¿Como disfrutar un atardecer romántico en La Habana?

¿Como disfrutar un atardecer romántico en La Habana?
Comentar

La Habana, con sus colores vivos, su barroquismo y coloquialidad cautiva a todos de sus visitantes. Cada año, más personas de todo el mundo llegan a la ciudad para intentar descubrirla, y a su vez, para relajarse y disfrutar de sus encantos. Si usted se encuentra entre esas personas, si además es amante del romanticismo, de la fotografía y las panorámicas, no hay nada mejor que presenciar La Habana en su atardecer.

Seis bares para atardecer en La Habana

Seis bares para atardecer en La Habana

Aunque existen disimiles lugares desde donde captar los atardeceres de la ciudad, les propongo recorrer seis bares, donde usted puede unir la excelente vista a propuestas gastronómicas y musicales agradables, que refuerzan el espíritu citadino y la intensidad de un atardecer inolvidable en La Habana.

  1. Jazz Café de la Habana

    Jazz Café de la Habana

    Si es de los que gusta disfrutar de la buena música, en este caso del jazz, este bar reserva un espacio agradable con una vista maravillosa. Atardecer en el Jazz Café de La Habana supone una entremezcla de sonoridad musical y natural.

    Las olas del mar, acalladas por el extenso malecón habanero son divisadas desde este punto del Vedado. Y si esto se une a la excelente música y a veraniegos cocteles, entonces usted puede pasar una tarde noche encantadora. Las variadas ofertas del Jazz Café lo convierten en un sitio exclusivo y apasionante para cualquiera que lo visite.

  2. Bar "Vista al Golfo" del Hotel Nacional de Cuba

    Bar 'Vista al Golfo' del Hotel Nacional de Cuba

    Rodeado de toda la historicidad propia del Hotel Nacional de Cuba, este bar es legenda. Está decorado con las fotografías de muchas personalidades del ámbito nacional e internacional que han pasado por allí desde los años treinta. Y mientras degusta un buen coctel o una refrescante cerveza, puede observar todo el Malecón y sus edificaciones aledañas.

    Jardines del Hotel Nacional de Cuba

    Además es un sitio con un ambiente muy peculiar, a donde las personas van a pasar la tarde y a ver el anochecer habanero. Aunque usted no esté hospedado en el hotel tiene entrada libre para el bar y los jardines, para sentarse a conversar o simplemente a observar el hermoso paisaje. Una experiencia realmente fascinante.

  3. "El Mirador" del Morro

    'El Mirador' del Morro

    Situado junto a los grandes cañones que en la antigüedad protegían la ciudad de los invasores, este bar-restaurante cuenta con las mejores vistas de La Habana en cualquier momento del día. "El Mirador" es un sitio para sentirse en otra época, es un recorrido histórico y un deleite para la vista. Además usted puede elegir entre aperitivos, cocteles y cenas bien preparadas y económicas.

    Vistas desde el bar 'El Mirador' del Morro

    ¡Exquisito el pescado a la plancha! Mientras tanto, usted puede reconocer los principales puntos y edificaciones de La Habana como el Capitolio, el Edificio Focsa, el Hotel "Habana Libre" y hasta la Embajada Rusa, más alejada del centro de la ciudad. Es un sitio espectacular, bañado por las olas y refrescado por la brisa de la costa norte habanera.

  4. "La Torre" del Edificio "Focsa"

    'La Torre' del Edificio 'Focsa' al atardecer

    El emblemático edificio Focsa, visible desde cualquier punto del Vedado, ofrece en su piso 33 un servicio de bar y de restaurante. Si usted prefiere tomar excelentes fotos mientras disfruta de sabrosos cocteles, este es el lugar. Tiene una vista panorámica impresionante, teniendo en cuenta que es uno de los edificios más altos de la ciudad.

    En los atardeceres habaneros usted podrá sentir la tranquilidad y el ambiente característico del Vedado, que junto al Malecón parece ostentoso pero calmado, jubiloso y sereno. Además, puede llegar hasta el restaurante en el mismo piso para degustar exquisitos platos tradicionales e internacionales, aunque los precios no son tan asequibles. Ubicado en la céntrica esquina de M y 17, "La Torre" es un sitio para el romance, para despertar pasiones y pasar un rato agradable.

  5. Sociedad Asturiana Castropol

    Sociedad Asturiana Castropol

    Desde cualquier punto de este sitio usted puede observar de cerca el Malecón habanero, el trasiego característico del lugar y la tranquilidad que trae el mar. Además de bar-restaurante, esta sociedad dispone de otro restaurante con asado y con una cafetería-dulcería refinada.

    Puede también elegir sentarse en el espacio con aire acondicionado o en el balcón colonial, a solo unos pocos metros del Malecón, sitios donde se ofrece comida gourmet y los precios son más altos. Aunque sus funciones como bar no son tan reconocidas como su comida, este sin dudas es un espacio ideal para atardecer en La Habana.

  6. Bar "La flauta mágica"

    Bar 'La flauta mágica'

    Situada al costado de la Embajada Estadounidense en Cuba, "La flauta mágica" es un espacio para el divertimento junto a la buena música. Es el pent-house de uno de los tantos edificios del Vedado, y desde su altura puede divisarse el Malecón, la Tribuna Antimperialista, lugar donde han sucedido muchos eventos importantes de la vida política y cultural del país, así como las edificaciones cercanas.

    No es un sitio particularmente barato pero sí garantizo un excelente servicio y gastronomía. Además, en las noches, afamados músicos cubanos ofrecen sus conciertos. Solo recomiendo llegar temprano, y así poder disfrutar el atardecer y evitar una retirada, ya que este es un espacio pequeño y se llena rápidamente. Por lo demás, disfrute de "La flauta mágica", un bar muy agradable y musical.

La Habana y sus atardeceres románticos

En cualquier sitio de La Habana, los atardeceres pueden ser mágicos. Las mezclas del amarillo y el naranja que refleja el sol decayendo y la serenidad del mar, se aprecian en su gente, en sus visitantes. Depende siempre de una buena compañía o una grata conversación. Atardecer en La Habana es una exclusividad.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

Si pudiera escoger los sueños que tendré mañana, la situación, el lugar o la hora, creo que primero elegiría un atardecer en La Habana. Entonces, podría aventurarme a cualquier situación que aparezca.

milagros Milagros