Celebración del libro para todos: 27 Feria Internacional del Libro de Cuba

Celebración del libro para todos: 27 Feria Internacional del Libro de Cuba
Comentar

Los colores de la vida son muchos, los espacios y las personas que pasan por ella a veces se desdibujan, otras permanecen en la memoria. La historia construye escenas, generaciones, etapas, pero la imaginación fabrica nuevos mundos, nuevos amigos, crea y revive percepciones, reinventa la vida, la edulcora o la matiza, pero lo cierto, es que siempre la enriquece. Hay ciertos momentos de introspección y de ocio que solo un buen libro puede propiciar.

Es un hecho que el mundo lee menos, y con leer no me refiero a buscar alguna información en Google o a mandar mensajes de texto. Hablo del acto placentero de tomar un libro y engullirse horas de lectura. A veces solo hace falta un pequeño empujoncito, un incentivo…

La Feria Internacional del Libro de Cuba

Habanaeros camino a la Fortaleza de la Cabaña, sede de la Feria del Libro

Para los cubanos el incentivo llega cada mes de febrero. Es el momento de asistir a un espectáculo: a la Feria Internacional del Libro de Cuba, una de las más célebres dentro del ámbito editorial hispanoamericano. La Habana, sede principal, se viste de gala; momentos únicos para compartir y disfrutar de la cultura cubana y universal al máximo.

Las Ferias del Libro en la historia

Persona inspecciona libros en la Feria del Libro de La Habana

La idea de realizar un evento de ese tipo viene desde la República, cuando el intelectual cubano Emilio Roig de Leuchsering reunió en el Paseo del Prado a las principales casas editoras de Cuba, allá por 1937. Años después, en 1982 se produce la primera feria internacional como tal, que se mantuvo de forma bianual hasta 1998. A partir de esa fecha, se realiza todos los años.

Siempre hay una temática o slogan que acompaña el evento y desde 1998 se rinde honor a un país específico. Desde el año 2000, además, se dedica a una o varias personalidades importantes del ámbito literario o intelectual de Cuba o el mundo.

¿Qué pasará este año en la Feria Internacional del Libro de Cuba?

Habaneros inundan las callejuelas de la Fortaleza de la Cabaña duramte la Feria del Libro de La Habana

Para todo aquel que visite la gran isla antillana, entre el 1ro de febrero y el 15 de mayo, podrá disfrutar de la cita literaria según el punto del país donde se encuentre.

La sede principal radica en la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, en La Habana, donde habitualmente se realizará entre el 1ro y el 11 de febrero. En dicho sitio se reúnen todas las editoriales extranjeras invitadas y las cubanas, que acompañarán más tarde el recorrido de la feria por el resto del país.

En el 2018 se dedica a la República Popular China y al Doctor Eusebio Leal Spengler, Historiador de La Habana y Premio Nacional de Ciencias Sociales. La primera, una cultura milenaria que tanto ha influenciado y aportado al mundo, y que en el caso de Cuba, tienen un fuerte vínculo desde la etapa colonial. El segundo, Eusebio Leal, un personaje muy querido por los cubanos debido a las labores de restauración y rescate del patrimonio en la ciudad, y por su oratoria de particular embeleso.

Habitualmente el evento comienza en la segunda semana del mes de febrero, pero este año coincide con las festividades del Calendario Lunar Chino. Se adelanta, entonces, para que pudieran participar activamente la mayor cantidad de escritores y editoriales invitadas del gigante asiático.

Invitados y expositores

Jovenes leen un libro durante la Feria de La Habana

La cita deviene un momento ideal para desarrollar las relaciones entre intelectuales y artistas de todo el orbe. Alrededor de 30 países han confirmado su presencia en la 27 feria, que ya registra más de 133 expositores. Unos 318 invitados van a reunirse en la capital habanera, entre ellos editores, traductores, escritores, bibliotecarios, historiadores y artistas de todo el mundo.

Casi 130 editoriales, entre cubanas y extranjeras, estarán presentes en la fiesta del libro. Entre ellas habrá ocho editoras que vienen solo como expositores, sin objetivos de venta.

Subsedes y eventos

Lector hojea libro de fotos durante la feria del Libro de La Habana

Además del Complejo Morro-Cabaña, se despliegan en la capital un grupo importantes de subsedes, este año específicamente 22. Entre ellas las librerías Alma Mater, Ateneo Cervantes y la Fayad Jamís, esta última en la céntrica calle Obispo de La Habana Vieja. Estas instituciones, además de vender las propuestas del país invitado, serán puntos para conferencias y encuentros académicos y artísticos.

Se habilitarán otros espacios en el centro histórico habanero y en el Barrio Chino para la comercialización y promoción cultural. Con tales propuestas, en varios puntos de la ciudad, tendrá la oportunidad de empaparse con lo último que acontece en el ámbito editorial cubano e internacional.

En las diferentes salas habilitadas en la Cabaña cada día se realizan conferencias y presentaciones de libros. Uno de los momentos más importantes y esperados es la entrega de los diferentes Premios Nacionales de Literatura en novela, cuento, ensayo y poesía.

Además, se realizarán conversatorios y eventos especializados como el Salón Profesional, dedicado a editores, libreros y profesionales del libro; el Encuentro de Bibliotecarios en la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí y el Encuentro de Jóvenes Escritores de Iberoamérica que sesionará en el Centro Dulce María Loynaz, el Pabellón Cuba y la Casa de la Poesía. También se marcó una cita de historiadores que celebrarán varios aniversarios cerrados de importantes acontecimientos históricos cubanos.

Novedades editoriales y culturales

Libros infantiles en la Feria del Libro

Entre las novedades editoriales para la 27 edición se encuentra la presencia luego de muchos años fuera del evento, de Boloña, editora de la Oficina del Historiador de La Habana. Será la encargada de publicar los títulos inéditos y la obra de Eusebio Leal, un poco desperdigada e insuficiente hasta ahora en el ámbito editorial.

Boloña presentará una buena cantidad de libros del historiador, así como recopilaciones de sus discursos y conferencias. Una opción tentadora para muchos es compartir directamente con el autor en las diferentes presentaciones a las que asistirá.

Por su parte, la nación asiática ha traído a Cuba una gran variedad de proyectos editoriales y textos de prestigiosos escritores, pero también una representación sustancial de la cultura china. Los días 2 y 3 de febrero, en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, se realizarán dos magníficas galas donde los despliegues del talento y las tradiciones chinas serán los protagonistas.

Los libros que presentará el país invitado se centran en diversas temáticas de impacto actual como el desarrollo social y gubernamental, las culturas tradicionales, la educación, la ciencia, la tecnología, entre otras.

Asimismo se expondrán traducciones en español y chino de libros clásicos de ambos países. Una muestra de la antigua cultura de impresión china rendirá homenaje a ese gran invento que cambió el mundo. Y complementariamente, en el cine Infanta, de Centro Habana, se celebrará una semana de cine chino. Todas las artes posibles estarán en función de la fiesta del libro.

Un día en la Feria del Libro

Libros apilados en la Feria del Libro de La Habana

Preste atención a algunas sugerencias para poder pasar un buen día en la Feria Internacional del Libro de La Habana. Primero, es un evento multitudinario, donde todos los días habrá una gran cantidad de personas de todas partes del mundo. Por tanto, es recomendable estar alerta y preparado para largas colas e intenso calor. Abre sus puertas de lunes a viernes de 10 am a 6 pm; los sábados y domingos de 9 am a 6 pm.

La Fortaleza San Carlos de la Cabaña, con su imponente arquitectura colonial, se construyó en el siglo XVII para evitar los ataques de corsarios y piratas. Esto quiere decir que a pesar de su belleza arquitectónica y sus impresionantes vistas de la ciudad, sus calles son adoquinadas, sus pasillos estrechos, calurosos y sus bóvedas todas similares. Así que al llegar a la Cabaña, diríjase al punto de información de la entrada. Allí podrá hacerse de un mapa del sitio, además de adquirir la cartelera cultural del día.

Con ambas guías, podrá planificar mejor su recorrido, en dependencia de sus preferencias y búsquedas. Lo primero que resalta a la vista son las largas bóvedas numeradas y divididas por stands nacionales e internacionales. Las principales casas editoras cubanas y las foráneas que habitualmente llegan hasta la feria se encuentran distribuidas por esos recintos. Además se dedica un espacio mayor a la exposición del país invitado de honor.

Algo sobre los precios de los libros

Vendedores y compradores discuten precios en la Feria del Libro

Los precios de los libros varían, pero comparados con los de cualquier otro país, son bien económicos. Los ejemplares que venden las editoriales nacionales son muy baratos, sobre todo si se acerca a una de las carpas favoritas de los amantes lectores: la zona de los libros de uso, donde encontrará de todo un poco a precios risibles. Los stands extranjeros tienen precios más elevados pero igualmente asequibles.

Otras opciones

Si viaja con niños o jóvenes, ellos son privilegiados en el evento. Una serie de actividades siempre son dedicadas a los más pequeños, además de la variada y amplísima literatura infantil que se oferta.

Cartel de la 27 Feria Internacional del Libro de La Habana

Una alternativa es llegar hasta la fortaleza del Morro, donde cada año se reúne una feria adjunta de artesanía, en la que participan artesanos de todo el país con sus propuestas. Es un buen momento para hacerse de hermosos suvenires que podrá llevar como recuerdo de su estancia en Cuba.

En las tardes se realizan conciertos de agrupaciones cubanas, o del país invitado de honor, que amenizan las horas de caminata y despiden la jornada.

Y para culminar el día puede quedarse en la Cabaña y presenciar la ceremonia del "Cañonazo de las Nueve", una representación que diariamente recrea el momento en que se disparaba un cañonazo para indicar el toque de queda y el cierre de las puertas de la ciudad, en la etapa colonial. Este es un placentero ritual que puede disfrutar junto a las impresionantes vistas de La Habana nocturna.

Porque leer es crecer

Habaneros disfrutan de vistas de la Bahia de la Habana durante la Feria del Libro

La Feria Internacional del Libro de Cuba, es una oportunidad interesante para conocer no solo la cultura literaria del país, sino también la manera de interactuar del cubano. Muchos ahorran en el año para asistir a ese evento. Les gusta ir en grandes grupos de amigos o familiares.

Para el que llega a La Habana, por esos días, es casi irrecusable asistir a un evento de tal magnitud. Es una fiesta de la cultura, una invitación a recorrer los cauces de la literatura cubana y universal de todos los tiempos, esta vez con el protagonismo del gigante asiático. No se pierda entonces la oportunidad de vivir los diez días más culturales y esperados del año en la Mayor de las Antillas.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

No pierda la oportunidad de asistir a uno de los eventos más prestigiosos y esperados del mundo cultural cubano. La Feria Internacional del Libro de Cuba abre sus puertas el próximo 1ro de febrero. Conozca sus particularidades y opciones para este año.

arantxa Arantxa