Descubra cinco bares bohemios de Trinidad, la Ciudad Museo

Descubra cinco bares bohemios de Trinidad, la Ciudad Museo

Al centro-sur de la Mayor de las Antillas se localiza Trinidad, la ciudad Museo del Caribe. La villa, fundada en el año 1514, fue la tercera que se erigió en el país bajo el dominio español y su patrimonio edificado casi ha permanecido intacto en el tiempo.

En 1988 la UNESCO declaró a su Centro Histórico y el Valle de los Ingenios como Patrimonio Cultural de la Humanidad. La urbe también es muy conocida porque cerca se encuentran algunas de las mejores playas del país, con más de 60 kilómetros de costas al Mar Caribe.

¿Cómo llegar y dónde hospedarse en Trinidad?

Desde La Habana puede viajar a la ciudad por dos vías: la autopista a Sancti Spíritus (provincia a la que pertenece), y luego desviarse hasta el sur; o recorrer todo el circuito de la costa que une a la hermosa ciudad de Cienfuegos con Trinidad. Este es el mejor recorrido porque tiene unas espectaculares vistas en las que se unen el mar y las montañas.

Cartel de bienvenida a la ciudad de Trinidad de Cuba

Puede elegir hacer el trayecto en ómnibus, alquilar un auto completo, o compartir un taxi con otros viajeros, opción más económica. Al llegar a la villa puede alojarse en algunos de los hoteles de las playas cercanas, o en una casa de renta particular allí mismo en el pueblo. La opción de estar en un maravilloso hostal en el centro histórico es una experiencia excepcional porque las casas coloniales trinitarias son hermosísimas.

Cinco bares que le harán disfrutar de las noches trinitarias

En Trinidad abundan los centros para bailar, donde escuchar en vivo auténtica música cubana, museos y algunos de los mejores bares bohemios de toda Cuba. Aquí le relaciono los cinco mejores para visitar.

  1. Comenzamos por el Yesterday, el bar del rock

    Cada noche a partir de las 10:00 PM un grupo de rock anima el sitio. También se presentan bandas que hacen variados covers e incluyen siempre en su repertorio los temas más conocidos de los legendarios de Liverpool: The Beatles. Este es un sitio diseñado para los amantes de los populares artistas ingleses.

    Estatua de los Beatles a la entrada del bar Yesterday

    El bar, uno de los más concurridos y bohemios de Trinidad, está decorado con muchas imágenes de la mítica banda que popularizó el hito musical de Paul McCartney “Yesterday”.

    Interior del bar Yesterday

    A la entrada del bar es muy común encontrarse a los visitantes tomándose fotos con unas esculturas allí emplazadas. Al Yesterday la mayoría de las personas van en familia o grupos de amigos, aunque también hay parejas jóvenes que no dejan de bailar y cantar en toda la noche.

  2. Ruinas de Segarte: para disfrutar de la música local

    En Trinidad es posible disfrutar de música de artistas de la ciudad, quienes interpretan sus temas en una agradable terraza. Con sones y guarachas de fondo ofrecen en Las Ruinas de Segarte deliciosos cocteles y variados tragos internacionales.

    Mojito listo en la barra del bar

    El servicio es rápido y eficiente. Pero lo que más sobresale de este lugar es que es posible conversar, intercambiar con los amigos, disfrutar de un puro cubano, sin que interfiera la música o el bullicio de otros visitantes. El sitio es muy acogedor. Pero, si lo que desea es bailar, se hace espacio entre las mesas y marca los pasos al ritmo de un original cha cha chá, un tango, una salsa... los grupos invitados tocan los géneros que le pida el público.

  3. La Casa de la Música, reina bohemia en Trinidad

    Uno de los espacios más auténticos y concurridos de Trinidad es la Casa de la Música. Está abierto todas las noches, pero le sugiero llegar temprano porque es el escenario preferido de quienes visitan la villa. Siempre está muy lleno, la entrada es muy asequible, tanto para el público nacional como para los viajeros extranjeros.

    Turistas compartiendo en la Casa de la Musica de Trinidad

    Reconocidas agrupaciones de música tradicional interpretan sones y otras emblemáticas canciones cubanas. Resulta común que el público no pare de bailar ni un instante. En su barra ofrecen un amplio menú de cocteles, como el sabroso Mojito, los Daiquirís, el Cuba Libre, Cubata y Cubanito.

    Concurrida escalinata de la casa de la musica de Trinidad

    La instalación tiene un gran espacio al aire libre y las personas disfrutan el show sentadas en la escalinata. Le recomiendo ir con ropa cómoda, fresca y zapatos de suela baja que le permitan “guarachear” (bailar) toda la madrugada.

  4. Una discoteca en una cueva: la mejor experiencia para bailar

    La Discoteca Ayala es exótica. Queda en el Hotel Las Cuevas de Trinidad y se ha convertido en la caverna de rocas con millones de años, más popular de Cuba. Este es un espacio exclusivo, el bum bum de la música escogida por los Djs rebota sobre las paredes pedregosas, mientras las luces de colores se esparcen por las irregulares estructuras de la cueva.

    Discoteca del Hotel Las Cuevas de Trinidad

    Tanto cubanos como extranjeros, atraídos por las singularidades del espacio, siempre mantienen llena la discoteca. En la antigua galería suenan los temas hits del momento (como el reguetón), aunque predomina la música popular bailable o salsa cubana. Es el sitio especial para pasar una noche entera bailando.

  5. La Canchánchara, uno de los mejores bares

    Uno de los bares más famosos de Trinidad es La Canchánchara. Se trata de un establecimiento de tragos típicos cubanos, con sede en una de las edificaciones más antiguas de la ciudad. Allí se pasa muy bien en un precioso patio interior, o en el portal, espacios donde se puede degustar la famosa bebida que da nombre al local.

    Visitantes del Bar La Canchanchara escuchan musica en vivo mientras beben la tradicional bebida que le da nombre al lugar

    La Canchánchara es un trago popular cubano, tradicional en el Ejército Independentista del siglo XIX, que se prepara a base de miel de abejas, zumo de limón, hielo y aguardiente de caña. En este bar siempre hay conjuntos de música tradicional amenizando la tarde, por lo que si quiere conocer los aires de los viejos trovadores, el auténtico espíritu bohemio de los legendarios soneros, no debe perdérselo.

Trinidad, la ciudad bohemia que enamora

En Trinidad todo fascina, encanta, desde los imponentes edificios coloniales coronados con rojas tejas, los pequeños bancos, las farolas de épocas pasadas, hasta el insigne Valle de los Ingenios (a unos 8 kilómetros de la ciudad), de dónde provenía toda la riqueza de la zona; o la Torre Manaca-Iznaga, calificada como la Torre de Pisa cubana por su inclinación.

Hacienda Manaca-Iznaga

Luego de recorrer este impresionante museo urbano, nada mejor que terminar la noche en esos encantadores bares con mesas al interior de antiguas residencias coloniales. Estos sitios llenos de vida bohemia, son una puerta a la alegría y la buena energía tan necesarias en unas vacaciones.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

Trinidad, tercera villa fundada en Cuba, es una de las ciudades mejores conservadas de América Latina. Además de su patrimonio arquitectónico y las playas cercanas, sus populares bares la convierten en uno de los destinos más atractivos del país...

Milagros

; ;