Cerca de Baracoa: el cañón del Río Yumurí

Cerca de Baracoa: el cañón del Río Yumurí
Comentar

De Yumurí al Atlántico

El poblado de Yumurí se encuentra a 25 kilómetros de la ciudad de Baracoa en Guantánamo, en este lugar comienza la desembocadura del río, vadeando diferentes comunidades y poblados hasta desembocar en el oceano Atlántico.

Senderistas recorren la rivera del Rio Yumurí cerca de Baracoa

El cañón del Yumurí se extiende por 4 kilómetros por los que atraviesa el río, en esta zona se encuentran los únicos 300 metros navegables a los cuales se puede acceder solamente por bote debido a la formación de terrazas naturales que alteran los niveles de profundidad.

El recorrido de este cañón dura entre 3 y 4 horas entre la vegetación, las aguas color esmeralda y las paredes que se alargan por aproximadamente 200 metros sobre el nivel del agua. El recorrido no tiene muchas complejidades y es de esas experiencias imprescindibles para el turista en la primavera del oriente cubano.

El mito tras el nombre

Viajera toma fotos de los farallones del Rio Yumurí en Guantanamo

Como cada lugar relacionado a la historia de los aborígenes en Cuba y el período colonial el nombre del río tiene su misticismo, incluso desgarrador.

Sobre el origen del mismo varios blogs y libros, entre ellos "Baracoa, de Cuba la Ciudad Primada" (Hartmann, Larramendi, Lopez; 2006) cuentan que en los años de la colonización española la zona de Yumurí se encontraba poblada de tribus aborígenes y a la llegada de sus conquistadores muchos de estos prefirieron abandonar la vida saltando desde las paredes del cañón del río antes de ser capturados, despojados de sus creencias y obligados a la esclavitud. Según la historia segundos antes de saltar gritaban:

"Yo morí, Yumuri..."

El cañón del río y sus riquezas naturales

Vista del lecho del Rio Yumurí y sus farallones

Los 50 kilómetros del cauce del Río Yumurí comienzan en el municipio de Imías en Guantánamo y se extienden hasta desembocar al Atlántico a través de las paredes del cañón en Yumurí en el complejo natural y reserva de la biosfera reconocido como Cuchillas del Toa.

Esta zona está considerada una de las más privilegiadas en Cuba para la práctica de la espeleología y el espeleoturismo debido a las formaciones rocosas que se extienden a lo largo del cañón. Igualmente el avistamiento de aves resulta interesante pues en esta zona conviven alrededor de 60 especies que recorren el cauce del río inundándolo con sus cantos y aleteos.

Campesina de Baracoa lava la ropa en el Rio Yumurí

El parque está protegido por las instituciones gubernamentales y su condición de reserva de la biosfera, no obstante el espíritu ecologista de los pobladores y comunidades científicas que lo rodean ha creado una conciencia ambientalista donde el cuidado de la flora la fauna y el medioambiente es fundamental.

También el valor paisajístico del lugar enamora, la altura de las paredes del cañón, las formaciones rocosas que han sobrevivido al tiempo y el clima, las plantas y árboles que cubren parte del cañón y las riberas del río. Solo verlo y uno siente deseos de tomar el sombrero y montarse en un bote al mejor estilo de las películas de Indiana Jones.

Senderistas recorren caminos en el lecho del Rio Yumurí

Respecto a la vegetación la variedad es amplia igualmente, encontrándose en el lugar más de cien tipos de helechos, palmas, cupey, júcaro, jagüey ocujes y ayúas que ambientan el lugar compartiendo su verdor reflejándose en las aguas tranquilas del río.

Este lugar es una de las zonas de Cuba con mayor índice de endemismo en sus especies naturales, siendo gran parte de estas naturales de la región. De este modo ocurre con los anfibios que habitan aquí al igual que las conocidas polymitas.

Conociendo el Río Yumurí

Pequeno embarcadero del Rio Yumurí

La visita al río se divide en tres partes, una inicial en bus que te llevará de Baracoa hasta la instalación "Cañón del Yumurí" donde después de un cóctel de bienvenida se inicia un sendero de 5 km distribuido entre caminatas y el bus. Aquí podrás conocer las comunidades de Yumurí, los miradores naturales "El Folón" y "El Eleveto", este último a una altura de 223 metros sobre el nivel del mar y ubicado en el margen izquierdo del río.

Después de visitar los miradores naturales del cañón del río se visita la comunidad de "Santa Rosa" donde comienza una caminata por una vereda que es el único punto de descenso al extremo izquierdo del río. Una vez comenzado este sendero se atraviesa un desfiladero rodeado de árboles inmensos y vegetación tupida donde comenzarás a experimentar un ligero cambio de temperatura, siendo el trayecto más refrescante desde este punto en adelante.

Bote al atardecer en el Rio Yumurí, Baracoa

Bordeando el extremo izquierdo del río se observa un túnel natural formado por los árboles del río, helechos y hongos mientras que la derecha están pequeñas terrazas de arenas creadas por las corrientes del río donde se forman aluviones y pequeños rápidos.

Cascada del Rio Yumurí cerca de la ciudad de Baracoa

Finalmente el paseo en bote a través de la única parte navegable del río de una distancia de 300 metros es la última parte del sendero. Este tramo es el más estrecho en el cauce del río y solamente puede ser accesible en botes de remos pues embarcaciones de mayor tamaño podrían encallarse. Las paredes del cañón, como dos murallas que protegen al visitante, te acompañarán hasta llegar a la desembocadura del río en una playa de arenas blancas finísimas cubierta de uvas caletas y cocoteros.

Campesino Guantanamero saluda a turista y posa para foto

Recorrer el cañón del Río Yumurí tiene su magia. Las cuatro horas que dura aproximadamente el recorrido son una experiencia que no deberías perderte, lleva tus binoculares para el avistamiento de aves y no olvides tu cámara. A lo alto, entre las paredes del cañón tendrás un cielo azul que se mezcla con el verdor de la vegetación que las cubre y el esmeralda del agua.

No olvides cuidar el medio ambiente, hablar con los locales y preguntarle sobre todo por los mitos del río y los nativos, siempre será mejor escucharlo de ellos.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

El río Yumurí nace en el poblado de Imías en Guantánamo y se extiende por 50 km hasta su desembocadura al Atlántico en un poblado de igual nombre. A lo largo de este último tramo navegable se extiende el cañón del río Yumurí, con paredes de hasta 200 metros de altura que guían la travesía por el mismo hasta terminar en una playa de arenas blancas muy finas, uvas caletas y cocoteros.

arantxa Arantxa