viajar a Cuba con niños

10 consejos para viajar a Cuba con niños

A pesar de lo que muchos piensan tener hijos no es un impedimento para viajar. Ciertamente hay que tomar determinadas precauciones cuando son más pequeños por necesidades indispensables que tienen, pero aun así es disfrutable conocer un nuevo destino acompañado de esas bellezas que aportan un matiz especial a cada segundo del camino. Y Cuba es uno de esos lugares donde con tranquilidad sus hijos pueden disfrutar, conocer, saltar, jugar…ya que se considera uno de los países más seguros del mundo. 

La mayor de las Antillas es una apuesta segura para el total esparcimiento de los niños, el desarrollo de sus habilidades sociales y el conocimiento de otras culturas que le harán crecer también como ser humano. Por cualquier rincón de la isla pueden los pequeños correr fuera de todo peligro, libre de tiendas y mercados repletos de golosinas que no siempre son beneficiosos para la salud, y además alejados de todo artefacto tecnológico; dígase Tablet, videojuegos o teléfonos, ya que en Cuba el Internet es más limitado, y tendrán tanto por hacer que les faltará tiempo para andar metidos en las pantallas como suele suceder en el mundo moderno. 

Cuba es además un lugar donde los habitantes aman a las familias que viajan con niños, y donde el bien más preciado de cada comunidad son los menores. Donde todos cuidan a todos y es muy posible que de un momento a otro vea a sus hijos jugando o compartiendo con los niños locales porque siempre hay muchos retozando en los portales y plazas y son bien desinhibidos, como de raíz todo cubano. 

Aun así es bueno dejar algunas recomendaciones porque si bien suele parecer un paraíso a primera vista, el país tiene determinadas carencias que pueden hacerle perder unas horas de vacaciones, de no preverlas. 

1. Lleva todo lo necesario para tu bebé 

En el caso que viaje con niños pequeños tenga presente llevar suficientes pañales, y toallitas húmedas, incluso de más. No siempre los mercados están bien abastecidos y hay pocos lugares que funcionen 24 horas en el caso que necesite con premura alguno de estos artículos. Los niños son demasiado traviesos y siempre hay que estar limpiando sus manos, en este caso también recomendamos llevar algún tipo de gel antibacterial de rápida acción que no utiliza casi espacio dentro de una bolsa de viaje, y le será muy útil de seguro.

Viajar a Cuba con niños

2. Lleva fórmulas y papillas 

En caso que aún el niño no se alimente de otra cosa que sea fórmula o papillas también se recomienda llevarlas durante el viaje. Las farmacias internacionales no siempre tienen el surtido necesario de estos primeros alimentos indispensables para el bebé y además pueden tener precios elevados en caso de conseguirlos. Pero si es un niño que ya se alimenta con variedad Cuba es un buen país para ellos. Podrá deleitarse con puré de viandas y vegetales, legumbres variadas, arroces, pastas…que siempre son recomendables y los pequeños adorarán. Los vegetales, sino abundantes siempre frescos. Y los mariscos y carnes también son recomendables pues muchas veces son elaborados al momento. 

3. Siempre ten a mano agua… mucha agua 

La mayor isla del caribe al mismo tiempo de un eterno verano posee una alta humedad la mayor parte del año, por lo que recomendamos siempre llevar agua embotellada consigo, más aun si hay un pequeño en la familia. Todo el tiempo se invita a beber agua u otro líquido fresco para mantener la hidratación durante excursiones y demás recorridos. El agua embotellada no es difícil de conseguir, y puede encontrarla en varios envases que van desde 500ml, 1500ml, hasta 5L que es un poco más difícil de mover. 

Viajar a Cuba con niños

4. Trae contigo los medicamentos que podáis necesitar 

Ya habíamos anunciado el caso de las farmacias que muchas veces no están del todo surtidas o los precios son elevados. Es más que recomendado viajar con un kit básico de medicamentos, los prescriptos en caso de algún tratamiento que siga el menor, y otros que pueda sumar a la lista. Algunos para la fiebre, antigripales o antiácidos para el estómago podría ser una buena medida. Para viajar a Cuba no es necesario vacunarse, aun así puede consultar con el pediatra en busca de una recomendación profesional, y él le indicará otros procedimientos que pueden ser útiles a la hora de viajar con un menor.  

5. ¡Utiliza siempre protector solar!  

Es imperdonable viajar a la isla y no visitar sus playas, o transitar sus calles en una tarde soleada. Las temperaturas siempre altas pueden ocasionar incomodidades en la piel de los pequeños por lo que siempre es bueno cargar con un protector o una crema solar, que mantenga a la familia protegida de los fuertes soles que son parte de la experiencia. Ropa ligera y fresca, y algún sombrero o gorra completarán estas aventuras y no tendrá mayores inconvenientes en tal caso. 

6. Recuerda meter algún juguete en la maleta 

En el caso de los niños hasta 5 o 6 años siempre se sugiere llevar algún tipo de juguete que pueda mantenerlos entretenidos, dígase cubos o libros para colorear. No se pasarán el tiempo de vacacionar en jugueterías, siendo algo que apenas ocupe espacio. Además algunos juguetes para la playa, jugar en la arena y tal, vendrían bien para que los chicos estén a gusto mientras se disfrutan las aguas cristalinas y turquesas del Caribe

7. Ten cuidado al cruzar las calles 

Aunque las calles son seguras en Cuba y el tránsito no responde a las grandes urbes intransitables y rápidas, existen pocos pasos peatonales, por lo que todo el tiempo hay que tener cuidado al cruzar las avenidas con los menores. Las aceras son más bien estrechas, y llevar al menor de la mano para evitar incidentes podría ser la mejor manera de conocer la ciudad. 

Si es un pequeño que aún le cuesta caminar, es beneficioso agenciarse un carrito para bebé (en Cuba se le conoce como Coche para bebé), lo más ligero que tenga a mano, y de esta forma no se cansa el pequeño, ni los padres estarán con ellos encima todo el rato. Recordemos que la mayoría de los puntos de interés en la isla son agenciados mediante recorridos caminados.

Otro detalles es que en Cuba normalmente no se usan las sillas para bebés en los coches, ya que no son obligatorias. Es difícil encontrarlas en las movilidades que usará para transportarse, así que puede estar tranquilo en ese sentido. La sugerencia en este caso es agenciar un transporte confortable del cual pueda disponer durante su estancia, así se sentirá más cómodo su pequeño y usted. 

8. Dí adiós a Internet

Muchas veces los niños se la pasan sumidos en sus dispositivos electrónicos todo el rato. Tablets, IPad, teléfonos…sabemos que son una forma de entretenimiento bastante común hoy día. En Cuba para alegría de muchos padres estarán fuera de esa dinámica que no siempre responde a buenas prácticas de desarrollo e interacción entre los más pequeños. La Internet es limitada en la isla y según el itinerario que escoja, dejará poco tiempo para acordarse de videojuegos y similares. 

Además en cualquier sitio que vaya encontrará niños con los que podrán interactuar sus hijos, sin dudas una experiencia que disfrutarán al máximo. 

Niños en Cuba

9. Busca lugares espaciosos para alojarte 

Cuando decidimos viajar uno de los primeros detalles que siempre tenemos en la lista es el hospedaje. Si además viajamos con los hijos sean pequeños o no, es muy posible que prefiramos lugares espaciosos, incluso con áreas acondicionadas específicamente para niños. La mayoría de los hoteles donde puede sentirse a gusto en este sentido han sido pensados para el confort de la familia en general, excluyendo de la lista algunos alojamientos que son exclusivamente para adultos. Es bueno siempre tener pendiente este detalle a la hora de hacer la reserva para que no surja ningún inconveniente innecesario y pueda disfrutar plácidamente sus merecidas vacaciones. 

10. Dinero en efectivo y documentos 

Otro de los consejos que podemos ofrecer en esta guía para hacer más confortable y feliz su viaje es que cuando viaja con niños siempre debe llevar consigo los documentos de identificación del menor, por una cuestión de seguridad, para temas aduanales y demás serán necesarios. Por otra parte se sugiere que todo el tiempo lleve consigo dinero en efectivo. Cuba es una isla que funciona básicamente con moneda física, y es muy complicado el tema de pagos mediante transacciones o tarjetas de crédito. En todas las casas de cambio habilitadas y en los propios hoteles podrá hacer la conversión de moneda sin inconveniente.  

Indudablemente Cuba será un lugar que encante a sus hijos, y de donde se llevará experiencias maravillosas que le marcarán durante mucho tiempo. Un sitio repleto de historia, naturaleza y detalles, que los más pequeños coleccionan en el transcurso de sus vidas. ¡Tráelos a vivir una experiencia inolvidable! 

Deja un Comentario!