Maravillas para descubrir en la fascinante ciudad de Camagüey

Maravillas para descubrir en la fascinante ciudad de Camagüey

Muchos viajeros eligen como destino de ciudad en Cuba a la encantadora Camagüey, cuyo centro histórico es considerado por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 2008.

La urbe, fundada en 1514 con el nombre de "Santa María del Puerto del Príncipe", también conocida como "Puerto Príncipe", se ubica a unos 500 kilómetros de La Habana. Tiene aeropuerto internacional propio y dispone de una amplia red de hospedajes donde destacan seis hoteles de 4 estrellas, pertenecientes a la cadena Encanto.

Recomendaciones para un viaje a Camagüey

No deja de sorprender, aunque se vaya más de una vez. Siempre hay lugares a los que hay que volver; sin embargo hay algunas maravillas que se pueden descubrir en un paseo por esa añeja ciudad. Por eso aquí se las recomiendo.

Una ciudad llena de plazas e iglesias

Puesto de venta de souvenirs en la Plaza San Juan de Dios de Camaguey

La arquitectura camagüeyana enamora. La ciudad se conformó en torno a numerosas plazas que se relacionan armónicamente con sus espectaculares iglesias, muchas de ellas ejemplos del barroco cubano.

Uno de los grandes espacios públicos es la Plaza de los Trabajadores, conocida como de "La Merced" porque junto a ella se levanta la famosa Iglesia de La Merced, construida en 1748 y una de las más antiguas de la ciudad.

En el templo se atesoran un trono de la Virgen de los Dolores, un Santo Sepulcro de plata y muchas lámparas del mismo metal precioso. También se guardan como reliquias piezas de mobiliario que usara el Papa Juan Pablo II durante su visita a la ciudad en 1998.

En la antigua Plaza de San Francisco (siglos XVII - XVIII) sobreviven edificios de varias épocas. Sentarse allí es como contemplar un retablo hermoso del devenir de la villa a través de los estilos de sus construcciones: el barroco colonial, el neoclásico, el ecléctico… La vista se detiene en la Iglesia del Sagrado Corazón, una edificación neogótica que impresiona por su magnificencia y belleza.

Torre del reloj y campanario de la Iglesia de la Merced en la Plaza de los Trabajadores de Camaguey

Otra plaza notable es la Plaza de San Juan de Dios. El pequeño espacio es uno de los más antiguos y pareciera una abertura en el tiempo hacia el pasado. Está rodeada de viviendas e iglesias centenarias, y estrechísimas callejuelas donde abundan los cafés, bares y galerías de arte. Allí hay un buen restaurante llamado La Campana de Toledo, donde se puede conocer los típicos y acogedores patios interiores de Camagüey, con sus emblemáticos tinajones de barro para almacenar agua en tiempos de sequías.

En la Plaza San Juan de Dios también está la Catedral de Nuestra Señora de la Candelaria, la más importante de Camagüey. Sus orígenes se remontan a 1530 y está consagrada a la Virgen de la Candelaria, patrona de la ciudad. Destaca por una estatua de Cristo en la cúspide de su campanario.

Un enorme laberinto

Las calles del centro historico de Camaguey forman un intrincado laberinto

El centro histórico es famoso por el trazado muy irregular de sus calles. Se dice que fue concebido a la usanza medieval y para facilitar emboscadas a los numerosos corsarios y piratas que asediaban la antigua villa de Puerto Príncipe.

Leyenda o no, lo cierto es que unos 60 callejones retan al caminante con sus enrevesados trazados. Algunos son muy curiosos, como el Callejón de Tula Oms que se dice es el más pequeño de Cuba. Está en la Plazoleta de Bedoya y mide sólo 15 metros de largo y 3,80 de ancho.

Pero el más estrecho es el Callejon de Cura, también comocido como "Callejon del Silencio", ubicado entre las calles Plácido y 20 de Mayo. ¡Sólo mide un metro con 40 centímetros de ancho!

Los estudios de los artistas

Vista de la Plaza del Carmen desde la iglesia del mismo nombre

Siempre asombra la creación de la belleza, y el encanto es mayor si se tiene la oportunidad, como en Camagüey, de conocer al artista en su propio taller.

Sucede con Martha Jiménez, cuyas obras captan la identidad popular, las tradiciones y mitos de la antigua villa. Sus esculturas están en países de Europa, Asia, y Latinoamérica, pero es en Camagüey donde tiene su taller y las más entrañables piezas.

Puede conocerse en el número 282 de la calle Hermanos Agüero, entre Carmen y Honda, a la vera de la famosa Plaza del Carmen, donde están sus famosas "Chismosas" (personaje parlanchín e indiscreto).

Martha se especializa en esculturas en cerámica terracota, aunque también utiliza otros materiales. En la galería se exponen y venden obras inspiradas en personajes populares, algunas de tamaño natural, y también pinturas. Parecieran que en cualquier momento comenzarán a hablar contigo.

Otros muchos pululan por la ciudad y en ellos conviven el arte, con la arquitectura y hasta antiguos objetos recopilados por toda la villa. Aproveche la oportunidad para acercarse y disfrutar del arte cubano creado en el interior de la isla.

El gran Teatro Principal

Bella fachada clasica del Teatro Principal de Camaguey

Este es otro templo, pero uno dedicado a la representación escénica. Es la sede del importante Ballet de Camagüey, y también acoge espectáculos del Conjunto Folklórico.

El edificio, construido en 1850 con una capacidad para 1 500 espectadores, hoy mantiene unas 780, tiene valor patrimonial por su arquitectura. Además, es muy celebrada su acústica, puesta a prueba por el mismísimo tenor Enrico Caruso.

Actualmente acoge los principales eventos de la ciudad, entre ellos el excelente Festival de Teatro de Camagüey, una reunión bianual con las mejores obras del país.

La Casa de la Trova Patricio Ballagas

Espectaculo musical en La Casa de la Trova Patricio Ballagas de Camaguey

La música también tiene su reino en Camagüey. Además de las agrupaciones o solistas que regalan melodías en sus calles, un sitio adonde se puede ir en busca de los mejores ritmos cubanos es la Casa de la Trova Patricio Ballagas, ubicada en una mansión colonial de 1879 en el Parque Agramonte.

Una profusa cartelera cultural se oferta allí. El lunes en la noche la cita es en el espacio "En Descarga", para escuchar música tradicional como el son y las guarachas. Los martes es "Noche de Trova" y los miércoles de "Filin", especial para los enamorados y amantes de los boleros.

Los jueves es el turno de la música campesina, con la actuación del Quinteto Camagüey. Estas sesiones se caracterizan por la interpretación de décimas y los talentosos poetas repentistas. Luego de las actuaciones en directo, puede bailarse con música grabada hasta la una de la mañana. No se preocupe, numerosos bailadores le iniciarán en los más auténticos ritmos cubanos.

El cementerio más antiguo de Cuba

Monumento funerario en el Cementerio de Camaguey

Desde 1814 está abierto el camposanto de la ciudad, el más antiguo del país. En sus terrenos descansan numerosas personalidades de la historia de Cuba y hay no pocas leyendas y hechos curiosos.

Sus epitafios son muy famosos, por ocurrentes. Uno de ellos es un verso que puede leerse sin perder el sentido intercambiando todas sus estrofas:

"Aquí yace sumergido
Por una ley natural
Todo lo que fue mortal
De don Fernando Garrido."

Paraíso natural en el Casino Campestre

Glorieta del Casino Campestre de Camaguey

La urbanidad cede terreno a este oasis en medio de la ciudad, lleno de árboles de refrescante sombra y riachuelos. El Casino Campestre fue creado al otro lado del puente sobre el río Hatibonico, en la segunda mitad del siglo XIX y es el parque de su tipo más grande de Cuba, con 131 mil 500 metros cuadrados.

Allí se realiza un singular recorrido por la historia local, contemplando numerosas esculturas de personajes camagüeyanos. También hay una bella glorieta erigida en 1905 tomando como modelo una similar de Sevilla, España. Además, para el descanso del caminante hay muchos bancos a la sombra, y cuenta con un pequeño estadio de béisbol entre sus instalaciones.

Entre todos los monumentos llama la atención el dedicado a los pilotos españoles Mariano Barberán y Joaquín Collar, quienes en 1933 realizaron el primer vuelo sin escalas entre España y Cuba. El periplo fue entre las ciudades Sevilla y Camagüey. Infortunadamente el avión desapareció con su tripulación a la semana siguiente de la hazaña, cuando viajaba a México. ¡Qué ironía!

La deliciosa y peculiar cocina camagüeyana

Otra maravilla a descubrir: la cocina típica camagüeyana. Algunos de sus platos exclusivos son las cremitas de leche, el pastelón y el ajiaco, un espeso caldo de viandas y carne. Este último plato utiliza tasajo de res y plátanos semimaduros, y se dice que por sus valores nutricios es, como se dice localmente:

"Capaz de levantar a un muerto."

Recomiendo para probarla el Restaurante 1800, en la Plaza San Juan de Dios, ganador del "Certificado de Excelencia 2018" en TripAdvisor. En el encantador entorno donde está emplazado ofrecen un variado menú que incluye tapas, pescados y mariscos, carnes, vegetales… Además tienen un bar excelente y un servicio de buffet a precios más baratos que a la carta.

Descubrir maravillas en Camagüey

Bella puesta del sol en las intrincadas calles del centro historico de Camaguey

El centro histórico de Camagüey es el conjunto colonial más extenso de Cuba. Hace falta varios días para recorrerlo y uno no deja de impresionarse con nuevos detalles. Museos, iglesias, parques y otros espacios sobreviven al tiempo con una singular belleza. Camagüey es un tesoro inagotable para los amantes de la historia y la cultura cubanas.

Entre las más bellas ciudades cubanas se destaca Camagüey, por su patrimonio arquitectónico increíblemente conservado, sus artistas y la idiosincrasia de sus habitantes. Estas son algunas de las maravillas que encontrará en la antigua urbe.

arantxa Arantxa

;