Dos de los mejores hoteles en el increíble Valle de Viñales

Dos de los mejores hoteles en el increíble Valle de Viñales

El Valle de Viñales se ha convertido en la meca del ecoturismo en Cuba. Hace millones de años, ese territorio del occidente de la isla estuvo bajo el mar, pero hoy es un destino preferido por miles de turistas de todo el mundo.

A lo largo y ancho de sus 741 km cuadrados tiene todo lo que busca alguien de espíritu aventurero: agricultura típica y orgánica, curiosa fauna, grandes elevaciones de roca para escalar, "mogotes", y cavernas de ríos subterráneos para explorar, entre ellas algunas de las mejores cuevas naturales que se pueden encontrar en el país, como el sistema cavernario de Santo Tomás, con más de 45 kilómetros de galerías.

Bus del Viñales Bus Tour listo para recorrer el Valle de Viñales

En uno de los mogotes más cercanos al pueblo, en la zona de Dos Hermanas, hay un enorme mural a cielo abierto. Con 120 metros de alto y 180 de ancho, en el Mural de la Prehistoria pintaron la evolución biológica de la Sierra de los Órganos y el Valle de Viñales.

En 1999 la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) declaró el Valle de Viñales Patrimonio Natural de la Humanidad. Entonces, ¿dónde alojarse para descansar luego de un día de aventuras por este paraíso en la tierra cubana? Analice mis propuestas.

Vista del Valle de Viñales desde el Hotel La Ermita

La Ermita de la vista hermosa

Una de las mejores vistas de Viñales la encontramos en los alrededores del Hotel Cubanacán La Ermita. Es un lugar excelente para tomar un "mojito" mientras cae la tarde sobre los mogotes y el pueblo. Éste es uno de esos lugares para retirarse a descansar de la agitada vida moderna. ¡Y sólo cuesta alrededor de 80 Euros!

Hotel La Ermita en Viñales

La instalación ofrece 62 habitaciones climatizadas, con caja de seguridad, teléfono, mini-bar y televisión satelital. Aunque el estándar oficialmente es de tres estrellas, la atención del servicio es muy buena y el entorno natural no merece un calificativo menor que espectacular.

El hermoso edificio del hotel se integra, sin estridencia, en el paisaje de Pinar del Río, y desde allí mismo puede salir hacia recorridos que le acercarán al auténtico campo viñalero, con sus plantaciones de tabaco y frutas, atendidas diligentemente por campesinos rudos y afanosos.

Piscina del Hotel La Ermita de Viñales, al fondo paisaje del famoso valle

Recomiendo la excursión "Maravillas de Viñales", que propone una caminata por la Sierra del Infierno donde hay curiosas flora y fauna, sobre todo aves (zunzún, tocororo, cartacuba, ruiseñor…) y las palma corcho, un "fósil viviente" debido a la antigüedad de esta especie endémica.

En La Ermita se ofrecen otras opciones, entre ellas el alquiler de caballos, bar, tienda, oficina para conocer propuestas turísticas en la zona, cancha de tenis, parrillada, piscina, restaurante, servicios médicos y Wi-Fi gratuita.

Entrada y fachada del lobby del Hotel La Ermita

Si es aficionado a la fotografía, acuda temprano al mirador de La Ermita y atestigüe con su cámara un espectáculo fascinante, casi fantasmal: la neblina del amanecer hace parecer a los mogotes como montañas en el cielo.

Los Jazmines, una villa con mirador excepcional

Ubicado en la cima de una pendiente, en el kilómetro 25 de la carretera de Viñales, se localiza el Hotel Los Jazmines, un bello edificio color rosa, de tres pisos, techo de tejas, puertas francesas y vitrales.

Vista del Hotel Los Jazmines, al fondo el Valle de Viñales

En la antigua villa colonial se ofrecen senderos para la práctica del ecoturismo. Si se decide por este hospedaje, más grande y mejor equipado que La Ermita, anote en su agenda la excursión "El Camino hacia los Mogotes", que se inicia en Los Jazmines y se interna en lo profundo del Valle de Viñales. También proponen "Naturaleza Insospechada", sobre la variada avifauna, y "Los Secretos de un Mundo Subterráneo", un fascinante periplo por la gran caverna de Santo Tomás.

Si pretende hacer senderismo por cuenta propia, aquí dispondrá de alquiler de autos, motos, caballos y bicicletas. Además, el hotel posee habitaciones climatizadas, restaurante, bar, piscina, tienda de suvenires, servicio de masajes, cancha de tenis y ofrece a sus clientes conexión a Internet.

Vista del Valle de Viñales desde una de las habitaciones con vista a la piscina del Hotel Los Jazmines

Las habitaciones, 70 en total, son más grandes que en La Ermita, y tienen una pequeña terraza para disfrutar del paisaje, además de mini-bar, servicio de habitaciones, ¡desayunos deliciosos y abundantes!, y televisor con canales vía satélite, entre otras comodidades.

Pero lo que más atrae de este lugar es la panorámica que brinda del valle, sin parangón en la zona. Desde el restaurante de barandilla o desde los balcones de los cuartos, el viajero se deleita con la quebrada, sus cerros, las típicas comunidades de "guajiros" (campesinos cubanos), y el verde intenso que lo inunda todo.

Piscina y edificio central del Hotel Los Jazmines de Viñales

Muy cerca de Los Jazmines está el Rancho San Vicente y sus manantiales de aguas minero-medicinales, famosas desde hace 200 años.

Descansar cómodamente luego de la aventura de Viñales

Recorrer el Valle de Viñales es un boleto seguro a la aventura. Luego de desandar cavernas, ríos, montañas y cultivos de tabaco, el viajero busca un lugar cómodo donde descansar y prepararse para un día de más sorpresas.

Cena con vista al Valle de Viñales

La Ermita y Los Jazmines son dos hoteles con buenas condiciones para reponer fuerzas, y contemplar el excepcional entorno. Desde estos lugares se divisa una vegetación abundante y atardeceres de ensueño, entonces el ecoturista sabe que ha llegado al sitio correcto para disfrutar del contacto directo con la naturaleza.

La preferencia por el Valle de Viñales, como destino de naturaleza, crece cada día. Miles de ecoturistas viajan anualmente al paradisiaco lugar y encontrar donde dormir pudiera resultar azaroso. Por eso aquí le recomiendo dos buenos hoteles.

arantxa Arantxa

;