Sancti Spíritus: Una provincia, una ciudad colonial en Cuba

Sancti Spíritus: Una provincia, una ciudad colonial en Cuba
Comentar

No se confunda, no hablaremos de un lugar de Salamanca ni de Badajoz. Uno de los recodos coloniales mejor conservados de Cuba, está sin dudas en la parte histórica de la ciudad de Sancti Spíritus. Capital de la provincia de igual nombre, exhibe sorpresas de los maestros herreros de antaño.

Iglesia Parroquial Mayor de Sancti Spíritus

El tiempo no alcanza para apreciar al detalle las caprichosas obras de arte en verjas y ventanales de viejas casonas, milagrosamente conservadas hasta hoy. Del asombro se pasa a la certeza de estar ante algo único. Barrotes y rejas fechadas en 1850 o 1901 muestran con lozanía el uso diario, como si no fueran excelsas piezas patrimoniales.

Existen pocas ciudades tan coloridas en la mayor isla del Caribe

Lo más curioso de Sancti Spíritus es que ninguna de estas reliquias yace tras el cristal de un museo; nada más lejos de eso. Les cuento que están incrustadas en las casas donde vive la gente común, en los centros de salud y las escuelas ubicadas en el casco histórico de la urbe, coronada por la Iglesia Parroquial Mayor, Monumento Nacional. Su torre-campanario de unos 30 metros de altura es orgullo de los espirituanos, y su reloj instalado en 1911 los mantiene actualizados constantemente.

Sancti Spíritus una bellísima ciudad

Si usted lo pide de buen modo, podrá disfrutar en cualquier hogar de la comarca una combinación pintoresca de televisores y equipos electrónicos modernos, con puntales altísimos de madera, altares decimonónicos y entradas para los antiguos carruajes. El ayer es parte del día a día en esta bellísima ciudad. Sus habitantes conviven con tesoros que a ciencia cierta quizás no puedan aquilatar.

El parque del centro, llamado Serafín Sánchez

El parque del centro de Sancti Spíritus, llamado Serafín Sánchez, tiene un detalle curioso. Está completamente rodeado, en lugar de bancos, por asientos metálicos empotrados en el piso. Son cientos de sillas muy juntas unas a las otras, primorosamente pintadas de verde. Da la impresión de estar en alguna novela de época. Allí descansan los espirituanos de la caminata y el sol. Existen pocas ciudades tan coloridas en la mayor isla del Caribe. Cada fachada muestra un color vivo, sonoro, estridente, fuerte, más intenso aún bajo el sopor del verano.

Consagrada al Espíritu Santo

Sancti Spíritus, consagrada al Espíritu Santo

La Villa de Sancti Spíritus fue fundada el 4 de junio de 1514 por el adelantado Diego Velázquez de Cuéllar, a orillas del río Tuinicú. En 1522 fue trasladada definitivamente unos ocho kilómetros hasta las márgenes del río Yayabo, en busca de mayores comodidades y recursos económicos que le aseguraron prosperidad durante siglos, especialmente a través de la industria azucarera. Esta villa fue el punto de partida para los españoles en la conquista de Yucatán.

La historia de una canción maldita

La historia de una canción maldita

"Pensamiento... dile a Fragancia que yo la quiero, que no la puedo olvidar...."

Así rezan los versos de un tema memorable para cualquier cubano. Se escribió en Sancti Spíritus en 1915, casi como un juego, y se convirtió en un hito de la música tradicional Cubana. Lo increíble no es que sea el himno, el tema que identifica a estas tierras del centro de Cuba. Lo tremendo es que podemos hacer la prueba entre los jóvenes de la zona y todos la sabrían tararear:

"...anda pensamiento mío... dile que yo la venero...dile que por ella muero... anda y dile así."

Irremediablemente alguien le contará la historia, la leyenda que rodea a la canción. Dicen que no se debe revelar el fin de la trama fuera de suelo espirituano, so pena de algún tipo de maldición. Por si acaso, no vamos a contar nada, mejor sugerimos que cuando llegue a la ciudad pregunte por la historia de Teofilito, el trovador. Aunque haya muerto muchísimos años atrás, aún se escucha entonando su voz:

"...dile que pienso en ella, aunque no piense en mí."

El puente sobre el río Yayabo

Los cinco arcos medievales del puente sobre el río Yayabo no le impiden ser el símbolo más criollo de Sancti Spíritus. Parece como si cada lugareño cuidara personalmente de la pulcritud de sus muros. Pero ya usted lo verá. Lo inesperado es lo que ocurre en sus riberas durante la noche.

El puente sobre el río Yayabo

Muy cerca del viaducto, bajando algunos escalones que conducen hasta el lecho del río, llegamos a una ribera flanqueada por casitas humildes e iluminadas. En los pequeños bancos que se alinean allí, al filo de la madrugada comienza la trova. Guitarra en mano comienzan los músicos a cantar. Si usted se atreve, puede entonar la “Guantanamera” o quizás el “Chan chan” de Compay Segundo.

Por supuesto que no es la única opción nocturna de la Villa, que tiene su consabida Casa de la música, discotecas y todo lo demás; pero al borde del río todo es más espontáneo, interesante y muy seguro para el visitante. Es un espacio que los bohemios defienden de incidentes de cualquier índole, que lo puedan dañar. Quizás sea el último lugar de Cuba donde pueda escucharse informalmente la trova tradicional Cubana y “descargar” a la luz de la luna sin preocupaciones.

El Museo de la Guayabera

El Museo de la Guayabera

Se dice que en esta región nació la prenda de vestir cubana por excelencia, la guayabera, originalmente utilizada por los campesinos y que hoy es indumentaria oficial para el cuerpo diplomático y otros funcionarios de alto rango en funciones de Estado. En honor a ese símbolo de identidad, un museo espirituano muy visitado exhibe más de cien piezas que han pertenecido a célebres personalidades como los Premios Nobel de Literatura Gabriel García Márquez y Miguel Ángel Asturias, entre otros.

Sancti Spíritus, 500 años y más

Sancti Spíritus, 500 años y más

En 2014 Sancti Spíritus cumplió medio milenio de haber sido fundada. Para la ocasión, las autoridades culturales decidieron desplegar un proceso de restauración minuciosa del casco histórico, que lo hizo revivir. En sus alrededores encontrará la comida y el alojamiento más económico de toda Cuba y con buena calidad. Aproveche que aún es una ciudad “por descubrir” para el turismo internacional.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

Entre tantos destinos turísticos, Sancti Spíritus es la Cenicienta. Más allá de Trinidad y el Valle de los Ingenios, en la zona rural, casi no se menciona. Sin embargo, no necesita la fama. Florece mejor como refugio de lo auténtico, sin mucha algarabía.

milagros Milagros