Conoce el Salón Rosado de la Tropical, el reino del baile en Cuba

Conoce el Salón Rosado de la Tropical, el reino del baile en Cuba
Comentar

Para la mayoría de quienes nacieron en la llamada "Isla de la Música", bailar es sinónimo de existir. Cuba exhibe orgullosa una historia de la danza en la que no faltan grandes compañías y exponentes de ballet clásico y lo contemporáneo. De su excelencia hay evidencias todas las semanas en cualquier parte del país, y en escenarios de la capital como el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, o el Teatro Nacional.

Pero el territorio del alboroto, la "sabrosura" y la energía más genuina es dominado por la música popular bailable cubana, conocida internacionalmente como "salsa", aunque esta denominación esconde variados estilos y géneros como el son, la timba, la guaracha, el changüí…

La meca de las agrupaciones más famosas ha sido, desde hace más de medio siglo, el Salón Rosado "Benny Moré", de la Tropical. Este el sitio adonde debes ir, si quieres vivir la experiencia del baile y la música en todo su esplendor.

El palacio del bailador

Ubicado en el municipio Playa, en la Avenida 41 entre 44 y 46, encontrará este lugar de supremacía indiscutible entre las preferencias de los amantes de la música cubana.

Su reconocido slogan es "El salón más musical de América Latina". Oficialmente lo nombraron Salón Rosado de La Tropical "Benny Moré", en honor al gran intérprete conocido como el Bárbaro del Ritmo, oriundo de Cienfuegos. Sin embargo, con solo preguntar a un habanero por La Tropical, sabrá indicarle cómo llegar y hasta decirle sobre algunas bandas que se presentan por esos días.

A lo largo de su historia, cantar allí ha sido considerado una prueba de fuego que anunciaba, según la reacción de los asiduos bailadores, el éxito o el fracaso del intérprete y su banda. Leyendas como Arsenio Rodríguez, la "Big Band" de Benny Moré, Arcaño y sus Maravillas, la Orquesta Aragón, La Sonora Matancera, Juana Bacallao, Adalberto Álvarez y su Son, Los Van Van, La Charanga Habanera y NG La Banda, tuvieron a La Tropical como lugar de obligado peregrinaje creativo.

Los interesados en la cultura cubana en general, también podrían encontrar charlas sobre arte, exposiciones fotográficas y de artes visuales, así como venta de discos.

Es un gran espacio abierto al cielo nocturno de La Habana, que cuenta con una barra donde venden rones y cervezas cubanas y extranjeras. En 2010 fue remodelado completamente, y aún dispone de un excelente sistema de audio y luces, diseñado para brindar una potente experiencia.

Busca a tu pareja y goza

Es tanta la importancia del Salón Rosado que el músico Adalberto Álvarez, conocido internacionalmente como "El Caballero del Son", le dedicó su canción Bailando en La Tropical, en la que convida: "¡Busca a tu pareja y goza!"

Lo hizo porque la tradición ha consagrado a este sitio como el más importante para el desarrollo del casino, expresión danzaria urbana que aunque surgió hace décadas se mantiene en la preferencia de los cubanos, y es la comúnmente usada en Cuba para bailar música salsa.

El salón abre todos los fines de semana, de viernes a sábado a las 8:00 pm y cierra a las 2:00 am. Los domingos ofrece matinés de 4:00 pm a 9:00 pm. El precio de la entrada depende de la agrupación programada, pero no es común que exceda los 5 CUC (equivalente al dólar).

Aunque este es el reino de la música popular bailable, no faltan los géneros tradicionales, tampoco los más contemporáneos. Rumba, trova, Hip-Hop, reggaetón, rock, metal, música electrónica, entre otros estilos, también han encontrado en el Salón Rosado su casa.

Lugar de artistas internacionales

¿Habrá algún músico internacional que no desee medir su calibre en La Tropical? Lo dudo. Desde el baladista salvadoreño Álvaro Torres, hasta reconocidas estrellas de rock, se cuentan por decenas los artistas extranjeros que han llegado hasta el sitio para recibir el calor de los cubanos, fanáticos a todo tipo de sonoridades.

Todavía se recuerda el concierto que diera hace un par de años el intérprete y compositor cubano Emilio Frías, "El niño", junto al dominicano José Alberto, "El Canario", al que se sumaron Alexander Abreu y José Luis Cortés, "El Tosco". La excepcional reunión de figuras históricas y emergentes de la música caribeña congregó a miles de personas.

En 2015 arribaron a La Tropical los integrantes de la súper-banda norteamericana The Dead Daisies (Las margaritas muertas), una congregación "todos estrellas" que habitualmente tocan en las grandes ligas del rock and roll y el metal.

Los roqueros cubanos, y aquellos que viajaron de otros países solo para darse este lujo, vibraron con el performance de Bernard Fowler (Rolling Stones), Jon Stevens (INXS), Richard Fortus (Guns N’ Roses, Thin Lizzy), Dizzy Reed (Guns N’ Roses), Marco Mendoza (Thin Lizzy, Whitesnake) Brian Tich (Whitesnake, Ozzy Osbourne), John Corabi (Motley Crue) y David Lowy (Red Phoenix and The Angel). ¡Asombroso!

Espectáculos como los que he mencionado son habituales en el Salón Rosado, y puede sorprenderle cuando vaya a este templo de la música y el baile.

Conocer la música cubana en su templo

Aunque la música reina en cada esquina de La Habana, y las oportunidades para "echar un pasillo" no faltarán en un paseo por la capital, el palacio del bailador (sea empírico o académico) no puede faltar en su agenda si pretende conocer el alma de quienes habitan esa isla.

El Salón Rosado Benny Moré de La Tropical es una apuesta segura para aprender a bailar con quienes mejor saben: los danzarines populares, quienes acuden como feligreses a una iglesia, puntualmente cada fin de semana. En el movimiento del cuerpo les va la vida, tal vez por aquello que pusieron de moda (allí mismo) Los Van Van del gran Juan Formell: "aquí el que baila gana".

0 Comentario
Agrega un comentario
 

El cubano es bailador por naturaleza. Más allá de los estereotipos, los hay que expresan su felicidad y carácter moviendo el cuerpo. La música popular bailable tiene una tradición que trasciende las fronteras isleñas, y en La Tropical está su meca.

milagros Milagros