Antes de marcharse de Cuba pruebe sus exquisitas frutas tropicales

Antes de marcharse de Cuba pruebe sus exquisitas frutas tropicales

Puede hallar disimiles frutas y productos cubanos derivados de ellas, 100% naturales. En todas las épocas del año puede consumir frutas. Hasta las más ácidas de estas especies sucumben ante las características del clima tropical que invita a siempre estar hidratado. Es inevitable que la felicidad se dibuje en nuestros labios mientras saboreamos la jugosa pulpa del mango o la guayaba. Por eso, siempre que las vea, ya sea en un mercado, a la venta en una carretilla, en la casa donde se hospede, restaurante o cualquier otro sitio donde aparezcan, no pierda la oportunidad de disfrutar de este manjar de dioses que tanto atrae de Cuba.

Las mejores frutas cubanas para probar en un viaje a la isla

Existen variedades de frutas que puede consumir en la Perla del Caribe, entre ellas el mango, la piña, la fruta bomba, el mamey, el plátano, la chirimoya, la guanábana, el melón, la guayaba, la naranja, la ciruela, el mamoncillo y el coco. Sin embargo, sepa que no siempre están disponibles todo el año. En Cuba, algunas frutas, verduras y viandas solo pueden ser consumidas en las estaciones propias de cada una. Aun así, siempre encontrará varias de ellas que le propiciarán deliciosos momentos a su paladar. Veamos aquellas que no debe dejar de probar en su viaje a la isla maravilla del Caribe.

Néctar al paladar: el mango

Es una fruta deliciosa, existen muchos tipos según su tamaño y región donde se cultiva: el filipino, el manzano, el bizcochuelo, entre otros. Los habitantes de Santiago de Cuba se enorgullecen de decir que en sus tierras se dan los mejores mangos y los más dulces.

Crece en los árboles de varios hogares cubanos, sobre todo hacia el interior del país. Deliciosa en bebidas, como los batidos o los jugos. Algunas de sus especies permiten la preparación de jaleas y mermeladas increíbles por su dulzor. Muy recomendada para acompañar con queso, también con tostadas.

Diez puntos para el mamey

Es totalmente cubano. Con una corteza dura y carmelita parece inaccesible, pero una vez que se abre encuentra su pulpa de color marrón y al probarla quedará seducido por su sabor.

Es de las frutas más exóticas. Puede comerse en estado natural, cortándola en tajadas. La otra manera ideal de probarla es en un batido. Un batido de mamey, frío y espeso, créame que le hará alucinar. Sencillamente, maravilloso.

Secretos de la chirimoya

Se degusta madura, cuando se toca y es suave se sabe que está lista para consumir. Su pulpa es blanca y densa, muy rica. Siempre considere que debe quitarle la cáscara y extraer las semillas que tiene escondidas dentro. Su masa también es utilizada para preparar sabrosos batidos y jugos.

Guanábana sin rezagos

Es "prima" de la chirimoya y también se come madura. Parece que tiene espinas por fuera, pero por dentro es una crema dulce y blanca. La champola es una receta muy cubana de preparar una bebida, sin alcohol, usando esta fruta, aunque en muchos sitios se come directamente la masa. Crece con frecuencia en los patios y es muy aprovechada por quien la tienen su parcela.

Melón para refrescar

Es una fruta grande, se come en tajadas y maduro. Es jugoso y esto lo hace excelente para preparar Daiquirí y también jugos naturales. De su corteza se hace dulce en almíbar, muy recomendable para comer con queso y los dados de la masa del melón son usados para preparar coctel de fruta. Puede ser encontrarlo casi todo el año en Cuba.

Ciruela, pequeña pero sabrosa

También es cubana, de forma pequeña y circular. Tiene una cáscara amarilla o roja que cubre la pulpa y dentro una semilla. Generalmente mientras se come se aprovecha todo, menos la semilla. Además, se pueden preparar jugos con ella. Existe una variedad conocida como ciruela china, muy empleada en la confección de líquidos. Solo puede ser degustada en una época específica del año.

Mamoncillo, para entretenerse

Es parecido a la ciruela. Cubierto por una cáscara fina y verde que cuando se parte destila un líquido que deja entrever la masa naranja que se esconde en su interior.

A diferencia de la ciruela no se come la cáscara. Generalmente la misma se parte con los dientes y se chupa el interior. La fruta es pequeña, sobre todo su masa, que se retira hasta que solo queda la semilla de adentro. Suele ser algo incómodo de comer porque se mantiene dentro de la boca, retirándola con los dientes. Está entre los preferidos de los niños cubanos rurales quienes pasan largos ratos tratando de obtener la sabrosa masa.

Piña, la reina de las frutas

Existen deliciosas frutas que han puesto su sello a algunos productos o negocios cubanos. Es el caso de la bebida preparada usando la piña, conocida como la reina de las frutas por su forma y las hojas de su parte superior que semejan una corona.

Se cosecha fundamentalmente en la provincia de Ciego de Ávila, en el centro de Cuba, pero se vende en cualquier lugar del país. Una fruta que se come madura y es muy refrescante, de ahí que se use para preparar diferentes bebidas.

La piña colada es un trago muy cubano, hecho con este ingrediente como componente esencial y a Ciego de Ávila, se le achacan las mejores preparaciones de Cuba. Los Daiquirís de piña también son sensacionales, los descubrirá en numerosos bares o restaurantes del país.

Entre cáscaras, el plátano

Es comúnmente utilizado en las comidas y meriendas de los hogares cubanos. También lo encontrará acompañando algunos platos en los restaurantes de comida criolla.

Ideal para cocteles de fruta, también para compotas y batidos. En los negocios de crepes tiende a ser un aderezo delicioso para el desayuno. Le recomienda la Creperie Oasis Nelva, en La Habana Vieja, donde los crepes dulces con un agrego de platanitos endulzan el día.

No haga caso del nombre: fruta bomba o papaya

Muy recomendada para problemas gástricos. Se prepara en múltiples variantes. Si está madura su color es naranja por fuera y por dentro. Podrá consumirla de manera natural, en dados o coctel de frutas, además de jugos y batidos.

Sin madurar su color será blanco por dentro y verde por fuera y suele consumirse en forma de dulce con almíbar. Se elabora cocinando los trozos, con canela al gusto y se sirve acompañado de queso. Es una delicia.

Los jugosos cítricos: guayaba y naranja

Los cítricos que se producen en Cuba son muy ricos en vitamina C. La guayaba y la naranja son dos de sus exponentes más codiciados.

La guayaba se puede comer verde, casi madura o madura. Es una de las frutas que más utilidad tiene. Suele encontrarse en los patios de las casas cubanas, en cualquier región de la isla, y es exquisita en jugos, dulces y helados. Frecuentemente se come guayaba blanca o roja. La blanca es más dulce y muy recomendable consumirla en fruta natural, mientras que la roja es más utilizada para ser procesada en postres, jugos y batidos, aunque también se consume de modo natural.

Cuando está madura, su pulpa es buena para hacer mermelada o jalea, para acompañar con tostadas o queso. También se procesa y se comercializa en barras para comer sola, o acompañadas de pan o galletas. Uno de los postres más tradicionales y preferidos de la cocina cubana es el casquito de guayaba, hecho con la masa de la fruta.

La naranja se ingiere madura. Es muy común comerla picándola a la mitad y chupando su jugo. También es deliciosa en jugos naturales, aunque con ella se puede hacer un dulce en almíbar exquisito.

Trópico es igual a coco

Es un símbolo que representa el trópico. Si viene a un país tropical como Cuba tiene que tomar agua de coco porque es muy sana y refrescante.

Se vende en varios sitios y puestos de venta. Le recomiendo la zona de La Habana Vieja, Varadero o el área de los cayos cubanos, pues en las playas es muy usual este producto. También en lugares más rurales, por ejemplo Viñales.

Del coco se aprovecha todo. Su masa se cocina para hacer dulce en varias maneras, por ejemplo en almíbar. Se sirve como postre acompañado de queso. La otra muy tradicional y que proviene del oriente del país es en cucuruchos envueltos en yagua, un material que se obtiene de la planta. El cucurucho de coco es un producto totalmente cubano. Abunda mucho en Baracoa, Guantánamo, donde es utilizado en buena parte de su culinaria tradicional.

Frutas cubanas en un eterno verano

En Cuba hay calor prácticamente todo el año, por eso siempre podrá disfrutar de la diversidad de colores y sabores de las frutas que crecen en su tierra.

No le faltarán las ofertas de bebidas alcohólicas y analcohólicas como jugos, batidos, helados, cocteles de frutas, Daiquirí, piña colada y agua de coco para refrescarse en ese clima tropical. Ya sabe qué postres puede elegir para degustar de las frutas en otra preparación. Le extiendo mi invitación para viajar a un eterno verano donde las frutas armonizan a la perfección.

El trópico es dulzor y colorido. Cultivadas en un ambiente natural, en medio del calor cubano, las frutas son el mejor ejemplo. Hoy le traigo sugerencias de frutas tropicales, para que decida las mejores maneras de probarlas en Cuba.

arantxa Arantxa

; ;