Camino a la Ciénaga de Zapata, una fiesta con sabor a campo

Camino a la Ciénaga de Zapata, una fiesta con sabor a campo

La Finca Fiesta Campesina se encuentra muy cerca de la Autopista Nacional, en la carretera que conduce hacia la Ciénaga de Zapata. Muy próxima al pueblo Australia, en la provincia de Matanzas, esa finca es el primer punto de descanso y disfrute de la naturaleza en el camino hacia Guamá, Playa Larga, Playa Girón o cualquier otro sitio de la Ciénaga de Zapata.

La Finca Fiesta Campesina es una instalación dedicada a exponer la flora autóctona de los campos cubanos, la diversidad de cultivos de esa región y parte de su fauna. Resaltan el colorido de los árboles flores y plantaciones en combinación con la fauna proveniente de las aguas cubanas.

El manjuarí y la jutía son algunas de las especies que preserva. El primero es un animal acuático cuyo nivel evolutivo pertenece a la época primitiva, mientras que el segundo es una especie de roedor típico de los montes cubanos.

El sitio alberga una especie de pequeño zoológico, encontrándose en su interior venados, pavos reales, conejos y patos que dan al lugar un toque natural y rústico similar al que puede disfrutarse en los campos cubanos.

Rico Guarapo Cubano

Fiesta Campesina posee un bar que, siguiendo las tradiciones cubanas, fue el primero en vender guarapo con fines turísticos, en Cuba, por los inicios del año 1991.

En los períodos colonial y republicano, la isla de Cuba fue un pilar en el comercio de azúcar de caña a nivel internacional. Esto propició que en el país surgiera una tradición cañera que influyó aspectos de la vida economía, e incluso los períodos laborales porque la temporada de zafra azucarera movilizaba gran parte de la fuerza laboral del país. Es en esos momentos, y gracias a la alta producción cañera en Cuba, que se hizo popular el mencionado “guarapo”.

Esta bebida energizante, y muy alta en azúcares, no es más que el jugo extraído de la caña a partir de la trituración de sus pedazos. Servido con hielo es muy refrescante y puede consumirse acompañado también de ron.

El toque artesanal de una bebida que se prepara instantáneamente al exprimir la caña, le pone un matiz rústico al líquido, tan conocido y popular a lo largo y ancho de la isla cubana. En la finca puede disfrutar de su preparación y consumo al que puede agregarle un toque de ron cubano, si es de su agrado.

El lugar cuenta con un restaurante al aire libre también donde se ofrecen bufetes para los visitantes. Resaltan platos provenientes de lo más autóctono de la gastronomía cubana; una excelente oportunidad para conocer sabores y olores típicos de Cuba.

El café es otro de los productos de gran calidad. Servido con un pequeño fragmento de caña como agitador y granos de café decorando el plato, muchos de sus visitantes parten felices de haber probado la auténtica infusión cubana. La finca se distingue también por preparar deliciosos cócteles tropicales como la piña colada.

¿Qué hacer en la Finca Fiesta Campesina?

La finca es como un zoológico a pequeña escala donde los animales permanecen en su entorno natural, un lugar para conocer y disfrutar de un espacio natural ambientado por las tradiciones campestres cubanas la flora y la fauna originaria de la región.

Entre los entretenimientos del lugar está el canto del camachuelo cubano. Es un ave pequeña cuyo trino es tan apreciado en la región que, en su nombre, se llegan a realizar competencias de canto entre los campesinos de la zona.

Muy singular es la opción de pasear sobre un robusto toro, como forma de interactuar directamente con los animales del zoológico y a la vez recorrer el lugar desde otra perspectiva.

Si viaja en grupo podrán jugar a la ruleta con una cobaya, un juego de suerte que ha acompañado a los locales durante años en su empeño por mantener parte de sus tradiciones.

Una parada en la Cuba natural

La carretera que va desde la Autopista Nacional hasta la Ciénaga de Zapata hace un recorrido espectacular. La mayoría del trayecto es en línea recta, lo que permite disfrutar del paisaje hacia ambos lados y divisar los valles que se forman en la profundidad de los bosque y la ciénaga que crece muy próximo al camino.

Para un amante de la naturaleza y los animales es imposible pasar por esa carretera sin hacer un alto en ese sitio. Pero adentrarse en esa parte de la ciénaga puede ser peligroso sin un guía. Por suerte existen lugares como la Finca Campesina y Guamá donde podrá conocer parte de la fauna de esa zona protegida, con categoría de sitio RAMSAR, cuya biodiversidad y valores ecológicos lo han situado en uno de los más ricos del país.

La parada allí puede dar respuesta a muchas de las interrogantes que surgirán mientras disfruta de la naturaleza en la Ciénaga de Zapata. Un contacto más directo con la fauna que puebla la zona y la enorme posibilidad de aprender de ellos.

En los inicios de la carretera que va hacia la Ciénaga de Zapata hay una finca ecológica que refleja las tradiciones y costumbres de los campos cubanos. Una suerte de jardín botánico, zoológico y museo del folklore campesino de la isla.

milagros Milagros

;