Los cinco bares con mejores cócteles en La Habana

Los cinco bares con mejores cócteles en La Habana

A finales del siglo XIX nació el verdadero Ron Cubano. Ya la isla tenía su bebida nacional, ahora tocaba encontrarle parejas. El ron ligero, más una amplia variedad de frutas, favorecieron que en Cuba surgieran algunos de los cócteles famosos del mundo, presentes en los más célebres bares de actualidad.

Los tragos cubanos están llenos de ardientes aromas, colores, y se preparan sobre la base de rones tradicionales y de alta jerarquía internacional, como el Havana Club y el Ron Santiago.

Disfrutar de ellos en La Habana, acompañados de música, en ambientes cuidadosamente diseñados, es la elección de muchos cubanos y visitantes. Algunos prefieren acudir a los mejores bares para conversar entre amigos, otros conjugar el baile con deliciosas bebidas.

Entre los bares modernos se incluyen los diseñados al aire libre, en acogedoras terrazas, o los de estilo más cerrado, a manera de discoteca. Sin embargo, aún sobresalen algunos espacios tradicionales del centro histórico, imprecindibles si quieres probar un auténtico trago cubano.

El Floridita, cuna del Daiquirí

Conocido como "La cuna del Daiquirí", El Floridita está ubicado en la calle Obispo #557, esquina de Monserrate. Indiscutiblemente, es uno de los bares más famosos de La Habana y del mundo.

Fachada del famoso Restaurant El Floridita, La Habana Vieja

El ambiente de los años 50, sus variadas ofertas de comidas y bebidas, convierten a este sitio en un lugar de referencia. El espacio conserva el glamour y la elegancia que ha tenido desde su fundación en 1817.

Su excelente coctelería ha sido aplaudida por personalidades de todo el mundo, entre ellos Premio Nobel de Literatura Ernest Hemingway. El escritor norteamericano visitaba regularmente el local, y hasta una de las modalidades del daiquirí lleva el nombre con el que era conocido, "Papa", una bebida que el propio autor fue conformando a su gusto.

Daiquiris en la barra del Restaurant El Floridita

Cada día, personas de todos lados llegan hasta este céntrico bar para tomarse una foto con la famosa escultura de tamaño natural de Hemingway, y para degustar el mejor daiquirí del mundo.

La emblemática Bodeguita del Medio

Desde la plaza donde se erige la Catedral de La Habana es muy fácil llegar a otro de los bares más conocidos de la capital cubana. En la calle Empedrado #206, entre Cuba y San Ignacio, se encuentra la mítica Bodeguita del Medio.

Famoso cartel de la Bodeguita del Medio en la calle Empedrado de la Habana Vieja

Este es uno de los bares emblemáticos del país, un sitio pequeño donde se reúnen las tradiciones cubanas más auténticas. Sus paredes estás escritas por los cientos de visitantes que desean dejar su sello en el lugar. Entre las firmas se descubren las de figuras de la música, la literatura, la política y el arte de todos los continentes.

Entre un ambiente muy bohemio, es imprescindible saborear allí el auténtico mojito, un pilar de la coctelería cubana. Para un buen trago lo básico siempre está ahí: ron, lima, azúcar y menta, una carta de triunfo.

Además puede escoger sentarse y probar una deliciosa comida criolla, pues el restaurante ofrece el típico menú cubano: arroz blanco, frijoles dormidos, pierna de cerdo, yuca con mojo, masas de puerco, chicharrones y tostones.

Mojitos en la barra del bar restaurant La Bodeguita del Medio

Muchos afirman que si visita la ciudad y no se encuentra frente a frente con "La Bodeguita", entonces a su estancia le faltó un condimento: el mejor mojito de La Habana. Al menos el más famoso, tanto que Maradona, en su visita a Cuba, decidió no perderse.

Sloppy Joe's y su gran barra

Durante el siglo pasado figuras como Gary Cooper, John Wayne, Ernest Hemingway y Babe Ruth llegaron hasta el Sloppy Joe's. Este bar tiene una de las barras más largas de La Habana, 18 metros de largo, y un amplio menú de cocteles; además, allí es posible saborear las principales ofertas de la cocina cubana.

Entrada al bar Sloppy Joe's un lugar clasico de La Habana de los 50

El bar, fundado en 1917, se encuentra muy cerca del Paseo del Prado, en la calle Zulueta #252, entre Ánimas y Virtudes. Recientemente ha sido restaurado, y mantiene exacta la vajilla, el menú y hasta sus servilletas.

Es otra de las joyas de la ciudad, rescatada por la Oficina del Historiador de La Habana. Con su reapertura ha conservado la estética de los años 30 en la ciudad y muchas fotografías y objetos de la época.

Turista disfruta de coctel en la larga barra del Sloppy Joe's

Como antaño, ofrece un variado menú de sándwich y picaditos muy sabrosos para acompañar con alguna de las treinta variedades de cócteles que prepara su bartender. Esta es una opción de lujo, un espacio para sentir La Habana de la primera mitad del siglo XX.

La algarabía de El Chanchullero

Entre los nuevos espacios destaca El Chanchullero, uno de los mejores bares de la Habana Vieja. Este sitio es especial para tomar algo con amigos en un ambiente diferente y agradable, donde puede sentirse la agitada vida de la urbe.

Turistas disfrutan de cocteles y de la vista en la terraza del bar El Chanchullero en La Habana Vieja

La amplia variedad de cócteles y bebidas lo convierten en un sitio perfecto para pasar las noches habaneras, escuchar buena música y conversar sin formalidad. Tiene una decoración muy moderna, sencilla, con un ambiente alegre y bohemio. Además sus tapas son aclamadas por los clientes debido a su variedad y balance calidad-precio. Le sugiero que vaya temprano y se evite la cola que habitualmente encontramos.

Mojito en la barra del bar El Chanchullero

Fue uno de los primeros negocios privados que abrieron en La Habana, luego de la Revolución. Por esto y por la calidad de su servicio, el ambiente auténtico y la selección de música, se ha convertido en el bar por excelencia de los viajeros. Lo encontrarás en la calle Brasil #457, entre Bernaza y Cristo, a solo dos cuadras del Capitolio Nacional.

Bar Roma, desde una azotea habanera

Para terminar la noche bien alto, recomiendo este exótico lugar de la Habana Vieja, uno de los bares más populares de la ciudad, ubicado en el último piso de un edificio colonial.

Fachada del Bar Roma en La Habana Vieja

El Bar Roma se muestra diferente desde la entrada. Primero, se encontrará subiendo por un elevador antiguo, de los que no vemos todos los días. Si prefiere las escaleras descubrirá obras de arte en cada piso.

Una decoración mínima, informal, propia de las construcciones aparentemente abandonadas, conforma la ambientación del Bar Roma. Pronto notaras la buena vibra de uno de los bares-discoteca más exitosos de ahora mismo. Su DJ presume de una gran colección de discos de vinilo. Durante la noche mezcla música electrónica con jazz, blues y otros ritmos, creando una sonoridad diferente.

Coctel tropical en la barra del Bar Roma

Es ideal para pasar una noche a buen ritmo, disfrutar del baile y refrescantes bebidas, uno de los espacios donde siempre encontrará amigos y buena música.

La capital de la isla es famosa por muchas razones, entre ellas sus bares y los cócteles increíbles que pueden elaborarse con el ron ligero cubano. Te proponemos cinco lugares que no debes dejar de visitar, desde los más tradicionales hasta los nuevos que marcan tendencia.

milagros Milagros

;