Cinco cuevas deslumbrantes en Pinar del Río

Cinco cuevas deslumbrantes en Pinar del Río
Comentar

Recorrer sus muchas cavernas y cuevas naturales, declaradas por la UNESCO Patrimonio Natural, se encuentra entre sus mayores atractivos año tras año. Los pobladores y gobierno de la zona han agenciado un sistema de guías turísticas, muchas veces con los propios habitantes del lugar, que describen la historia y las características de estos reservorios naturales, uno de los más grandes del continente americano.

Desde los viajes en las embarcaciones llamadas “canoas”, hasta la caminata por senderos algo resbaladizos y estrechos, se puede transitar por estos espacios naturales para sentirnos más cerca de lo real y maravilloso de Cuba.

¿Por qué estas cinco cuevas?

La selección que aparece a continuación no ha sido muy difícil de conformar. Las siguientes son las cuevas más grandes, más importantes y visitadas de la provincia. Asimismo están condicionadas para la entrada y salida de personas. También estos grandes sistemas cavernarios albergan otras pequeñas cuevas de las que el visitante fácilmente se percatará. Espero entonces que la disfruten.

  1. Cueva de Santo Tomás

    Esta es la cueva más grande del Valle de Viñales y la segunda cueva más extensa de América. Cuenta con más de 45 kilómetros de galerías, así como siete niveles de los cuales solo se visita el dos y el tres, con increíbles estalactitas y estalagmitas que inundan el lugar. Primero hay que subir unos 150 metros de montaña para llegar a la cueva, así que vaya bien calzado. Una vez arriba, desde la entrada puede observar el Valle desde una vista cenital perfecta para hacer instantáneas.

    El recorrido dura alrededor de una hora y media, aunque normalmente hay bastante cola para entrar. Durante la visita guiada puede entrar por lugares insospechados e intrincados, como el lago subterráneo, mientras el guía le explica toda su formación y evolución.

    Es recomendable tener un guía porque es un lugar muy grande con varias entradas y no todas están facilitadas para el paso, por tanto puede perderse si anda solo. De los más impresionante que tiene para muchos turistas es que es una cueva cien por ciento natural, sin luces artificiales ni aparatos modernos, se mantiene en su estado auténtico. La entrada cuesta 10cuc. Es una visita obligatoria para el que se acerca al gran Valle de Viñales.

  2. Cueva del Indio

    Cercana al pueblo de San Vicente, la Cueva del Indio es una de las más visitadas actualmente por los turistas. De ella encantan sus formaciones de estalactitas y estalagmitas, así como su luminosidad. Fue descubierta en 1920 y cuenta con interesantes restos arqueológicos y pinturas rupestres que corroboran la presencia allí de asentamientos aborígenes. La instalación ofrece el servicio de lancha rápida por el río subterráneo de San Vicente.

    Asimismo la vista de todo el rancho de San Vicente y el Valle en general es maravillosa. Es trabajosa la caminata por la cueva, hay muchas subidas y bajadas por lo que se recomienda no llevar niños y estar en buena condición física. Su nombre, además de los asentamientos, se debe a la forma de una roca que se encuentra en su interior que simula la silueta de un indio. La entrada cuesta 5cuc y la verdad es que recomiendo ir bien calzado y con mucha atención, es un terreno muy rocoso e irregular, y natural, sin muchas medidas de seguridad. Sin embargo, es sin dudas un lugar para conocer la historia, para tomar hermosas fotos y vivir la naturaleza.

  3. Cueva de Los Cimarrones

    Este es un lugar de suma importancia histórica. En ella los cimarrones se escondían de los amos durante la colonia. Es además un lugar más acondicionado para los visitantes, con un bar a la entrada y un comedor a la salida. Es un recorrido corto y agradable también si va con niños, pues a la salida puede regresar en un coche tirado por caballos.

    El guía turístico, durante la caminata, explica toda la historia que caracteriza este lugar, mientras usted puede contemplar la belleza de esta cueva, unida a un paisaje realmente espectacular. Esta es una cueva más pequeña, donde si lo prefiere encuentra menos cantidad de personas y más tranquilidad para el disfrute de la naturaleza.

  4. Cueva de Palmarito

    Esta es la mayor cueva subterránea de Cuba, se aleja un poco de los recorridos turísticos habituales en Viñales, así que si le interesa estar más tranquilo este es un lugar perfecto. Hay dos características con que sencillamente se puede describir este espacio, la oscuridad y el lago natural. Es una cueva natural, completamente oscura y tenebrosa, así que en la entrada debe tomar las linternas que ofrecen los guías. Una vez haya caminado y descendido unos cien metros encontrará un lago natural completamente oscuro en el que puede bañarse. Aunque el agua esté fría, es una buena oportunidad para refrescar del calor característico de la isla y liberar el cuerpo y el alma.

  5. Cueva de San Miguel en el valle de San Vicente

    En el hermoso valle de San Vicente, a cuatro kilómetros de Viñales, encontramos la cueva de San Miguel. Es un recorrido corto, de apenas cinco minutos. El lugar está ambientado para proyectar una atmósfera algo escalofriante y tenebrosa de la cueva escenificando la huida y escondite de los cimarrones en la etapa colonial a las cuevas de las montañas. Aunque la caminata sea breve, a la salida encuentra una propuesta muy popular y que recomiendo. El restaurante “Palenque de los cimarrones”, ofrece variedades de arroces cocinados a la cubana durante siglos. Así, la convivencia con la naturaleza se fortalece al conocer la historia, ya sea desde la culinaria o a partir de las rocas.

Pinar del Río y las mejores cuevas de Cuba

Es en esta provincia occidental donde usted puede encontrar los sistemas cavernarios más importantes de Cuba y Latinoamérica. Unido a la visita del Valle de Viñales, que es absolutamente increíble, usted puede recorrer estas cuevas históricas que guardan lo mejor de nuestro patrimonio natural. Una propuesta realmente tentadora.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

Si Cuba cada vez más se convierte en motivo de atracción para miles de viajeros de todo el mundo, uno de los sitios que deja estupefactos a los visitantes es la provincia de Pinar del Río. Si es de los que prefiere el contacto directo con la naturaleza, con sistemas montañosos increíbles, cavernas, vegetación y fauna maravillosos, debe llegar al Valle de Viñales y sus alrededores. La naturaleza habla de la historia, situada a más de 300 millones de años, de los asentamientos aborígenes y la vida campesina y tranquila que llevan actualmente sus pobladores.

arantxa Arantxa