Frutas cubanas que quizas no conocias

Frutas cubanas que quizas no conocias
Comentar

Las frutas de Cuba tienen un sabor único e inconfundible, que las distingue incluso de las cultivadas en otros destinos caribeños. El clima tropical, la fertilidad de los suelos e incluso la insularidad influyen en el dulzor, la riqueza en vitaminas y la textura de la diversidad frutal que atesora Cuba, donde las variedades maduran en diferentes épocas del año.

Piña

Amén de las especies mundialmente conocidas, como la piña, la naranja, el limón, el plátano o el mango, hay otras más exóticas, como el mamey, el níspero, la chirimoya, la toronja o la guanábana.

Plátanos

Todo un universo de curiosidades rodean a las frutas cubanas. Por ejemplo, aquí se bebe la "garapiña", bebida ligeramente fermentada elaborada con la cáscara de la piña; el platanito manzano es particularmente dulce; es una gozada embarrarse comiendo mango bizcochuelo; la fruta bomba es conocida como "papaya" por su parecido a la vulva femenina.

Siete frutas cubanas que quizás no conocías

Acá te presentamos algunas frutas de Cuba que quizás no conocías, pero que cuando las pruebes quedarás enamorado de su aroma, sabor y posibilidades. Nutritivas, saludables y sabrosas. ¿qué más se puede pedir?

  1. Fruta Bomba o Papaya

    Fruta Bomba o Papaya

    También conocida como "lechosa" en otros países latinoamericanos, esta fruta tiene poco sabor, pero en jugo, batido o dulce es una de las preferidas de los cubanos, que también disfrutan la picaresca de su nombre.

  2. Guayaba

    Guayaba

    Hasta la cáscara se come de esta fruta, rica en vitamina C y deliciosa en jugo, mermelada, cascos en almíbar y pasta. Al sándwich con lascas de dulce de guayaba y queso le llaman "pan con timba".

  3. Mamey

    Mamey

    Se caracteriza por su pulpa dulce y cremosa, de color salmón rojizo. Con la carnosa masa del mamey colorado, conocido en el oriente cubano como zapote, se prepara el mejor de los batidos. Al igual que el pálido mamey de Santo Domingo, también es exquisito al natural.

  4. Mamoncillo

    Mamoncillo

    O anoncillo, como también le dicen, tiene una carne anaranjada que cubre su redondo hueso. Si bien se puede hacer jugos y jaleas, el cubano suele sentarse con un racimo, partir la cáscara con los dientes y chuparle la pulpa: ideal para matar el tiempo en las tardes de verano.

  5. Tamarindo

    Tamarindo

    Pese a su marcada acidez, es la fruta cubana con mayor porcentaje de azúcares. El ácido tartárico enmascara su dulzor. Excelente laxante, con su pulpa carmelita se elaboran refrescos.

  6. Guanábana

    Guanábana

    Fruta delicada, de color verde oscuro cubierta de espinas suaves. Su pulpa es blanca, cremosa, carnosa, jugosa y ligeramente ácida, que batida con leche, azúcar y frappé hacen la refrescante champola.

  7. Chirimoya

    Chirimoya

    Tiene forma de corazón, pulpa carnosa, suave y dulce, piel frágil y de tonalidades verdosas. Mayormente consumida en helados y refrescos, es rica en potasio, carbohidratos, vitaminas A y C, valores agregados de un sabor muy especial.

Otras frutas que se dan en Cuba son el anón, el níspero, el marañón (anarcardo), la ciruela, el corojo, la mora, la carambola, el caimito y el capulí, una pequeñísima cereza tropical que se da silvestre, aunque no es tan conocida.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

Las frutas tropicales adquieren una nueva dimension en Cuba, donde tienen un sabor inconfundible y unico, marcado por un dulzor natural que quizas responde al clima, a los suelos o la insularidad. Desde las tradicionales (mango, platano, pina, naranja) hasta las mas exoticas (guayaba, toronja, mamey, guanabana, chirimoya, tamarindo), las frutas cubanas convencen al paladar mas esceptico, y los turistas se llevan sus sabores como un souvenir intangible pero representativo de esta isla del Caribe.

arantxa Arantxa