Cuba verano

Recomendaciones para viajar a Cuba en verano

El verano es posiblemente la época del año preferida de muchos. Es la estación relacionada directamente con el sol, la playa, el ocio y el entretenimiento. Durante esta etapa la mayoría de las personas disfrutan de sus merecidas vacaciones y el clima es ideal para descubrir la naturaleza, disfrutar de la piscina o el mar. Para muchos su opción es el Caribe, por su clima, su sabor, su fama internacional… Algunos la tienen más clara y saben que Cuba, es el destino ideal para esas vacaciones.     

¿Necesitas visado para entrar a Cuba? ¿Qué debes poner en la maleta como prioridades indispensables? ¿Cómo moverte dentro de Cuba? Son quizás algunas de las interrogantes más frecuentes para los que se animan a visitar la isla. 

Trámites, documentos y cosillas importantes 

Para visitar la isla mayor del Caribe no se necesita un visado, no obstante es indispensable una Tarjeta de Turismo que puedes obtener mediante la propia agencia que facilita los trámites para tus vacaciones. Es importante contar además con un Seguro de Viaje. Aunque Cuba se encuentra en una zona propensa a enfermedades tropicales endémicas de la región, no es necesario vacunarse para disfrutar en plenitud de un merecido descanso pues los controles sanitarios del país garantizan la seguridad tanto de sus visitantes como de sus residentes. 

Visado Cuba

¿Qué meter en la maleta para viajar a Cuba en verano? 

Si planeas viajar en verano, y eres de los que prefiere el sol cálido de los mediodías es aconsejable armar una maleta donde no falten los protectores y cremas solares y los sombreros amplios, aunque estos últimos puedes encontrarlos en los múltiples mercadillos y ferias artesanales que abundan en la isla. De seguro querrás pasear en uno de los ostentosos autos antiguos americanos y descapotables que constituyen verdaderas joyas rodantes en la ciudad, si es así no debe faltarte además ropa ligera, preferiblemente de colores claros y cubierta. También unas gafas de sol, si son oscuras mejor, por el fuerte sol que dura casi todo el día. Así mismo beber abundante agua durante todo el día te mantendrá hidratado. 

Bañadores y chubasqueros, es Cuba. 

No puedes olvidar tampoco a la hora de hacer la maleta los bañadores, pues es improbable que durante la estancia no disfrutes aunque sea un día de las maravillosas playas de la isla, de claras aguas y finas arenas. Así mismo recomendamos un chubasquero ligero, pues el verano en Cuba coincide con la época lluviosa y es muy probable que mientras paseas algunas de sus ciudades una tarde se desplome un aguacero de pronto. 

Cuba verano

¿Cómo moverte por Cuba?

Otra de las preocupaciones más frecuentes entre los visitantes es cómo poder moverse a los sitios dentro de Cuba, ya que algunas distancias son considerables. Varias son las opciones en este caso. La que más recomendamos es mediante un servicio de alquiler de coches, que pone a su disposición múltiples modelos de vehículos modernos y confortables que le dotaran de libertad para moverse dentro de la isla, y conocerla a su antojo, así como poder manejar sus tiempos en función de lo que desee conocer. 

Taxi Cuba

También existe la opción de taxis colectivos que puedes encontrar cubriendo determinados tramos previamente establecidos, sobre todo en las grandes ciudades y aunque resultan muy económicos, no siempre te acercan a los lugares que necesitas, o que quieres visitar. También para trasladarte, en mayores distancias están los servicios de Vía Azul, una terminal de ómnibus que se especializa en el trabajo con el turismo y sus circuitos recorren todo el país. 

Otros prefieren alquilar un coche con chofer, en su mayoría automóviles americanos antiguos, que los guíen en sus recorridos por las ciudades, y de este modo poder disfrutar a plenitud su estancia en la maravillosa Cuba. Así no tendría que preocuparse de conocer el estado de las vías, no siempre óptimas, ni estar pendientes a otros factores necesarios cuando se conduce. 

¿Qué lugares visitar en Cuba en verano? 

Atardeceres de una Habana Vieja

La Habana vieja es esa señora colonial, pintoresca, que con más de 500 años no pierde encantos ante los ojos de los visitantes. Un amasijo de calles remozadas en mosaicos para que no pierda el embrujo de villa fundacional, y colores vivos en sus eclécticos edificios fusionados en estilos arquitectónicos y soluciones cotidianas. Museos por doquier que recogen buena parte de la historia de Cuba desde su descubrimiento allá por el siglo XV, hasta los días de hoy, y que son necesarios para entender la sociedad cubana y sus dinámicas. 

Habana Vieja

Arte popular en sus calles, en sus esquinas, en sus instituciones, que te brindaran lo más auténtico de la cultura cubana, con propuestas de altísima calidad en teatros, salas, festivales y otros eventos que recogen manifestaciones como el ballet, las artes plásticas y la polifacética música, tan conocida y disfrutada en el mundo entero. Terrazas placenteras donde deleitarse con lo mejor de la gastronomía de la isla, rematado con una coctelería refinada y fresca, que apacigua hasta el más férreo verano tropical. Y qué decir de los bares y clubes nocturnos, verdaderas fiestas que arrastran hasta al menos entusiasta.   

En contacto con la naturaleza, Viñales: 

Por su parte el Valle de Viñales, un ecosistema natural compuesto por las únicas elevaciones en forma de Mogotes que puedes encontrar en la isla, se localiza en la región de la Sierra de los Órganos, perteneciente al extremo occidental de Cuba, y contemplada como la primera reserva natural de la biosfera en el país. Este extenso valle cuenta con senderos transitables para apreciar su magnífica naturaleza, paseos a caballo, un Mural de la Prehistoria, y terrazas sombreadas que dan al paisaje de ensueño. 

Cueva del Indio

También en Viñales puedes complacerte con paseos en bote por La Cueva del Indio, un sistema de cavernas subterráneas anegadas en frías aguas y visitar las vegas originales donde se cultiva el mejor tabaco del mundo, así como apreciar todo el proceso para su confección. 

Los colores de Varadero:

La playa más famosa de Cuba y según las encuestas una de las más bellas del mundo, de azules y cristalinas aguas y arenas finísimas, es Varadero, ubicada en una península al norte de La Habana a unos 150 kilómetros. Un sitio ideal para escapar de las agitadas ciudades, y mitigar el intenso verano del Caribe. Una línea de playa de exquisita naturaleza de más de dos mil metros y decenas de hoteles de lujos y spa de todo incluido, pensados especialmente para que te sientas en el mismísimo paraíso. 

Varadero

Alrededor de 30 puntos de buceo e inmersión, barreras coralinas para practicar snorkeling y fotografía subacuática, y una fauna marina de envidiable diversidad, conforman otros de los mayores atractivos de la región. 

La luz imperdible de Trinidad: 

Y no podía faltar por supuesto dentro de las recomendaciones que visitaras una de las ciudades coloniales al centro de Cuba que goza de popularidad por la exquisita conservación de su arquitectura ultramarina. Trinidad, una de las siete villas fundadas hace medio milenio en la isla, guarda intacto ese sabor a caña de azúcar y central, a melaza y aguardiente, a esclavo y señorío, que lo posiciona entre las economías coloniales más prósperas antaño. 

El Valle de los Ingenios, la Torre Manaca Iznaga, el Parque el cubano y la Playa Ancón son otros de los atrayentes de la región. Ruinas de antiguas plantaciones de esclavos, saltos de agua, senderos y playas divinas completan la fascinante experiencia en este lugar mágico. 

Trinidad

Rayos de luz que atraviesan persianas, calurosos atardeceres, música encantadora, playas de azules infinitos y arenas suaves…naturaleza de verdes sin par y paseos encantadores por urbes centenarias es algo de lo que puedes hacer en el verano si visitas Cuba. Déjanos acompañarte en tu experiencia en Cuba. 

Deja un Comentario!