El Vedado, donde se encuentran los mejores bares bohemios de La Habana

El Vedado, donde se encuentran los mejores bares bohemios de La Habana

La agenda cultural de La Habana ha cambiado en los últimos años. Ya no se concibe una salida para divertirse, brindar entre amigos, degustar un delicioso café cubano, enamorar o simplemente disfrutar de buen arte, si no se visita uno de los bares de moda.

Existen para todos los gustos: tradicionales, modernos, ambientados con exuberante naturaleza, íntimos, temáticos, glamorosos, donde se exhibe arte y música... Pero, sin dudas, son los de un ambiente bohemio los que más cautivan a los clientes.

Seis bares para una Habana bohemia

Entre los mejores se encuentran algunos del barrio capitalino del Vedado. A continuación le revelo mi lista de los lugares para pasarla bien en esa céntrica y concurrida zona en La Habana.

  1. Bar Bohemio, noche especial entre tapas y música en vivo

    Una antigua residencia colonial del Vedado (Calle 21 # 1065, entre 12 y 14) se convirtió en el bar bohemio más conocido de La Habana. No sólo por su nombre que así lo describe, sino por la verdadera esencia de su diseño, la programación cultural que allí acontece y su deliciosa gastronomía.

    Bartender del Bar Bohemio con coctail listo para uno de los clientes

    El servicio del bar Bohemio tiene una carta de tapas, un menú con más de 70 cocteles y una extensa variedad de platos de la cocina nacional e internacional. Pero la especialidad de la casa es el Coctel Bohemio, hecho a base de vodka entre otros ingredientes. ¡No deje de pedirlo!

    Este es un sitio especial para pasar una noche entre familiares y amigos, o tener un encuentro romántico. El elegante espacio está decorado con detalles naturales, luces tenues, largas cortinas, con discos de vinilo en las paredes o utilizados como posavasos. Se observan tocadiscos, hermosos relojes de pared y varios estantes cristalería antigua y libros.

    Mesas listas para los clientes en el amplio portal del Bar Bohemio

    Las mejores mesas son las que están ubicadas en el amplio portal, donde corre una fresca brisa, y es posible disfrutar con un mejor ángulo de las presentaciones musicales que habitualmente ofrecen. Vale subrayar que a pesar de la música en vivo el lugar es tranquilo, sólo se escuchan géneros como el blues, jazz, baladas, boleros y trova, a un nivel muy adecuado.

  2. Los aires rústicos y modernos del bar EFE

    Este es un sitio sui géneris y muy agradable, fácil de localizar: siga en dirección contraria al Malecón, por la calle 23, la más popular de toda La Habana y llegue hasta la esquina de F. Allí podrá encontrar a uno de los bares-restaurantes más visitados de la capital.

    Interseccion de la calle 23, muy cerca del Bar Efe

    EFE, conjuga un diseño moderno, paredes negras, con arte gráfico y grandes y restaurados muebles rústicos, espejos antiguos, telas colgantes y varios objetos rescatados de épocas pasadas.

    Comúnmente está lleno en las noches, durante las presentaciones en vivo de algunas de las bandas de pequeño formato más conocidas en la isla. La música también coincide con las artes visuales y la gastronomía. Allí se preparan de un modo exquisito todos los tragos típicos cubanos.

    Bartender preparando una seleccion de cocteles

    Es una mezcla perfecta para pasarla bien y luego regresar fácilmente en casa. La mayoría de las rutas de taxis transitan por esta dirección.

  3. Bar Encuentros, donde se unen el paisaje de la ciudad y el mar

    Al inicio de la calle Línea, una de las avenidas principales del Vedado, muy cercano al Malecón habanero, está Encuentros, justo en la intersección entre L y M, #112. El bar está en una amplia terraza, donde las vistas del paisaje urbano y la bahía son fabulosas.

    Un Coctel y la vista del ciudad maravilla

    Ambientan el espacio unas mesas pequeñas y sillas altas, aunque también hay anchos sofás con cojines, muy cómodos, donde casi siempre se ubican quienes llegan en grupo, o quienes disfrutan tabacos Habanos. Además tiene unas sombrillas que se cierran o abren, de acuerdo al deseo de disfrutar o no del intenso sol cubano.

    Encuentro es bien conocido en La Habana por su novedoso servicio de hookahs, esa experiencia foránea de probar sabores y olores exóticos. No obstante, su carta cuenta con una gran variedad de tapas, tragos nacionales e internacionales, y varios exquisitos entrantes.

    En el bar tienen dos grandes televisores donde transmiten los éxitos musicales del momento.

  4. La casa de la bombilla verde: el refugio de los trovadores cubanos

    El nombre de este bar está inspirado en la canción “Monólogo” del famoso cantautor cubano Silvio Rodríguez. Y es que el concepto del sitio es justamente ese: defender la canción de autor, la trova y la música hecha por los más jóvenes intérpretes de este género en la isla.

    Fachada de La Casa de la Bombilla Verde

    El sitio (calle 11 # 905, entre 6 y 8) tiene un ambiente fabuloso, muy bohemio y trovadoresco, donde se celebra cada noche una descarga diferente. Es bastante pequeño y además siempre está lleno, es recomendable llegar temprano en la noche, si desea disfrutar la propuesta del cantautor de turno: Gerardo Alfonso, el grupo Trovuntivitis (de la región central del país), Mauricio Figueral, Frank Fernández...

    El lugar se ha consolidado también como un café cultural, siempre relacionado con los principales eventos musicales que acontecen en La Habana. La coctelería y variedad de tapas y comida mediterránea, hacen de esta casa un espacio singular. Si lo visita no deje de pedir la deliciosa tortilla de patatas española.

  5. Café Galería Mamainé, sitio rodeado de arte

    Está situado en una de las arterias más conocidas del centro del Vedado (L # 206, entre 15 y 17). Casi siempre está lleno de jóvenes, amantes de las artes visuales que disfrutan de las obras que se exhiben en el lugar, parejas de enamorados, que en un ambiente desenfadado y agradable desean pasar un buen rato.

    Fachada del Cafe Galeria Mamaine

    En los espacios interiores o exteriores puede elegir sentarse sobre almohadones en el suelo, alrededor de unas rústicas mesitas de madera, en taburetes, banquetas o bancos hechos con troncos de árboles. Todo está matizado con una tenue luz, obras en todas las paredes, y un aire entre árabe y colonial. La barra rústica donde preparan los cocteles parece una vitrina con objetos artesanales de épocas pasadas.

    Si le gustase alguna de las pinturas en exhibición, puede ponerse de acuerdo con el dueño para adquirirla porque todas están en venta.

    Jovenes compartiendo en el Cafe Galeria Mamaine

    La especialidad del bar es el Tamal en Cazuela, también ofrecen fabulosos desayunos, y variados platos de la cocina cubana. Si es amante de las tapas, allí puede pedir cualquiera porque todas son deliciosas.

    A pocos metros del café hallará algunos de los principales centros culturales, recreativos y turísticos de La Habana como el Cine Yara; y varios de los más emblemáticos hoteles del país: Habana Libre Tryp y el Nacional.

  6. Esencia Habana, “la hora más feliz” de los viernes

    Una antigua casona del Vedado, construida en 1880, se convirtió en el bar Esencia Habana. El sitio se encuentra en la calle B, entre Línea y Calzada y es muy famoso en la capital por los “happy hour” que celebran cada viernes, con precios preferenciales de casi todas las bebidas.

    Jovenes brindando en el bar

    Todos los espacios de la antigua residencia fueron cubiertos con mesas, sofás, una larga barra, objetos de épocas pasadas, fotografías de La Habana, periódicos del siglo pasado e imágenes muy hermosas de Cuba.

    La magia del lugar está en la buena selección de coctelería y tapas para el menú, especialmente ideadas con las más diversas combinaciones. Sin dudas, es el lugar preferido de los artistas, es muy común encontrarse a populares cantantes, bailarines, teatristas, estudiantes de arte... Y cuando todo cierra en La Habana, Esencia todavía sigue abriendo las puertas a sus visitantes, la mayoría muy asiduos al lugar.

Unas copas en los bares bohemios de La Habana

Existen sitios a los que siempre deseamos volver por su ambiente, el trato cordial de las personas, la buena vibra; así sucede casi siempre con las quienes visitan estos bares de La Habana. En la búsqueda de la calma o la felicidad que hallan allí, regresan una y otra vez. Y usted, ¿se aventura a contagiarse con la magia la ciudad patrimonio y sus atractivos bares bohemios?

0 Comentario
Agrega un comentario
 

En el panorama habanero hay atractivos bares donde se conjugan las propuestas de tragos, comida, artes visuales y presentaciones musicales. Entre los más populares y con un estilo bohemio, sobresalen algunos del moderno barrio Vedado...

Milagros

; ;