Entornos curativos de Topes de Collantes y Pinares de Mayarí

Entornos curativos de Topes de Collantes y Pinares de Mayarí

Con una ubicación privilegiada, que le hace merecer, de antaño, el calificativo de Llave del Nuevo Mundo, Cuba es poseedora de una singular belleza. Motivos por los cuales resulta muy visitada por viajeros de todo el orbe.

La hermosa isla ofrece la oportunidad de apreciarla desde sus museos, plazas, fortificaciones, playas, incluso gracias al turismo ecológico. Sin embargo, el de salud cobra cada vez más fuerza.

Sobresalen aquellos espacios donde las alturas y microclimas constituyen verdaderas panaceas para la prevención, tratamiento y rehabilitación de disímiles enfermedades, en pleno contacto con su exuberante naturaleza.

Topes de Collantes y Pinares de Mayarí son dos de los sitios más recomendados para el desarrollo del turismo, donde prevalece el disfrute de la naturaleza cubana en todo su esplendor. Sugerencia que le propongo explorar cuando arribe a la isla caribeña.

Topes de Collantes, un paraíso entre nubes

Paisaje en Topes de Collantes

Su ubicación a unos 800 metros sobre el nivel de mar, lo convierte en un lugar paradisíaco, próximo a las nubes, capaz de devolver la salud a muchos necesitados.

Cascadas, piscinas naturales, cuevas, especies vegetales y animales endémicas del país; senderos que conducen a lugares donde se respira un aire puro, lejos de la contaminación citadina, caracterizan a este Gran Parque, uno de los sitios preferidos por visitantes cubanos y foráneos.

Puede arribarse desde el poblado de Manicaragua, en la provincia de Villa Clara, o a través de Trinidad, en Sancti Spíritus. Cuenta con un sistema de transportación compuesto por jeeps, taxis, ómnibus de hasta 30 plazas, así como camiones serranos que facilitan el acceso al sitio.

Allí se localiza el Paisaje Natural Protegido Topes de Collantes. Se divide en varias secciones que incluyen los parques Caburní, Vegas Grandes, Guanayara, Codina, Javira, El Cubano, Cayo Iguana y El Nicho. Ese último despunta como uno de los favoritos por la belleza de sus cascadas y lagunas.

Cascada de El Nicho

Conserva, en sus 200 kilómetros cuadrados, esplendorosos bosques de eucalipto, pinos, helechos y árboles de algarrobo, caoba, teca, magnolia y otros. Llamativas resultan las diversas especies de orquídeas y otras plantas ornamentales, las cuales superan las 100 variedades.

Su fauna se distingue por una gran variedad de invertebrados donde predominan anfibios endémicos del lugar. Los visitantes también tienen la posibilidad de vivenciar la existencia de llamativas aves como la cotorra, el gavilán, el negrito, el carpintero, el sijú y el tocororo, distinguida como el Ave Nacional de Cuba.

La Cotorra, una de las aves más llamativas de la Sierra del Escambray

El senderismo y el montañismo representan atractivos inestimables para los visitantes, quienes se enfrentan a varios senderos, unos más complejos que otros. Lo que sí está bien claro es que a cada paso las sorpresas afloran: cruzar ríos sobre puentes colgantes, adentrarse en fabulosas cuevas, darse un chapuzón en pocetas naturales, presenciar increíbles cascadas y otras maravillas que podrá apreciar cuando pise el suelo de este Gran Parque.

Medio ambiente multiplicado en salud

Vista panorámica desde las alturas de Topes de Collantes

La zona en que está enclavada Topes de Collantes se engrandece con las condiciones climatológicas de su entorno. Los parámetros de bienestar ambiental superan el 60 % y la temperatura, que es más baja que la del resto de la isla, oscila entre 16 y 25 grados Celsius, con una humedad relativa del 85%.

Sin lugar a dudas, al clima imperante se le suma la riqueza paisajística y la tranquilidad de un medio natural en las montañas de Guamuhaya, elementos que convierten a Topes de Collantes, en el lugar ideal para el descanso y recibir terapias de salud.

Por una estancia sana en las alturas

Kurhotel Escambray en las alturas de Topes de Collantes

En un punto muy elevado de Topes de Collantes se yergue imponente el Kurhotel Escambray, instalación del Grupo de Turismo Gaviota S.A, donde se combina el arte y la salud.

Un viaje al pasado permite rememorar los orígenes de tan codiciado hotel, que inicialmente acogió un renombrado sanatorio antituberculoso. El sitio para su construcción, ubicado a 850 metros por encima del nivel del mar, fue escogido por su microclima, coadyuvante de la curación de los enfermos. En la actualidad es considerado uno de los mejores centros hoteleros cubanos dedicados al turismo de salud.

Pero sus atractivos también se relacionan con la pintura. Y es que en las paredes de los numerosos pasillos, los visitantes pueden disfrutar de numerosas obras provenientes del ingenio creativo de los más renombrados pintores cubanos de la década de los 80 del siglo XX. Por ello a este hotel se le considera La mayor galería de arte del país.

Kurhotel Escambray, hotel devenido en centro de salud

Poseedor de 210 habitaciones y un confort a tono con el lugar, en él se llevan a cabo diferentes terapias instituidas en Programas Médicos Revitalizadores y Rehabilitadores, desarrollados con los más modernos equipos y por un personal altamente calificado.

El cliente puede acceder entonces a tratamientos antiestrés, de estética y de calidad de vida. Ofertas de gran demanda incluyen la rehabilitación cardiovascular, respiratoria, neurológica, digestiva, endocrino metabólica, geriátrica y del sistema osteomioarticular.

Una piscina climatizada, gimnasio, sauna y baños de vapor se suman a la atención médica integral que caracteriza a ese hotel devenido también centro de salud. Espacio de la geografía cubana donde los encantos medio ambientales, se funden con la cultura y la historia para regalar salud a los visitantes.

También están a disposición del viajero otras instalaciones hoteleras como Los Helechos, Los Pinos y la villa El Caburní. Resaltan además los restaurantes campestres, el Museo de Arte Cubano, la Plaza de las Memorias, el reloj solar gigante cubriendo una zona llana en las inmediaciones de la montaña, el monumento al héroe desconocido y el Mirador de Topes de Collantes.

Pinares de Mayarí

Entorno natural de Pinares de Mayarí

Para los visitantes nacionales y extranjeros deseosos de paz y tranquilidad, en íntima relación con la naturaleza, Pinares de Mayarí es una formidable opción a tener en cuenta en el oriente cubano.

Ubicarlo no es difícil. Se trata de un antiguo complejo situado en un intrincado bosque de pinos, a unos 20 kilómetros al sur de la pequeña localidad de Mayarí (provincia Holguín), en el Parque Nacional Mensura de Piloto, en medio de los pinares de la Sierra Cristal.

A pesar de la antigüedad de la instalación, esta mantiene su estética rústica. El Hotel Gaviota Villa Pinares de Mayarí, deviene un sencillo retiro de 2 estrellas, al estilo alpino europeo, con las condiciones creadas para el disfrute del recreo y el sano esparcimiento.

Cabaña de estilo rústico de la Villa Pinares de Mayarí

Además de sus cómodas habitaciones con aire acondicionado, duchas de agua caliente, televisión y balcón, el hotel cuenta con varias facilidades. Estas incluyen una pequeña piscina, un gimnasio, restaurante a la carta y bar, así como escenarios para actividades deportivas, culturales, renta de bicicletas montañesas, observación de aves y caminatas.

Las bondades del clima

Aguas cristalinas que descienden de la Sierra Cristal alimentan el Salto de El Guayabo

Si de algo pueden estar seguros los visitantes es que en esa zona prevalecen los días confortables, con temperaturas máximas entre los 20,1 y 30,0 ºC y mínimas entre 10,1 ºC y 20,0 ºC; temperaturas mucho más frías que las existentes en las tierras bajas de Cuba.

Debido a los parámetros climáticos del lugar, si se siguen las indicaciones de un terapeuta, los huéspedes podrán sentir en sus cuerpos los efectos calmantes, estimulantes y tonificantes desprendidos de la exposición al viento, sol, aire o lluvia.

La práctica frecuente e intencionada de la climatoterapia en Pinares de Mayarí favorece la mejoría de afecciones como la insuficiencia respiratoria y cardiaca, el asma y algunos padecimientos reumatológicos.

Es así que el turismo de salud y naturaleza se desarrolla con éxito en tan bello espacio holguinero, a unos 680 metros sobre el nivel del mar. Exótico paraje que permite el disfrute de una impresionante discordancia entre la vegetación tropical de montaña y los tupidos pinares típicos de la región.

Destacan, además, sus manantiales de aguas cristalinas que descienden de la Sierra Cristal, fundamentalmente los originados por el Salto de El Guayabo, estimado como el de más altura en Cuba.

Espacios que su salud agradecerá

Topes de Collantes y Pinares de Mayarí regalan todo su natural esplendor en función de otorgarle salud y bienestar a quienes los eligen como su destinos turísticos. Decídase a vivir la aventura, el momento... Vivencie el poder curativo de las alturas y del clima en esos paradisíacos escenarios de la geografía cubana.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

Cuba es más que un archipiélago con hermosas y cristalinas playas. Cuenta, además, con sitios cuyas alturas y microclimas devienen verdaderos entornos curativos. Excelentes opciones para el turismo ecológico y de salud en el Caribe...

Arantxa

; ;