Cuatro de los mejores lugares donde comer en Trinidad

Cuatro de los mejores lugares donde comer en Trinidad

Trinidad es la ciudad museo de Cuba. Esta manera de nombrar a la antigua localidad no es gratuita. Sus más de 500 años en el centro de la gran isla antillana parecen haberse detenido en algún punto a mediados del siglo XIX, pues la arquitectura colonial de la villa permanece prácticamente intacta.

Visitar el pueblo, declarado en 1988 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO junto al aledaño Valle de los Ingenios, es sumergirse en un fascinante entorno de viejas y hermosas mansiones, iglesias, museos, calles adoquinadas, mercados de artesanías, grupos de músicos callejeros y lugares donde probar la comida y coctelería típicas… Aquí propongo cuatro de los mejores sitios donde comer o compartir unos tragos con tapas. ¡Disfrútelo!

Déjame sugerirte cuatro lugares para paladear Trinidad

  • El tesoro de La Botija

    En Cuba abundan los cuentos de tesoros encontrados en recipientes de barro conocidos como botijas. ¿Será que los piratas de siglos pasados, cuando se bebían el ron o el vino de tales odres, no encontraban mejor escondite para sus botines que esa humilde vasija?

    Fachada de la Taberna la Botija en el centro de la Villa de Trinidad

    Lo cierto es que La Botija, taberna ubicada en la Calle Amargura; número 71-B, esquina a la calle Boca; enseguida remite a las centurias pasadas por su decoración de sables, pistolas, grabados antiguos.

    Cuando nos llevamos a la boca algo de su menú no nos cabe dudas: hemos encontrado verdaderas gemas culinarias. Recomiendo tomarse un Cuba Libre o un Daiquirí mientras se degustan unas rueditas de tamales semipicantes, o unas costillitas de cerdo agridulces. También son exquisitos los rollitos al cañón; con aceitunas, queso y jamón; y los camarones picones.

    Pero la verdadera experiencia tradicional la tendrá si pide un "crudo de pescado trinitario", y deja pasar la tarde acodado a una de las mesas rústicas de La Botija, escuchando música cubana entre sorbo y sorbo de un refrescante Mojito.

    Daiquiri y Mojito en la paladar y taberna La Botija

    Otra de las especialidades de la casa es la "Pizza La Botija", que tiene jamón, pimiento, queso, aceitunas, vegetales, piña, camarón, langosta, chorizo y atún. ¡Exquisita! En este conocido sitio hay una simbiosis entre tradición y modernidad envidiable, que puede apreciarse también en los pinchos mixtos, servidos en una singular estructura metálica, que fuera una receta premiada en el Festival de Comida Regional de Trinidad.

    No debe asustarse por la cola, que verá en la puerta, de viajeros a la espera de una mesa vacía. Es que la fama de La Botija, donde hay precios acorde a la calidad de la comida y opciones vegetarianas y veganas, se ha extendido como las leyendas de tesoros antiguos.

  • A la sombra de La Ceiba

    La prosperidad y el buen servicio de este restaurante al que llegamos están cobijados por una gran ceiba, árbol frondoso y de especial significación en la mitología afrocubana.

    Entrada de el restaurant y paladar La Ceiba

    Por eso el establecimiento ubicado en la Calle Pablo Pich, número 263 entre Nueva y Encarnación, no podía llamarse de otra manera: La Ceiba. Se construyó en una terraza de varios niveles y los comensales, sin mucho esfuerzo, pueden tocar las ramas del centenario y legendario árbol.

    La relación entre la calidad y el precio es muy buena, para la media de los paladares en Trinidad. Entre 8 y 10 CUC por persona son suficientes para degustar una excelente comida, escuchando un grupo musical en directo y bebiendo algún vino de la excelente cava de techo de cristal.

    Comensales disfrutan de cena en la noche trinitaria bajo la famosa ceiba que da nombre a la paladar

    La sugerencia del chef Luis Benítez es un tanto exótica, aunque deliciosa: el pollo meloso a base de miel, limón y algunas gotas de mostaza. También es muy recomendable la langosta, que la sirven abundante, con arroz, ensalada macedonia de frutas, e incluye una bebida de cortesía.

  • El antiguo encanto de La Redacción

    La filosofía de este negocio familiar puede resumirse así: "Mantenlo simple". Sin embargo La Redacción, restaurante creado donde estuvo durante el siglo XIX el periódico "El Liberal", está en alza en el escenario competitivo de Trinidad. Sus propios dueños reconocen que:

    Cartel muestra el menu y da la bienvenidad en la paladar La Redaccion

    "No tenemos un menú muy sofisticado, pero sí con productos frescos y elaborados a un nivel excepcional. Cocemos nuestro pan y cultivamos nuestras verduras".

    Quizás ése sea el toque de oro del paladar de la Calle Gutiérrez, número 463, entre Simón Bolívar y Francisco J. Zerquera. Allí, el cliente tiene la garantía de un servicio esmerado y familiar, en un entorno encantadoramente retro y una comida muy saludable donde se incluye, además de la culinaria criolla, opciones vegetarianas, veganas y sin gluten.

    Entre los especiales de la casa seduce un asado de vientre de cerdo con piel crujiente, marinado en especias y cocinado en un horno tradicional de piedra. Para picar es recomendable la burguer de La Redacción, una hamburguesa de cerdo o cordero, servida con uno de sus panecillos caseros, tostado y acompañado de batatas y ensalada.

    Salon central de la paladar La Redaccion en Trinidad de Cuba

    Pero las palmas se las lleva la "Langosta La Redacción", colas muy fresca aliñadas con ajo, limón y mantequilla. Para beber hay, entre muchas ofertas, excelentes jugos naturales y mojitos.

    No puede irse sin probar algún dulce casero, como el brownie, o el flan acompañado con una bola de helado de chocolate, semillas de sésamo y una ramita de menta. Un bocado de gloria.

  • Arte e historia de Los Conspiradores

    La comida no desmerece la visita. Sin embargo, si me preguntaran cuál es la magia del restaurante-galería Los Conspiradores diría que el arte y la historia que parecen hablarte al oído cuando decides sentarte en alguna mesa de la vivienda colonial, ubicada en el número 38 de la Calle Cristo, a la vera de ese especial lugar trinitario conocido como "La Escalinata".

    Cartel que anuncia el restaurant y paladar Los Conspiradores

    La casa está en el mismo centro de la añosa villa, desde inicios del siglo XVIII. Desde su curioso balcón esquinero puede verse la hermosa Plaza Mayor. En la vivienda se reunieron los confabulados de la Conspiración de la Mina de la Rosa Cubana (1848), contra el gobierno colonial de España.

    La artista Yami Martínez instaló su Estudio-Galería en una de las plantas del restaurante Los Conspiradores. Parte de su obra está integrada por esculturas muy peculiares que le han ganado el establecimiento otro epíteto: "la Casa de las Cafeteras".

    Viajeros conversan mientras cenan en la paladar Los Conspiradores

    Su menú tiene la típica comida cubana, variada y bien elaborada con influencia internacional. Recomiendo la experiencia de degustar en su terraza unos exquisitos espaguetis con mariscos y un vino, cuando cae la tarde sobre el pueblo, mientras suenan acordes de guitarras en La Escalinata. ¡Es muy romántico!

¿Como comerse y beberse Trinidad?

Turistas toman fotos de centro historico de Trinidad

Es uno de los destinos de ciudad más sensacionales y visitados de Cuba. Trinidad fue la tercera villa fundada por los conquistadores españoles y mantiene intacta gran parte de su arquitectura colonial. La afluencia de viajeros ha provocado que proliferen los bares y restaurantes privados, conocidos en Cuba como "paladares". Para no abrumarle e ir seguro a una buena experiencia culinaria, siga estas recomendaciones y encontrará cuatro sitios especiales donde aprehender los sabores de Trinidad.

Para condimentar inmejorablemente un paseo entre joyas de la arquitectura colonial, mercados de artesanías y exhibiciones históricas en Trinidad, es útil tener a la mano una lista de buenos lugares donde comer y beber. Por eso aquí se lo proponemos.

arantxa Arantxa

;