunque tuvieron su origen en la religión, las Parrandas de Remedios se han convertido en una festividad civil. Las autoridades de la isla las declararon patrimonio nacional y enviaron a la UNESCO un expediente para que la consideraran como candidata a Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Calles de Remedios prestas a llenarse de musica y baile durante las Parrandas de Remedios

Durante los meses previos, los barrios reúnen voladores y otros artefactos de fuegos artificiales por decenas de miles. Al llegar el 24 de diciembre los pobladores se reúnen para cenar en familia y luego salen a la vorágine parrandera, ataviados con algún distintivo que evidencie sus amores u odios hacia cada bando.

Numerosas personas organizan las baterías de morteros que estallarán en la noche sobre la antigua villa. La pirotecnia, cuya aparición aquí data de 1883, se ha convertido en el centro del festejo, deleitando a muchos e incomodando a quienes prefieren ver con tranquilidad los juegos de luces de los trabajos de plaza y los trajes de los figurantes en las carrozas.

Bici-taxi recorre las calles de Remedios en los dias previos a las parrandas

Un tambor enorme repica las melodías de inspiración europea (polkas) que distinguen a cada barrio e inicia el fuego. El cielo se ilumina. Los lugareños menos temerarios corren a resguardarse del pequeño infierno, y los osados se quedarán en la plaza del pueblo desafiando el humo y la pólvora.

Cuando el combate aminora es el momento de merodear por la feria, entre fritangas, pan con lechón o ron y cerveza. Una muchedumbre llegada de varios países se entrega a la música de moda.

Pequeño parque en el centro de Remedios se prepara para las parrandas que han hecho famosa a esta villa

El pueblo vibra como no lo hace el resto del año. Al amanecer del 25 de diciembre la plaza de Remedios está cubierta por montones de pólvora, cartón, hollín y lanzaderas de cohetes. Los partidarios de cada barrio recorren las calles proclamándose triunfadores en el juego de luces y oropel.

Conocer la fascinante villa de Remedios

El pueblo parece pequeño comparado con los siglos de historia y tradiciones encerrados entre los muros de sus antiguas mansiones coloniales. Sin embargo, mucho hay para conocer.

Coloridos edificios coloniales del centro historico de la ciudad de Remedios en Villa Clara, Cuba

Las grandiosas parrandas, las leyendas sobre demonios y otras criaturas mitológicas que cualquier lugareño contará gozoso, y las edificaciones coloniales preservadas en su casco histórico, hacen de la octava villa fundada por los españoles un destino fascinante para los interesados en la historia y el turismo de ciudad.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

La fiesta popular más antigua de Cuba surgió en San Juan de los Remedios, la octava villa fundada en la Isla por los españoles. Durante los días de Parranda los barrios de San Salvador y El Carmen se enfrentan en esta hermosa urbe patrimonial.

arantxa Arantxa

;