Cinco lugares indispensables para visitar en Trinidad

Cinco lugares indispensables para visitar en Trinidad
Comentar

Durante los siglos XVIII y XIX Trinidad vivió una época de esplendor económico y cultural, debido al auge de la industria azucarera cubana. Esto impulsó la vida de una ciudad floreciente y muy auténtica. La cultura e historia trinitaria ha bebido de la mezcla de sus raíces españolas y africanas, dando lugar a una riqueza arquitectónica y cultural irresistible.

Visitando Trinidad, Ciudad Museo del Caribe

Visitando Trinidad, Ciudad Museo del Caribe

Gracias a la conservación de sus valores patrimoniales, esta ciudad es un sitio único e ineludible para quienes deseen conocer Cuba. Repleta de lugares encantadores, desde aquellos más históricos hasta las románticas y enrevesadas callejuelas donde la vida discurre apaciblemente. Dueña de una personalidad propia, de tradiciones, leyendas y personajes que le confieren un sabor especial. Una parte esencial en ella son sus pobladores, orgullosos de su tierra y su historia. Conscientes del tesoro que poseen, están dispuestos a preservarlo para las nuevas generaciones.

Es muy común encontrar casas particulares de renta para turistas que parecieran pequeños museos, desde la arquitectura hasta el mobiliario y decoración antiguos. Despertarse en una habitación propia de una película de época, comer en la vajilla de la bisabuela o descansar en el patio interior de una casona del siglo XVIII o XIX puede ser parte de la experiencia.

Playa Ancon, a solo unos kilometros del centro del pueblo

Transitando por las calles de Trinidad, pueden adquirirse artesanías auténticas de esta región. Entre ellas pueden nombrarse los objetos hechos con tejidos de yarey (fibra natural), la cerámica, así como prendas de vestir confeccionadas en lino e hilo, tejidas por expertas tejedoras cuyo arte ha trascendido de generación en generación.

Perderse entre las tantas opciones existentes es muy fácil pero si solo se contaran con unos pocos momentos para disfrutar de este lugar encapsulado en el tiempo, esta sería mi recomendación para visitar.

  1. Plaza Mayor

    Plaza Mayor de Trinidad de Cuba

    Podría considerarse el corazón del casco histórico trinitario. Sombreada por palmas reales, con cercas y bancos de sempiterno blanco y sus estatuas de perros guardianes. A su alrededor se aglomeran algunos de los lugares más significativos como la Iglesia de la Santísima Trinidad, flanqueada por una escalinata en cuya cima se encuentra la Casa de la Trova. Esta última ideal para escuchar y bailar música tradicional cubana.

    Detalle en dia de lluvia de estatua en la Plaza Mayor de Trinidad

    También se encuentra en uno de sus lados el Museo Romántico, una joya de la arquitectura decimonónica trinitaria. Antiguo palacete de la acaudalada familia Brunet, muestra en sus salas el ambiente de una típica residencia colonial trinitaria de los siglos XVIII y XIX con su mobiliario y artes decorativas afines. Esta Plaza ha sido escenario de varias películas y telenovelas cubanas de época gracias a su maravillosa conservación y belleza.

  2. La Canchánchara

    Calles empedradas de Trinidad

    Durante las guerras independentistas del siglo XIX los luchadores cubanos crearon una bebida muy autóctona compuesta por miel de abejas, aguardiente y limón. Dicho preparado da nombre a un sitio de Trinidad caracterizado por prepararlo. Su nombre: La Canchánchara, su razón de ser: tonificar el espíritu de aquellos que lo prueban y a la vez promover la cultura cubana y sus tradiciones. Está ubicada en una antigua edificación colonial cercana a la fundacional Plaza del Jigüe.

    Camino a la Canchanchara

    En sus espacios podrá disfrutarse de una exposición de objetos propios de la industria azucarera de donde se obtenía el aguardiente de caña, indispensable para su confección. Así mismo se puede disfrutar de espectáculos en vivo de música tradicional cubana, de artistas del patio y de otras regiones.

  3. Playa Ancón

    Cocoteros en la Playa Ancon, Trinidad, Cuba

    A solo unos kilómetros de Trinidad se ubica la península de Ancón y en ella la playa del mismo nombre. Para el disfrute del visitante están la fina arena y las cálidas y apacibles aguas del mar Caribe. Existen diversas opciones para los que gusten de los deportes náuticos. Pero si el deseo es dorarse bajo el sol tropical o tan solo disfrutar del relax que ofrece la combinación mar, brisa y luz, todos los componentes están garantizados en esta playa. Así mismo puede hallarse una infraestructura de instalaciones hoteleras y gastronómicas dispuesta para hacer la estancia más placentera.

  4. Salto del Caburní

    Vista de las montanas del Escambra camino al Salto del Caburni, Trinidad, Cuba

    Para refrescarse del calor y el sol citadino nada mejor que optar por visitar Topes de Collantes, reserva ecológica situada a pocos kilómetros de la ciudad de Trinidad. Adentrándose en este poblado montañoso los amantes del turismo de naturaleza estarán a sus anchas. Exuberante naturaleza y espectaculares saltos de agua son algunas de sus riquezas. Entre los últimos el Salto del Caburní es el más bello.

    Un refrescante chapuzon en las pocetas del Salto del caburni, Trinidad

    Con 62 metros de altura y aguas frías y cristalinas puede accederse mediante una ruta que atraviesa parte del bosque, plantaciones de café y casas campesinas. Mientras se disfruta el paisaje pueden hacerse avistamientos de la fauna típica y si es posible puede hasta observarse el escurridizo tocororo, ave nacional de Cuba.

  5. Valle de los Ingenios

    Pareja fotografiandose con el Valle de los Ingenios de fondo

    En la carretera entre Trinidad y la cabecera provincial Sancti Spíritus se halla otro sitio calificado como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO. El Valle de los Ingenios abarca una planicie de 250 kilómetros colmada de paisajes deleitables. Su nombre deriva de los numerosos ingenios, calificativo que recibían las fábricas de azúcar, que poblaron este lugar durante la época dorada de la industria azucarera en esta región.

    Ruinas del Valle de los Ingenios, Trinidad, Cuba

    Hoy en día las ruinas arqueológicas de los ingenios y viviendas de los hacendados pueden recorrerse mientras se disfruta de magníficos paisajes naturales, se hacen paseos a caballo o se almuerza en una de esas antiguas casonas convertida en restaurante.

Trinidad, combinación irresistible para el visitante

Junto a la condición de ser la ciudad colonial mejor conservada del Caribe, Trinidad se nos muestra idílica, nostálgica, repleta de lugares mágicos. No obstante la belleza y peculiaridad de la ciudad esta región nos depara otras opciones fascinantes. Entre sus mejores características como destino turístico está la combinación del turismo de ciudad con el de sol y playa y el de naturaleza lo cual lo convierte en una experiencia inolvidable para quienes la visiten.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

En el año 1514 fue fundada Trinidad, la tercera villa de Cuba. Desde entonces esta peculiar ciudad situada en la región central del país, entre el mar Caribe y las montañas del Escambray, no ha dejado de cautivar al visitante. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988, pareciera que el tiempo no ha pasado por sus calles adoquinadas, sus iglesias, y casas señoriales.

milagros Milagros