Hotel Nacional de Cuba, la joya del Vedado habanero

Hotel Nacional de Cuba, la joya del Vedado habanero
Comentar

El Hotel Nacional de Cuba es una institución establecida como líder de la hotelería cubana desde que surgió en 1930, hace más de seis décadas. Entre sus atributos más significativos está el haber sido declarado Monumento Nacional y Memoria Mundial del Mundo según la UNESCO.

Destaca su arquitectura ecléctica, donde se combinan el art decó con lo neoclásico, lo colonial, con reminiscencias moriscas – principalmente en las galerías de los jardines - y algún toque medieval en la concepción de la planta principal semejante a las naves de una iglesia.

Hotel Nacional de Cuba, salon principal y recepcion

Su patio inclinado, con sus jardines, se considera uno de los principales atractivos donde discurre gran parte de la actividad del hotel. Sombreado por palmeras, con vistas increíbles al inmenso e intenso azul del Oceano Atlantico y cómodos sofás de criollo mimbre, es sitio ideal para disfrutar del panorama en cualquier momento del día mientras se toma una refrescante bebida.

En ese mismo patio pueden disfrutarse de algunas curiosidades históricas como son los restos de las trincheras y un enorme cañón del antiguo fortín que existían en el lugar. Le preciso que en el sitio donde se halla enclavado el hotel, antaño se asentaba una batería española para proteger la ciudad del ataque de los piratas. Otra curiosidad lo constituye una pequeña habitación subterránea, que puede visitar, utilizada como puesto de mando durante la Crisis de los Misiles en 1962.

Cuadros con famosos visitantes del Hotel Nacional de Cuba en el Bar Historico

También tiene como característica especial la adición del elegante Apartamento de la República con entrada directa y la necesaria privacidad para un invitado del Estado cubano. Esto ha contribuido a que sea el hotel de la capital donde más gobernantes extranjeros se hayan hospedado desde 1959 hasta la fecha.

Uno de sus principales atractivos es la interesante colección de ilustres visitantes que posee el hotel. En el Bar Histórico de la planta baja pueden contemplarse múltiples fotografías y recuerdos dejados por tan afamados huéspedes. Ente ellos pueden mencionarse a: Buster Keaton, Jorge Negrete, Agustín Lara, Tyrone Power, Rómulo Gallegos, Errol Flynn, Marlon Brando, Ernest Hemingway, Richard Gere, Leonardo di Caprio, o Steven Spielberg. Enriquecen su tradición de anfitrión de lujo personalidades de la política y la ciencia, como Winston Churchill, Alexander Fleming, incontables jefes de estado iberoamericanos y monarcas europeos como Juan Carlos I de España.

Vista de la piscina y torre norte del Hotel Nacional de Cuba

Este hotel ha servido como plaza para diversos eventos culturales, políticos y deportivos. Cada diciembre es uno de los sitios más frecuentado por personalidades del séptimo arte durante los Festivales del Nuevo Cine Latinoamericano.

Cabaret Parisien del Hotel Nacional de Cuba

Como dato curioso encontramos la célebre reunión, en 1946, entre los capos de las principales familias de la mafia de Estados Unidos quienes planeaban grandes inversiones en negocios en Cuba, principalmente en el sector de los juegos de azar.

El hotel por dentro

Aunque el hotel ha pasado por varios remozamientos y adaptaciones a las tecnologías modernas, las habitaciones conservan los muebles de caoba originales de la década del 30 en que fue fundado. Las habitaciones de las zonas norte y oeste poseen unas envidiables vistas hacia el Malecón. Todas en general cuentan con un ambiente distinguido y discreto, idóneo para quienes buscan tranquilidad y al mismo tiempo gustan de la elegancia.

Piscina del Hotel Nacional de Cuba

Para quienes viajen por negocios o deseen mantener el contacto con sus empresas pueden contar con diversos servicios ofrecidos por la Oficina Ejecutiva, la cual está abierta todos los días de 8 de la mañana a las 8 de la noche. Proporciona servicios secretariales bilingües, fotocopias, fax y alquiler de teléfonos celulares, salas de reuniones, equipos audiovisuales y servicios de entrega internacionales.

Comedor Agiar en el Hotel Nacional de Cuba

Una actividad muy recomendada es asistir al Cabaret Parisién ubicado en el hotel. Sus espectáculos son renombrados por la calidad de la música y sus bailarines, considerándose el segundo mejor cabaret de Cuba. Mientras que la música tradicional cubana tiene su espacio en el Salón 1930, dedicado a Compay Segundo y el Buena Vista Social Club. Allí se realizan conciertos en vivo de importantes figuras musicales del patio.

La ubicación del Hotel Nacional: valor añadido

El Hotel Nacional de Cuba es un ejemplo del Art Deco en Cuba

Independientemente de sus atributos como instalación hay un elemento que le otorga gran valor al Hotel Nacional de Cuba y es su posición geográfica. Está situado en una zona neurálgica, del ya de por sí céntrico barrio del Vedado, con el mar a solo una cuadra. Desde él puede recorrerse caminando los 2,5 km que lo separan del castillo de San Salvador de La Punta, donde comienza el Malecón. Se encuentra a 3,1 km del restaurante La Bodeguita del Medio y a 3,3 km de la Plaza Vieja.

La famosa Rampa está tan solo a una cuadra y desde allí en pocos minutos puede llegarse a sitios como la heladería Coppelia, el Hotel Habana Libre y a alguno de los cines adyacentes. Lo rodean diversos lugares de entretenimiento, como los clubes Gato Tuerto, La Zorra y el Cuervo, o los bares La Flauta Mágica y Encuentros. Para satisfacer el paladar existen también muchas opciones como los restaurantes Ideas, El Litoral, La Cocina de Esteban o el Café Laurent, todos cercanos y bien recomendados.

Vista del Malecon desde los jardines del Hotel Nacional de Cuba

En las afueras del hotel puede encontrarse un estacionamiento de taxis para seleccionar a su gusto. Una variante son los cocotaxis, pequeños taxis con forma semiredondeada para dos personas que hacen recorridos por la ciudad. Otra puede ser un coche clásico descapotable o un confortable auto de lujo, para trasladarse al resto de la capital. Realmente es una opción genial para los viajeros interesados en los paisajes, pasear, tomar fotos y hacer turismo de ciudad.

Pedir un deseo

A la entrada izquierda del hotel se halla el "pozo de los deseos", un pequeño pozo de mármol donde es tradición tirar una moneda mientras se pide un deseo y cuentan que la mayoría de la gente pide regresar a ese encantador lugar.

Hotel Nacional de Cuba visto desde la colina de Tanganana

Las opiniones de los clientes bastan para decir que el Hotel Nacional de Cuba es uno de los preferidos por los visitantes. El equilibrio entre la historia, la belleza, el servicio dedicado y la excelente ubicación son puntos a su favor, además de la buena relación calidad - precio que ofrece.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

Asentado en la colina de Taganana que domina el horizonte habanero, se encuentra el Hotel Nacional de Cuba. Considerado el más emblemático de los hoteles cubanos, se distingue por su arquitectura, historia y servicio de clase mundial.

arantxa Arantxa