Cinco lugares de La Habana donde tomarse un refrescante Mojito

Cinco lugares de La Habana donde tomarse un refrescante Mojito

El verano va “in crescendo” en Cuba y luego de un paseo por la ciudad el cuerpo pide algo refrescante. Muchos prefieren la cerveza, pero recomiendo mejor un trago típico de los que abundan en establecimientos de la ciudad.

El Mojito es el más fresco, y me encanta porque lo mismo viene bien a medio recorrido, en una parada con unas tapas, que de sobremesa al almuerzo o la comida, que cuando uno finaliza la noche en una discoteca. Oportuno en cualquier ocasión.

Los mejores sitios para refrescar con un Mojito

Siempre es bueno conocer de antemano en qué lugares pedirlo y que con seguridad nos satisfagan. De ahí que me permito ofrecerle una lista con cinco sitios de La Habana excepcionales por sus Mojitos.

  1. La Bodeguita del Medio y el trago de Hemingway

    Cartel a la entrada de La Bodeguita del Medio y al fondo torre del campanario Catedral de La Habana

    Quizás la fama internacional de los emblemáticos tragos cubanos le deba mucho al escritor norteamericano Ernest Hemingway, quien vivió largos años en Cuba y se convirtió en un personaje más de La Habana Vieja. Él afirmó:

    “My mojito in La Bodeguita, My daiquirí in Floridita

    Así sugirió sus tragos cubanos favoritos. Por eso si de Mojito hablamos no podemos pasar por alto La Bodeguita del Medio, un bar-restaurante de comida criolla ubicado en la calle Empedrado # 307, entre Cuba y San Ignacio, en La Habana Vieja.

    El ambiente es muy old-fashion y remite a los años 50 del siglo XX, cuando la Bodeguita se hizo notoria luego de su creación en 1942. Todo se mantiene muy rústico y en las paredes están las firmas y mensajes de muchos que han pasado por allí, además de fotos de visitantes famosos.

    Paredes de la fachada de la Bodeguita del Medio de La Habana con mensajes y firmas de viajeros de todas partes del mundo

    Gente muy ilustre ha llegado hasta el bar para probar el Mojito, comerse unos frijoles negros o escuchar música tradicional cubana. Los escritores Pablo Neruda, Gabriela Mistral, Nicolás Guillén, el cantante Agustín Lara o el actor norteamericano Errol Flynn, son algunos de los enamorados del lugar.

    Si no le molesta la muchedumbre, no tendrá problema. Precisamente uno de los puntos criticables de la Bodeguita es su alta demanda, que puede retrasar el servicio. Pero si quiere vivir una experiencia ya legendaria y no es demasiado exigente, la pasará muy bien.

  2. Entre amigos en El Chanchullero

    Muchachas compartiendo en el ambiente relajado que ofrece El Chanchullero

    Este lugar lo recomiendo especialmente. No tiene la historia que le sobra a La Bodeguita del Medio, sin embargo la imaginación en su decorado, el buen servicio y el humor como filosofía de servicio suman puntos a este bar-restaurante ubicado en la calle Teniente Rey, # 457, frente a la Plaza de El Cristo.

    Sobre la originalidad del establecimiento en una Habana a veces saturada de historias para enganchar al cliente, bromeó el fundador de El Chanchullero cuando colocó un letrero que dice:

    “Aquí jamás estuvo Hemingway”

    Ni falta que hacía, porque el encanto del lugar atrapa, sobre todo si quiere compartir unas tapas y tragos con los amigos. El Mojito que preparan allí es delicioso, y lo mejor: más barato (2 CUC) que el de la Bodeguita, que ronda los 4 CUC.

    Letrero con tono de broma que anuncia que en El Chanchullero nunca estuvo Hemingway

    Pídase un par de Mojitos y disfrútelos mientras alterna con un tamal Chanchullero (de maíz) y tostones de plátano, a la espera de un Surtido Chanchullero, exquisito plato de carnes por solo 4.50 CUC.

  3. En el Bar Los Frailes

    En la calle Teniente Rey # 8, entre Mercaderes y Oficios, está el Bar Los Frailes. No se apoque por su nombre, porque nada más lejos de la constricción que este lugar. Pida los Mojitos que desee y lo agradecerá, pues son de cinco estrellas.

    El nombre del bar, aledaño a un hotel homónimo, se debe a la decoración de temática conventual y las exposiciones de arte sacro que se muestran. Excelente lugar para meditar con unos tragos típicos a la mano, o conversar con su pareja o acompañante.

    Decoracion tematica conventual del Hotel Los Frailes

    El barman es muy atento y realiza un vistoso show de la preparación del Mojito, algo fuertes de ron. Poco a poco este lugar le está disputando la medalla en Mojitos a la mismísimo Bodeguita del Medio, y la Piña Colada también es deliciosa.

  4. La onda retro del Sloppy Joe's

    El legendario bar Sloppy Joe

    Ahora le hablaré de un bar que transporta a los años treinta del siglo pasado, cuando los mafiosos y estrellas de cine norteamericanos viajaban a La Habana, pues en Estados Unidos imperaba la Ley Seca contra el alcohol.

    El barman del Sloppy Joe's (calle Zulueta # 252, entre Ánimas y Virtudes) ofrece más de 30 tipos de tragos, que prepara detrás de la impresionante barra de caoba negra, la más larga del país con sus 18 metros.

    Espacio interior del bar Sloppy Joe Barra con su legendaria barra de caoba negra

    Beberse unos Mojitos allí, acompañados de algún sándwich o entremeses de queso y jamón, es una opción muy recomendable, sobre todo para los amantes de la onda retro de la época del cine noir norteamericano: el lugar está ambientado con fotografías y objetos de esa época.

    Luego de conocer el bar, querrá regresar, como lo hicieron los famosos Spencer Tracy, Frank Sinatra, Nat King Cole y Ava Gardner.

  5. Mojito-Mojito multiplicado

    Jovenes conversan en Mojito-Mojito mientras disfrutan de la bebida insigne del local

    Este bar-restaurante celebra al que es considerado el trago nacional de Cuba. Es evidente desde su nombre, y si quiere probar uno de los mejores lléguese al Mojito-Mojito de la calle Muralla, # 166, entre Cuba y San Ignacio, en La Habana Vieja.

    Allí también ofrecen comida típica cubana e internacional, deliciosa, aunque un poco más cara que lo que hemos visto hasta ahora. ¡Pero vale cada centavo! El sitio, con su buena música en vivo es recomendable para cenar en la noche, sobre todo si tiene en mente pedir algo reconfortante como alguna de las especialidades marineras del lugar.

    Detalle del menu del Mojito-Mojito

    Mientras el chef hace la magia, puede esperar degustando unas exquisitas frituras de malanga con salsa de miel, o tostones rellenos con atún. Y por supuesto, bebiendo algunos de los Mojitos más excepcionales de la ciudad.

    Para hacer honor al nombre del establecimiento han ideado una impresionante variedad de este tipo de trago. Está el Mojito-Mojito que preparan con Ron Havana Club 3 años (de más calidad que el utilizado habitualmente) y le añaden licor de menta, y luego le siguen los Mojitos Tropical, Supremo, Criollo, de Frutas, Mega Mojito, Whisky Mojito, Vodka Mojito...

Llévese la receta de Mojito a casa luego de probarlo en La Habana

Firmas y mensajes de agradecimiento de turistas que han disfrutado de el bar Mojito-Mojito

Si se enamora de este trago en su viaje a la Ciudad Maravilla, nada más fácil que prepararlo en casa. Los rones ligeros cubanos son la marca de autenticidad de un buen Mojito. No utilice los de largo añejamiento, mejor los más neutros como el Ron Havana Club Añejo Blanco, Cubay Carta Blanca o el Ron Santiago de Cuba.

Mezcle una onza y media de ron, media cucharada de azúcar refino, zumo de limón, agua tónica, la indispensable yerbabuena y hielo. Primero se macera el azúcar y el limón, luego se agrega el hielo, agua tónica y el ron. Finalmente añade la ramita de yerbabuena que además de adornar el trago, le imprime un aroma y un sabor característico. Si lo desea añada gotas de angostura, para resaltar el sabor de los ingredientes. Espero lo disfrute.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

El ron ligero cubano es la base de una increíble variedad tragos típicos en Cuba. Entre ellos, el más famoso es el Mojito, símbolo de los cantineros cubanos y eso se nota en los numerosos sitios de la capital donde tomarse este refrescante coctel...

arantxa Arantxa

; ;