Paisajes y orquídeas de Soroa

Unos 80 kilómetros al oeste de La Habana, en la joven provincia de Artemisa, encontramos Soroa, un lugar rodeado de paisajes increíbles perfectos para ser disfrutados por los amantes de la naturaleza.

La zona obtiene su nombre de los hermanos españoles Lorenzo y Antonio Soroa Muñagorri, llegados en 1856 para hacer fortuna con las plantaciones de café. El aire de las montañas, el aroma de las flores y los paisajes encantadores son algunos de los ingredientes que Soroa nos ofrece como bálsamo para la mente y el espíritu.

Paisajes y orquídeas nos llevan a Soroa

En el trayecto de una carretera que atraviesa la Reserva de la Biosfera Sierra del Rosario, para unir los poblados de Candelaria y Bahía Honda, encontramos un pequeño caserío, el Jardín Botánico Orquideario de Soroa, un hotel, ríos con cascadas y un entorno natural privilegiado.

Allí, adentrándonos en el bosque tropical siempre verde y los matorrales, se escuchan y observan aves como el sinsonte, el arriero, la chillona, el tocororo, el zunzuncito y las garzas. También podemos ver mamíferos como las jutías conga y carabalí, reptiles como el majá de santa maría y una de las ranas más pequeñas del mundo.

Paisajes y orquídeas nos llevan a Soroa

Los ríos Bayate y Manantiales atraviesan Soroa con buena fluidez casi todo el año, con aguas sulfurosas, piscinas naturales y un hermoso salto de agua con 22 metros de altura, conocido como el “Arcoiris de Cuba”, que resulta uno de los más elevados en la geografía antillana y muy bien apreciado por los turistas para refrescarse del caluroso sol. En épocas de sequías prolongadas, el curso de los ríos puede bajar su nivel drásticamente.

Paraíso de las orquídeas

Paisajes y orquídeas nos llevan a Soroa

El jardín botánico de Soroa se dedica a las orquídeas desde que en 1943 su creador, el abogado de origen canario Tomás Felipe Camacho, decidiera reunir una extensa colección de especímenes procedentes de Asia y el continente americano.

Hoy representa la mayor y más diversa reserva de orquídeas en Cuba, con 130 especies cubanas y otras 700 provenientes del resto del mundo. Se protegen unos 20.000 ejemplares en unos 35.000 metros cuadrados, sobre troncos de árboles igual que en estado silvestre o en pequeños pabellones para resguardarlos del aire y del exceso de luz solar, mientras se exhiben y reproducen.

El recinto es plaza permanente para investigaciones y experimentos de protección, taxonomía e hibridación, en colaboración con universidades y otras instituciones nacionales y extranjeras. Cuentan además con una biblioteca especializada en el tema.

Extensa colección de orquideas

Con orgullo evidente, muestran la Encyclia Bocourtii u orquídea mariposa, una especie descubierta a finales del siglo pasado entre los montes de la Sierra del Rosario, que no se había visto antes en la Isla. Al extenso muestrario de orquídeas, se suman los crotos, Anthuriums, Begonias y otras especies de la horticultura que hacen del jardín una fiesta visual.

Hotel Villa Soroa

Hotel Villa Soroa

En las cercanías de Soroa hay casas particulares completas o cuartos disponibles para el hospedaje, con comodidades básicas (aire acondicionado, agua fría y caliente, baño privado y alimentación a solicitud). Pero la principal opción en el área es el hotel Villa Soroa, con 74 habitaciones totalmente equipadas, 49 estándar ubicadas alrededor de la piscina principal y las otras 25 distribuidas en nueve bungalows, en una zona más alta.

Un castillo y un mirador

Paisajes y orquídeas nos llevan a Soroa

El Castillo de las Nubes fue construido en 1940 en un lugar llamado Loma del Fuerte, con estilo medieval por encargo de un hacendado de la localidad. Actualmente es un restaurante de comida internacional, donde se pueden apreciar artículos originales y verdaderamente medievales que se obtuvieron en subastas europeas.

Por su parte, El Mirador es un balcón situado a 250 metros sobre el nivel del mar, desde donde se tiene una de las mejores y más amplias vistas de la Sierra del Rosario, sus postales paisajísticas y las regiones vecinas.

La Sierra del Rosario

La Sierra del Rosario fue la primera Reserva de la Biosfera declarada en Cuba por la UNESCO, hacia 1984 y constituye un laboratorio medioambiental por la gran cantidad de proyectos y experimentos que se realizan por varios sectores económicos y científicos en esa zona. Se caracteriza por acoger a varias comunidades con un total aproximado de 5.000 habitantes, en constante interacción con la naturaleza circundante. Las fuentes de empleo más socorridas son la agricultura cafetalera, tabacalera y el turismo. El asentamiento principal es el “pueblo ecológico” Las Terrazas. Por lo general, el clima es mucho más benévolo que en el resto de la Isla.

En Cuba, Festival Nacional de las Orquídeas

Paisajes y orquídeas nos llevan a Soroa

Todos los años en marzo se celebra en La Habana el Festival Nacional de las Orquídeas, un evento donde triunfan los paisajes y orquídeas de Soroa. 

¿Te ha gustado el artículo? Si eres un amante de la naturaleza y quieres conocer más lugares en los que la fauna y la flora son las protagonistas, te dejamos aquí otro artículo sobre Viñales y sus senderos, una opción para disfrutar de la naturaleza en Cuba.

No Responses

Deja un Comentario!