El Lago de los Sueños, un parque para vivir momentos inolvidables

Camagüey o La Ciudad de los Tinajones, como también se le conoce, es dueña de una trama urbana singular compuesta porestrechas y tortuosas calles que desembocan en plazas y plazuelas.

Hasta esa provincia, la más oriental del centro de Cuba, llegan muchos viajeros deseosos de conocer su Centro Histórico donde sobresalen edificaciones con notables valores histórico-culturales y arquitectónicos.

Otros se interesan por las playas arenosas, de transparentes y cálidas aguas de Santa Lucía. Sin embargo, desde 2014, y en saludo a los 505 años de la otrora villa de Santa María del Puerto del Príncipe, un parque fue inaugurado para el disfrute de todos en las afueras de la ciudad.

Conocido como El Lago de los Sueños, hasta él arriban numerosos visitantes en busca de diversión, deporte, excelente gastronomía y descanso. Un sitio donde los sueños de muchos se hacen realidad.

Poco a poco

Niño camagueyano sentado a la orilla del lago

En Julio Antonio Mella, uno de los cuatro distritos políticos – administrativos de Camagüey, la realidad cambia ante los ojos de los moradores y visitantes.

Lo que antes era un terreno colmado de malezas y marabú, en las orillas de una presa, poco a poco, ha dado paso a un atractivo complejo recreativo para el disfrute de todos.

El parque El Lago de los Sueños, con un poco más de tres kilómetros cuadrados de extensión, acoge los más insospechados espacios en los que el público encuentra todo lo necesario para vivir momentos inolvidables. Oportunidad para aprovechar en territorio camagüeyano.

Practicar deportes…vida sana

Jugador de voleibol de playa rematando la pelota

Las condiciones para la práctica del deporte están creadas en la instalación. Allí podrá disfrutar de un campo oficial de voleibol de playa que tuvo el privilegio de ser estrenado por la campeona camagüeyana Mireya Luis.

Pero, más allá del voleibol, el parque cuenta también con un campo de béisbol, gimnasio biosaludable al aire libre, pista de rodeo, cancha de baloncesto, un área para el ciclismo de obstáculos, así como otra para kayaks y botes.

No obstante, si además gusta del aeromodelismo, El Lago de los Sueños, es el sitio perfecto para su práctica.

Avion artesanal para la práctica del aeromodelismo

En este sentido, la instalación se favorece por la predominancia de los vientos. Su pista cuenta con áreas pavimentadas y señalizadas para el vuelo circular por cables. Posee también un área recta de alrededor de 100 metros para el impulso, despegue y aterrizaje cuando es por radio-control.

Si es amante de todos esos deportes, aproveche la oportunidad, allí podrá sentirse verdaderamente satisfecho.

Gastronomía variada y de excelencia

La Punta, una de las instalaciones del parque El Lago de los Sueños

Entre las más de treinta instalaciones con que cuenta el parque, realzan las destinadas a la venta de alimentos. Y es que hay tanto que recorrer y disfrutar, que sería imperdonable marcharse sin degustar un sabroso helado, una deliciosa pizza o algún plato típico de la comida cubana.

Si de sugerir se trata, la faena es difícil, pues la calidad prima en sus instalaciones. Opciones hay muchas; encontrará entonces una red amplia de restaurantes con productos marinos, comida criolla, pizzería, así como ofertas de alimentos ligeros, refrescos naturales y procesados industrialmente.

Cuando se tope con una vieja locomotora y sus vagones, no crea que sus ruedas se pondrán en función de realizar un recorrido por el parque. Claro que no, allí disfrutará de un renombrado restaurante cafetería, que le dejará fascinado.

Antigua locomotora en el Lago de los Sueños hoy es el espacio que alberga un renombrado restaurante cafetería en El Lago de los Sueños

No dude en visitar el añejo avión An 26. Pues en su interior le espera una heladería con sabrosos sabores muy a tono con el clima de Cuba, que como bien se dice, es un «eterno verano».

Avión AN 26 que alberga en su interior una heladería

Por su parte, el ranchón «El Trapiche», se especializa en la venta de derivados de la caña de azúcar, mientras que «El Rincón Campesino» se dedica a ofertar comida criolla. Y en los caneyes dispuestos por varias zonas del parque, la familia entera podrá degustar de atractivas parrilladas.

Guarapo de caña con hielo

Pero si un establecimiento no debe dejar de visitar es El Tablao. Se trata de un complejo cultural especializado en comidas típicas españolas y ricos cocteles, donde nunca faltan, por supuesto, la música y el baile flamenco.

Y teniendo en cuenta que los cubanos gustan mucho de la comida italiana, la pizzería Napolitana es una opción a tener en cuenta. No son pocos los que aseguran que sus pizzas son «las mejores de Camagüey», pero eso, compruébelo por sí mismo, seguro que no se arrepentirá.

En La Herradura, una de las tantas instalaciones gastronómicas del Lago de los Sueños, los niños también tienen su lugar especial. Allí, los fines de semana, pueden disfrutar de la actuación de payasos y de juegos didácticos; regalos de un proyecto sociocultural comunitario.

La Herradura una de las tantas instalaciones gastrónomicas de El Lago de los Sueños

Los adultos también tienen en La Herradura, su propio espacio. Las noches sabatinas son amenizadas con música de «La Década Prodigiosa», pero también reciben la visita de artistas aficionados y grupos humorísticos invitados.

Otras opciones para disfrutar

Niña empinando un papalote

Los pequeños de casa también tienen otros sitios para el disfrute. Tan amplia es la instalación, que lugares para empinar papalotes, se sobran, convirtiéndose, desde su inauguración, en una práctica habitual. Aunque, si algo los infantes disfrutan, con gran entusiasmo, son las figuras inflables inmersas en una pequeña piscina.

Muchos visitan el organopónico. Y es que en esa área de cultivo tapado pueden adquirir hermosas plantas ornamentales, hortalizas y hasta condimentos para dar sabor a la rica comida cubana.

¿Un Malecón en el parque?

Pues aunque no lo crea El Lago de los Sueños tiene su propio Malecón. Y como curiosidad debe saber que fue construido con vigas de concreto que estaban en desuso. Hecho que se extiende a la recuperación de otros recursos que habían sido desechados, o iban a ser destruidos, y se emplearon el parque.

Conocido como el Malecón Camagüeyano, con más de un kilómetro de largo, admite paseos en bicicletas acuáticas y botes. La vista hacia el lago es muy hermosa. Como también bello resulta ver a las familias camagüeyanas y a los visitantes nacionales y extranjeros sentarse en el Malecón.

Una visita impostergable

La ciudad de Camagüey tiene sus encantos. No dude que el parque multifuncional El Lago de los Sueños es uno de ellos. En él se respira aire puro y se vivencian experiencias únicas, ideales para compartir en familia.

Allí hay de todo un poco. Pero lo que más prevalece es la excelente oportunidad para disfrutar lejos del bullicio citadino a orillas de un hermoso lago.

Deja un Comentario!