De San Antonio a Maisí: el clásico tour por toda Cuba

De San Antonio a Maisí: el clásico tour por toda Cuba
Comentar

Jamás me atrevería a discriminar una playita escondida detrás de una loma, en un monte cubano. Tampoco desecharía la idea de navegar un río en el más recóndito paraje oriental de la mayor isla antillana, ni la posibilidad de conocer un pueblito de campo aislado de la ciudad y los grandes polos turísticos.

Este tipo de turismo "indie" me fascina y es el ideal para compenetrarse con la historia y tradiciones de un país. Pero siempre he pensado que conocer una cultura lleva varias aproximaciones, poniéndome científico diría que es un proceso iterativo. Por eso es que Cuba hay que conocerla por etapas y la primera es el tour clásico.

Por toda Cuba, de San Antonio a Maisí

  1. Para comenzar Viñales en Pinar del Río

    Pinar del Río es la provincia más occidental de Cuba, muy conocida por la calidad mundial de su tabaco, el Valle de Viñales y los cayos al norte, específicamente Cayo Levisa. No obstante, el plato fuerte de Pinar del Río es el Valle de Viñales, uno de los parques nacionales más importantes del país, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en 1999, y situado en la Cordillera de Guaniguanico en la Sierra de los Órganos.

    Vista del Valle de Viñales en Pinar del Rio

    La zona donde se encuentra ubicado estuvo cubierta por el mar hace miles de años, por eso el paisaje que muestra posee grandes llanuras sobre las cuales se alzan pequeñas montañas con forma redondeada llamadas mogotes. Le acompaña el verdor del campo y las plantaciones de tabaco.

    Inicialmente, cuando el valle fue ocupado por los colonos españoles se le llamó "viñales" por la intención de convertirlo en un campo de viñedos. Pero el suelo de esa zona no era el óptimo, como tampoco el clima cubano y de la hermosa idea solo quedó el nombre y algunas casas coloniales como recuerdo de su historia.

    ¿Qué hacer en Viñales?

    Lo primero es llegar hasta el Valle de Viñales; prioriza el mirador Balcón del Valle, visita el mogote "Dos Hermanas" y el Mirador de los Jazmines. Puedes recorrer las plantaciones de tabaco, admirar el Mural de la Prehistoria y si lo deseas hospedarte en el hotel "Los Jazmines" o "La Ermita", lugares donde el paisaje es un espectáculo distinto en cada momento del día.

    Mural de la Prehistoria cercano al poblado de Viñales en la provincia de Pinar del Rio

    En el poblado de Viñales hallará el Museo Municipal Adela Azcuy, dedicado a la historia local; el Museo de Paleontología donde se exponen piezas arqueológicas de gran interés encontradas en el valle. En cambio si quieres es ir a bailar, la Casa de la Música Polo Montañez es el lugar indicado. Situada al centro del pueblo de Viñales el centro nocturno es conocido por su buen ambiente, la música tradicional y las fiestas que alegran las noches "viñaleras".

  2. Indispensable La Habana, la capital de todos los cubanos

    La Habana es el destino irrevocable en Cuba. El lugar donde coinciden personas de todos los sitios de Cuba y el mundo, la capital cultural del país y el centro de prácticamente todo lo que ocurre en esa isla.

    Plaza y Convento de San Francisco de Asis en La Habana Vieja

    Premiada en el 2016 con el galardón de "Ciudad Maravilla" que otorga la fundación Suiza 7Wonders, La Habana capta la atención de todo aquel que la visita. Ya sea por el misticismo que se respira en sus calles, lo colonial de su centro histórico, la historia de una ciudad que prácticamente nunca ha dejado de ser famosa, la épica de la revolución cubana o la reconocida jovialidad y alegría de los habaneros.

    Entonces, ¿qué hacer en La Habana?

    Las zonas más visitadas son La Habana Vieja y el Vedado. La primera agrupa la parte colonial de la ciudad, espacio donde se encuentran la mayor cantidad de museos, parques, restaurantes y plazas.

    La calle Obispo es una de las más atractivas y recorriéndola podrás llegar a la Plaza de Armas. Desde ese punto fundacional, podrás dirigirte hacia las tres plazas fundamentales: Catedral, San Francisco y Plaza Vieja, una excelente opción para conocer los lugares más interesantes de la ciudad.

    Siempre tendrás muy cerca al mar, por eso la tentación de montar en la lanchita de Regla o Casablanca, para atravesar la bahía, es una idea excelente que te llevará hasta las mejores vistas de La Habana que, desde el mar, son simplemente impresionantes.

    El Malecon visto desde el Vedado

    Del otro lado de la ensenada están dos construcciones militares de la época colonial: la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña donde se celebra diariamente la ceremonia del "cañonazo de las nueve" y el Castillo de los Tres Reyes del Morro, cuyo faro conduce la entrada al puerto de la ciudad. No dejes de visitar lugares como la Catedral de La Habana, La Bodeguita del Medio, El Floridita, el Paseo de Prado o El Capitolio, también símbolos de la localidad.

    El Vedado es la otra zona céntrica de la ciudad, más moderna en su diseño y arquitectura con avenidas, parques y calles famosas por donde transcurre la vida habanera. La calle 23 es una de las vías más transcurridas, donde se ubican los principales cines de La Habana, alternándose con bares y restaurantes que dinamizan los anocheceres. El EFE y el King Bar son algunos de los más conocidos, ambos cercanos a la Avenida de los Presidentes (o calle G).

    En la propia 23 están la Heladería Coppelia, conocida como la catedral del helado en Cuba; el Hotel Habana Libre y el magnífico Hotel Nacional de Cuba como un balcón al Malecón habanero. Tampoco deberías irte de esa capital sin antes visitar la Universidad de La Habana, el propio Malecón o la Fábrica de Arte Cubano, uno de los lugares más animados y visitados en las noches cubanas.

  3. En Matanzas está Varadero

    Puente de Bacunayagua, camino a las playas de Varadero, Matanzas

    Es cierto que Matanzas es una provincia llena de lugares preciosos como la Ciénaga de Zapata, el poblado de Cárdenas, y la propia ciudad. No obstante el mayor punto de atención de dicha provincia es Varadero, uno de los destinos más visitados de toda Cuba, ubicado a solo 150 kilómetros de La Habana y sitio indispensable del tour clásico por Cuba.

    ¿Qué hacer en Varadero?

    Varadero es famoso por sus bellas playas tropicales especiales para el buceo y el snorkeling y sobre todo el cuantioso complejo hotelero que se despliega a lo largo de la Península de Hicacos. Además cuenta con atracciones como el Delfinario; el Parque Josone, establecido en una vieja mansión y rodeado por un lago, el bar de los "Beatles", las cuevas Ambrosio y Saturno, la casa Dupont, entre muchos otros encantos.

    Aguas azules, palmeras y arenas blancas en Varadero, Cuba

    Cientos de turistas visitan la Península de Hicacos diariamente, algunos alojados en sus hoteles, otros más cercanos a la ciudad de Matanzas. Incluso entre los cubanos, Varadero se mueve como un mito, un lugar que hay que visitar y por eso está incluido dentro del tour clásico por Cuba.

  4. La ciudad de Trinidad en Sancti Spíritus

    Al centro de Cuba, Trinidad es otro de los destinos muy visitados por los viajeros. Esa ciudad de estilo colonial y Patrimonio Mundial de la Humanidad, declarada por la UNESCO desde 1988, se encuentra entre las montañas de Guamuhaya y cercana al mar Caribe.

    Viajeros toman fotos de la Plaza Mayor de Trinidad, Sancti Spiritus

    Entre los lugares más interesantes están la Iglesia Mayor de la Santísima Trinidad y la torre del Convento de San Francisco, complementando el ambiente colonial que llena cada una de sus calles.

    ¿Y qué hacer en Trinidad?

    La ciudad de Trinidad está repleta de museos, como el Romántico, el de Arte Colonial, Arquitectura y el Museo de Arqueología.

    Turistas recorren las calles empedradas de Trinidad de Cuba

    A escasos kilómetros de Trinidad puedes visitar lugares como la Playa Ancón, el poblado pesquero de La Boca o el Valle de los Ingenios que comprende una zona donde se asentaron los colonos del azúcar quienes aportaron significativamente al desarrollo de la entonces villa. En el valle se observan las plantaciones de caña junto a las mansiones coloniales y los ingenios donde se producía el azúcar, además de adentrarte en las historias de cada una de esas familias y su relación con la esclavitud.

  5. ¡Hasta Santiago a pie!

    Santiago de Cuba es una de las provincias más populares, al oriente del país. Con una ciudad rodeada de montañas, la elevación más alta del país y un calor que bien vale la pena disfrutar, Santiago de Cuba es una provincia hospitalaria, donde el visitante se siente como en casa, abrazado por el calor humano de quienes la habitan.

    Los 'Jubilados del Caribe', artistas callejeros en las calles de Santiago de Cuba

    La ciudad de Santiago es hermosa, sus calles irregulares suben y bajan en un vaivén que juega con la altura de las montañas y el clima. Últimamente azotada por ciclones e incluso temblores de tierra, esa ciudad se ha levantado una y otra vez por la fuerza de voluntad de los santiagueros. Allí se siente la vibra caribeña más fuerte que en cualquier otra parte de Cuba, eventos como la Fiesta del Fuego son prueba de esto.

    ¿Qué hacer en Santiago de Cuba?

    Lo primero es recorrer la ciudad, visitar la Plaza de Marte, el Cuartel Moncada, la Plaza de la Revolución y el Museo Bacardí. Si quieres alejarte de la ciudad llega hasta el Castillo de San Pedro de la Roca, balcón privilegiado para disfrutar de uno de los atardeceres más bellos en Cuba.

    Calle Enramadas en Santiago de Cuba

    No olvides el Parque Baconao, ubicado en un sitio declarado Reserva Mundial de la Biosfera, y particularmente el Valle de la Prehistoria, lugar ambientado con esculturas de dinosaurios y animales prehistóricos a escala real. Y a solo 14 kilómetros de Santiago se halla La Gran Piedra, único mirador de su tipo en Cuba, testigo del período Paleógeno en esa isla.

    En las afueras de la localidad de Santiago encontrarás el Cementerio Santa Ifigenia, lugar de reposo de grandes próceres de la historia de Cuba, cuya belleza es comparable a la del Cementerio de Colón en La Habana. En cambio, si quieres conocer sobre la religiosidad y espiritualidad del cubano, la visita obligatoria es al Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, a unos 15 km al noroeste de la ciudad. Dicha ermita es lugar de culto y peregrinación de todos los devotos de la Virgen de la Caridad, patrona de Cuba.

    Para quien gusta del turismo de naturaleza el Parque Nacional Turquino resulta un viaje impresionante. Esa reserva natural bordea toda la costa sur de la provincia, intercalándose con acantilados y bellas playas bañadas por el mar Caribe. Un dato interesante son los pecios (restos de naufragios submarinos) en lo que fuera la Escuadra de Operaciones de las Antillas, localizados en la playa La Mula, a la salida del río Turquino.

Lugares indispensables para conocer en Cuba

Resumir lo más emblemático de la Mayor de las Antillas es casi imposible. Ese país, sin ser tan grande en lo que refiere a extensión, es como un gran concentrado de historia, naturaleza y hermosura. Por eso he querido seleccionar los sitios más representativos de cada región.

Obviamente hay una parte de mi experiencia y vivencia en cada uno de esos lugares seleccionados. Por eso le garantizo que en cada uno encontrará las claves para comprender a Cuba desde su historia, su gente y su naturaleza. Haz el primer intento, visítalos, compara tus opiniones y después me cuentas aquí, en los comentarios.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

¿Estas preparando tu primer viaje a Cuba? ¿Revisaste cientos de páginas? ¿Preguntaste a un amigo que vino antes que tú? ¿Tienes el hospedaje resuelto? Pues entonces estás listo para leer este blog y decidir cuáles opciones prefieres para conocer Cuba.

milagros Milagros