Arqueología, asombro, arquitectura y luz: un convite perenne en el Parque Serafín Sánchez de Sancti Spíritus

Arqueología, asombro, arquitectura y luz: un convite perenne en el Parque Serafín Sánchez de Sancti Spíritus

Las grandes ciudades, e incluso los pequeños pueblos, se formaban o nacían junto a los grandes ríos. De esa forma se garantizaba el agua. Pero hay algo que también caracteriza a las ciudades: los parques. Escuché decir alguna vez que los parques son el corazón de la ciudad y razón tenía quien lo dijo: en ellos está el centro, el eje, el sitio al que todos van y al que todos tienen que volver.

Hay una ciudad cubana, Sancti Spíritus, a poco más de cuatro horas de La Habana, cuyo parque nombrado hoy Serafín Sánchez es una verdadera plaza recreativa y cultural. La provincia se encuentra en el centro de Cuba, y el parque justo en el centro de la ciudad.

Varios hechos lo caracterizan; por ejemplo, el estar rodeado de edificaciones de diferentes siglos, donde predominan las manifestaciones eclécticas de varios niveles constructivos. Pero hay un suceso que lo hace aún más interesante. En el 2014, víspera a las celebraciones por los 500 años de fundada la ciudad, se remodela la importante plaza y se encuentran restos y elementos de un convento y de una iglesia que existía antes de transformar el lugar en lo que hoy es.

Parque Serafín Sánchez de Sancti Spíritus

Hagamos historia: en el principio no era el parque...

Su nacimiento se remonta al siglo XVII, al erigirse en el área la ermita de la Veracruz y fundarse a su lado, el Convento de San Francisco regido por la orden monástica más numerosa de América, en ese entonces.

El sitio se convirtió en el principal sitio de esparcimiento y paseos elegantes. Hoy todavía lo es. Mayor relevancia tomó el lugar cuando los jesuitas adquieren los edificios religiosos del entorno, los reparan, embellecen y acondicionan para su iglesia. Las transformaciones hechas a la iglesia la dotaron de una hermosa fachada de filiación neoclásica, de lujosos altares y de un nuevo mobiliario completando un bello marco a aquella distinguida "Plaza de Recreo" o "Plaza de Armas".

La demolición...

Durante las guerras de liberación en Cuba, del siglo XIX, los edificios religiosos fueron dedicados a cuarteles y hospitales que los deterioraron, pero no al punto de ser necesaria su eliminación. Cosa que ocurrió en 1899 cuando sí comenzaron a demolerlos.

Posterior a la guerra los historiadores aseguran que un entusiasmo modernizador se apoderó del pueblo y comenzaron remodelaciones bajo el influjo de capitales en continuo crecimiento. Llegaron variadas influencias culturales, y con ellas disímiles técnicas, e incluso gustos. La urbanización se propagó al norte, al sur y al sureste; pero el centro de la ciudad quedó intacto. La arquitectura todavía es motivo del asombro encantado del visitante.

Nació entonces el hermoso parque

En la zona se construyeron bancos, oficinas, sociedades culturales, instalaciones de servicios y viviendas, todas con un tratamiento formal diferente y con una clara tendencia a la monumentalidad. Esta característica es visible hoy. La plaza cambió rápidamente: fue destruido el convento y se ejecutaron varios proyectos para transformarla en parque. En 1911 se presentó el proyecto y se terminó en 1914, según consta en Actas Capitulares.

Los hallazgos recientes

Como parte de las acciones acometidas por la celebración de los 500 años de Sancti Spíritus, el parque vivió una hermosa reparación. Durante esas acciones se encontraron importantes vestigios de la existencia del Convento de San Francisco y de la iglesia de igual nombre, además de restos de elementos como vajilla, clavos, herraduras, cerámica, pisos, muros muy antiguos y fragmentos de esqueletos humanos. Teniendo en cuenta el hallazgo arqueológico las autoridades acordaron llevar a cabo acciones de recuperación del sitio, donde estuvieron edificadas ambas construcciones en la etapa colonial espirituana.

Al concluir las faenas se acordó preparar el lugar para encausar acciones constructivas que permitieran que los transeúntes pudieran disfrutar de los hallazgos arqueológicos. Con ese propósito se dispuso la compra de materiales de producción extranjera, como los acrílicos para la cubierta, los medios para la iluminación y los materiales de impermeabilización de los espacios donde se encuentran los descubrimientos.

Luego de concluido, el Parque Serafín Sánchez de la ciudad espirituana mostrará al mundo los hallazgos del Convento y la Iglesia de San Francisco, así como todo lo relacionado con las acciones de excavación realizadas in situ. Pero desde ya el visitante observa, disfruta, merodea el lugar y hasta tiene la oportunidad de acceder al área preservada.

El entorno alrededor del Parque Serafín Sánchez

El parque es hoy muy visitado, ya no sólo por su belleza, tampoco porque es el centro de la ciudad, ni siquiera porque en sus alrededores hay hermosos edificios y una vida cultural intensa. Los hallazgos han incrementado aún más las visitas.

Pero no sólo es el parque. Justo enfrente está el Hotel Plaza, opción perfecta para aquellos que desean visitar esta preciosa ciudad y descubrir sus tradiciones y costumbres. El hotel es pequeño pues cuenta con tan solo 29 habitaciones. Pero es una verdadera joya por el confort y los servicios. En su decoración predomina lo colonial y se reconocen elementos que enaltecen las tradiciones más autóctonas, como es el caso del arte mural y la alfarería propias de la región.

Es muy recomendado porque en él radica, además, una oficina de turismo que ofrece varias excursiones a otros importantes sitios y atracciones locales, como la visita al Museo de Arte Colonial, nombrado también la "Casa de las Cien Puertas"; a la Iglesia Parroquial Mayor, considerada Monumento Nacional; al puente sobre el Río Yayabo; a la Biblioteca Provincial Rubén Martínez Villena y muchas otras.

La Casa de la Trova es otra institución cultural digna de ser visitada. Los mejores tríos del país se dan cita en este lugar, así como otros músicos que prestigian la música espirituana y cubana en general.

Un parque y una hermosa ciudad colonial al centro de Cuba

Sancti Spíritus, su hermoso parque, sus alrededores, su cercanía incluso a sitios de bien ganado prestigio, han de estar en la agenda de cualquier viajero que, desde el centro de Cuba, desee conocer mucho más de la cultura e historia de esa hermosa isla.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

Construcciones, reconstrucciones, hallazgos arqueológicos y novedades, toda una historia detrás de uno de los parques más hermosos de Cuba. Una nueva puerta para conocer los antecedentes de la ciudad espirituana.

Arantxa

; ;