En Baracoa: el Parque Alejandro de Humboldt y la Playa Maguana

En Baracoa: el Parque Alejandro de Humboldt y la Playa Maguana
Comentar

El parque natural Alejandro de Humboldt

Nombrado Alejandro de Humboldt en honor al geógrafo, naturalista, geólogo e historiador alemán quien merecidamente ha sido llamado el "segundo descubridor de Cuba". El parque constituyó un refugio natural de la biosfera en las eras glaciares del mioceno-pleistoceno, siendo en la actualidad su diversidad biológica y altos niveles de conservación de las especies de la flora y la fauna uno de sus mayores atractivos.

Valores naturales

Senderista tomando fotos del paisaje del Parque Humboldt

En el parque se encuentran 16 de las 28 formas de vegetación cubana, un porcentaje altamente representativo que permite a aquellos interesados en la fauna endémica conocer un alto porcentaje de sus especies.

Viajeros recorren los senderos del Parque Humboldt

A escala mundial en el parque se encuentran el 2% de las especies de flora de la tierra que se distribuyen en hermosos paisajes montañosos, ríos, lagos y cascadas de aguas y cristalinas.

Autobus y viajeros a la entrada del parque natural Parque Humboldt

La diversidad natural en el parque, la amplitud del mismo y el alto nivel de conservación lo convierten en el más grande de los ecosistemas conservado en Cuba y uno de los más valiosos para la conservación de la flora endémica en el hemisferio Occidental.

¿Qué hacer?

Turistas nadando en uno de los arroyos del Parque Humboldt

A la entrada del parque podrás contratar tres excursiones distintas, una de 3.5 km, otra de 7 km y una última en bote por uno de los ríos que atraviesa el parque. Es recomendable llevar ropa ligera para la caminata y el calor, además de agua y por supuesto ropa de baño pues no querrás perder la oportunidad de nadar en las cascadas, ríos y lagos del parque. En los intermedios del sendero podrás comprar frutas y el afamado chocolate local. Además podrás hacer avistamiento de aves pues, con la guía correcta, podrás ver al Carpintero Real (especie en epligro de extinción), la cotorra, el catey y varias especies de gavilanes.

Después Playa Maguana

La Playa Maguana justo en el Parque Humboldt

Cerca del Parque Humboldt y a 20 km de Baracoa podrás visitar Playa Maguana. Esta playa, no tan rica en diversidad natural como el Parque Alejandro de Humboldt tiene el encanto propio de las aguas del atlántico que bañan sus arenas. Apenas a 180 metros de la línea de la playa encontrarás una barrera coralina que además de aquietar el oleaje hace mucho más interesante su fondo marino para actividades como el snorkeling o la pesca submarina.

Viajero observa la vegetacion desde una colina en el Parque Humboldt

El acceso a la playa es simple, semejante al del Parque Alejandro de Humboldt, podrás llegar por la Vía Mulata desde Moa o por el Viaducto de la Farola desde la ciudad Guantánamo.

Fotografiar el paisaje natural es una de las atracciones del Parque Humboldt

En esta playa se conservan especies como el almiquí, el gavilán y el manatí (actualmente en peligro de extinción), el comercio es abundante y podrás disfrutar de cocteles y dulces típicos de Baracoa.

Viajeros recorriendo los senderos del Parque Humboldt

Cerca de la playa está Villa Maguana, donde podrás hospedarte y pasar unos días cerca del mar en la comodidad de este hotel.

El mar, el río y el bosque

Fotografo en el Parque Humboldt, al fondo una casa tipica de los campesino de Cuba

La combinación de la visita al Parque Alejandro de Humboldt y Playa Maguana es perfecta. Podrás en un mismo día recorrer un bosque tropical, adentrarte en su vegetación y su fauna. Descansar en las aguas dulces del río y terminar con un mojito mirando al mar desde una de los extremos más orientales de cuba.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

Entre las provincias de Guantánamo y Holguín se encuentra el Parque Nacional Alejandro de Humboldt, reserva de la biosfera y Patrimonio Común de la Humanidad desde 2001. Considerado la mayor reserva de la biosfera en las Antillas se vuelve una visita obligada para aquellos que gustan del turismo de naturaleza.

milagros Milagros