Caminar por Trinidad, una ruta de tradiciones

Caminar por Trinidad, una ruta de tradiciones

Siempre que oiga o lea sobre esta turística ciudad notará que se reconoce su arquitectura, porque lo merece. Es de esas reliquias que durante años se mantienen listas para quien desee disfrutarla. Trinidad tiene también un alto valor histórico y patrimonial.

En este recorrido pretendo salir de lo que comúnmente se habla de Trinidad y recomendarle los sitios menos conocidos, pero igual de encantadores. Son esos lugarcitos poco transitados en los que se descubren las tradiciones que conserva toda villa pequeña.

Todas las calles de Trinidad le llevan a la Plaza Mayor de la villa

Paseo por Trinidad, recorrido de leyendas y tradiciones

El paseo es extenso, pero prometo que no se aburrirá. Recuerde llevar ropa y calzado cómodos, una botella de agua, lentes y sombrero que le protejan del sol. Así como un dispositivo que le permita capturar en imágenes lo mejor de su experiencia.

  1. La Plaza Mayor de Trinidad

    Comience por el corazón de la villa

    La Plaza Mayor de Trinidad, un parque para el encantamiento y el amor

    La Plaza Mayor de Trinidad es la explanada que nuclea la vida de la gente. Su historia fundacional contempla la existencia de una plaza y una iglesia. Así comenzó a hacer el epicentro de negocios, comercios y casas de familias pudientes.

    En ella descubrirá una iluminación excelente, apoyada por el color amarillo que predomina en las fachadas de los inmuebles que la rodean. Es una de las plazas coloniales más hemosas del mundo, constituye el punto de referencia más importante del centro histórico de la villa.

    Es por eso que será la referencia de su paseo y marca su punto de partida. Retornará a ella cuando guste, porque su céntrica ubicación le permite dirigirse a donde quiera.

  2. Iglesia Parroquial Mayor Santísima Trinidad

    El ave fénix y símbolo de la ciudad

    Vista de la hermosa Plaza Mayor en el centro historico de Trinidad, al fondo la Iglesia Parroquial Mayor Santísima Trinidad

    Ubicada en torno a la Plaza Mayor, se encuentra en su punto más alto, lo cual le impone mayor majestuosidad. Se puede decir que este edificio es el símbolo de Trinidad, no solo por su belleza que invita a los viajeros a recrearse en su fachada.

    El inmenso valor de esta construcción radica en que, como ave fénix, ha sabido preservarse y resurgir aún con una larga historia de derrumbes, pues sufrió los embates de ciclones y tormentas, así como los ataques de corsarios y piratas.

  3. Templo de Yemayá

    Tradiciones afrocubanas para conocer Cuba

    Espectaculo de cultura afrocubana en el Templo de Yemaya de Trinidad

    Es una casa familiar que queda muy cerca de la Plaza Mayor. Se ubica en la calle Real del Jigüe, entre Desengaño y Boca. Por su significación cultural se conserva como templo religioso y vivienda de familia, lo cual le da mayor encanto porque el ambiente hogareño le dará la bienvenida

    Este templo es expresión del patrimonio afrocubano y la identidad local. Su fundación data del siglo pasado cuando se encontró un enterramiento de utensilios originales de esclavos que la habitaron. A esta colección de inmenso valor se une la imagen de Yemayá, deidad yoruba.

    La sala de la casa le recibe con sus paredes pintadas con vivos colores que representan el sol, la luna y el mar en sus diferentes fases. En el centro una pequeña silla sirve de sostén a una muñeca de trapo negra conocida en esta cultura como "Anaquillé", que se utiliza como símbolo de protección o amuleto.

    Al pasar a la saleta verá en una de sus esquinas el pedestal, y en él aparece la imagen de Yemayá. En el templo se realizan las fiestas y el 19 de marzo de cada año es el día seleccionado para ello. Se rinde tributo a Yemayá y se celebra el inicio de la primavera y de la época de lluvia. Reinan los cantos al ritmo de los toques de tambor y las ofrendas como dulces, flores, frutas, velas a Anaquillé y a los demás Orishas.

  4. Casa de la Trova

    A guarachar en Trinidad

    Entrada a la Casa de la Trova de Trinidad

    A pocos pasos de la Plaza Mayor está la Casa de la Trova de Trinidad es un lugar donde siempre puede encontrar buena música cubana. Si va durante el día puede entrar y visitar el museo con que cuenta el sitio. Todo allí es de alto valor patrimonial.

    Su encuentro será con la valiosa colección de la discografía nacional y local que vende la tienda del lugar y si busca diversión pida información sobre la cartelera. En las noches el contexto cambia. Los trovadores y amigos de la "casa" le regalan un magnífico espectáculo.

  5. Palenque de los Congos Reales

    Encuentro con la música de los ancestros

    Espectaculo folclorico en el Palenque de los Congos Reales de Trinidad

    De todas las posibilidades que le brinda el lugar, mi preferida es entrar a su patio y sentarme en una de sus mesas a disfrutar su ambiente folclórico y un sabroso coctel como el Mojito. Habitualmente en las mañanas hay ensayos que también podrá apreciar.

    Resulta que el Palenque de los Congos Reales es la sede oficial del Ballet Folclórico de Trinidad, una compañía de baile con más de 40 años de experiencia. Junto a las variadas propuestas gastronómicas, puede elegir clases de baile o percusión impartidas por importantes bailarines y músicos de la localidad.

    Si le gusta el espacio busque el programa cultural. Las noches trinitarias son deslumbrantes allí. Diariamente hay espectáculos de compañías y agrupaciones donde no falta el ritmo del tambor, las máscaras, los trajes típicos y la alegría de la cultura ancestral africana.

  6. Casa de la Música

    No se vaya sin tirar un "pasillo" en Trinidad

    Viajeros descansan en la escalinata de la Casa de la Musica de Trinidad

    Un centro cultural donde puede disfrutar de muchos servicios. No es solo para bailar, aunque esta es la actividad que destaca. Sin embargo, la Casa de la Música de Trinidad contiene un anfiteatro, restaurante y salones expositivos. Tiene un amplio patio embellecido con enredaderas, helechos y flores.

    Le sugiero hacer una parada en lo que para mí es la especialidad de la casa y que le da el recibimiento: su escalinata empinada cual mirador, ya que está situada en lo alto de una colina. Allí dispondrá de un bar para deleitarse con el panorama que le rodea, siempre en compañía de buena música.

  7. Casa de los Conspiradores

    Hermosa vista y curiosas historias, una parada obligatoria

    Casa de los Conspiradores, cerca de la Casa de la Musica de Trinidad

    Al costado de la Casa de la Música verá una casona trinitaria, ubicada nada más y nada menos que en la calle Cristo. Las historias de las familias que en ella han habitado convierten a la Casa de los Conspiradores en una construcción emblemática y de obligada visita en la villa.

    La posición que la esquina de esta geografía espirituana le da una vistosa presencia. Compuesta por habitación en alto y un especial balcón esquinero con un tradicional techo de tejas.

    Incluye una terraza acogedora y le ofrece un descanso placentero, con buenas propuestas gastronómicas. Las pastas salteadas con mariscos, son una delicia. Un ambiente colonial sencillo y tranquilo.

Hallazgos entre templos, acordes musicales y elegantes fachadas

Trinidad es una ciudad añeja, en conserva, pero especialmente viva, por eso es más valorada cada día. Es un manantial para los que desean un encuentro con el patrimonio. Por eso caminar por sus calles no es un recorrido que cansa, sino que nutre el alma de los caminantes.

Montañas del Escambray vistas desde la ciudad de Trinidad en Sancti Spiritus, Cuba

A la par, la riqueza arquitectónica se evidencia en las fachadas coloniales, con columnas y balcones de madera y techos de tejas. Hay frescas instalaciones, bebidas y canciones que amenizan el panorama musical y cultural. También patios ventilados y plazas adoquinadas. En este ambiente reconocerá muchas manifestaciones culturales, donde predominan las afrocubanas.

Todo esto es Trinidad, una exquisita fusión de tradiciones que la hacen única. La ruta que organicé para que disfrute es sencilla, pero si es capaz de apreciar las pequeñas cosas en cada uno de los lugares del paseo, le aseguro que quedará encantado.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

Trinidad es una villa cubana de enraizadas tradiciones que muestra sus auténticas prácticas religiosas, su rico ambiente musical y su hermosa arquitectura. Una ruta para que sienta el deseo de visitarla y vaya directo a los sitios de su interés.

Milagros

; ;