Santiago de Cuba, capital cubana del Caribe

Santiago de Cuba, capital cubana del Caribe

Santiago de Cuba es la más caribeña de las ciudades cubanas. Sobresalen en su cultura, patrimonio e historia, la mixtura de las tradiciones y costumbres ibéricas con la de nuestros antepasados africanos.

En siglos pasados esta oriental provincia fue la tierra de acogida para los migrantes extraviados del Mar Caribe, provenientes del vecino Haití y la lejana Luisiana, ex-colonias francesas. Por su bahía entraron los primeros esclavos negros a Cuba y con ellos fuertes raíces africanas.

Santiagueros recorren las calles de su ciudad

Luego, Santiago de Cuba ampararía las nuevas oleadas de inmigrantes catalanes, jamaicanos y chinos. Fue el lugar al que llegaron tras la revolución haitiana decenas de refugiados franceses que introdujeron el café en Cuba, y también su cultura.

En Santiago, la primera capital cubana

En Santiago, capital de Cuba desde su fundación en 1515 hasta 1556, está una de las primeras viviendas españolas en América, la del colonizador Diego Velázquez, hoy convertida en museo histórico. También son de gran valor patrimonial la majestuosa Catedral, la mina de cobre a cielo abierto ubicada en el poblado de El Cobre, y el Museo Bacardí.

Casa de Diego Velzquez justo en el Parque Cespedes

Caminando por las calles de esta ecléctica urbe se puede ver cómo está bordeada por la Sierra Maestra, el grupo montañoso más extenso de la Mayor de las Antillas. Además, podemos apreciar las casas coloniales con paredes de adobe, las típicas tejas de cerámicas, grandes ventanales, los parques arbolados y las calles escalonadas.

A Santiago es posible acceder a través del Aeropuerto Antonio Maceo (SCU) y el puerto Guillermón Moncada, desde donde se realizan las conexiones internacionales. Otro punto de entrada por mar al territorio es la Marina de Punta Gorda.

En la ciudad es muy fácil comprobar por qué se le reconoce como la cuna del son y el bolero. Aquí nacieron grandes músicos, como Sindo Garay, Ñico Saquito, Eliades Ochoa, Compay Segundo y Olga Guillot, por solo mencionar algunos. Las sonoridades de la isla sorprenden a cada paso.

Espectaculo de la Fiesta del Fuego en las calles de Santiago de Cuba

La riqueza cultural de la zona ha hecho que proliferen importantes eventos artísticos, entre ellos el Festival del Caribe, y eventos de música coral, son y trova, entre otros. Las fiestas populares de mayor importancia son "El Carnaval Santiaguero", considerado el mejor del país y "La Fiesta del Fuego".

La Casa del Caribe

Promover los valores autóctonos de la cultura popular y las religiones de la región es el objetivo de la "Casa del Caribe", con sede en Santiago de Cuba. La nstitución centra su interés en el estudio de la historia y la cultura de los pueblos que integran el área del Caribe, en particular Cuba y sus vínculos

Musicos desfilan por las calles de Santiago de CUba durante el Festival del Caribe

Allí se inauguran exposiciones, se hacen peñas con agrupaciones musicales representativas de la cultura popular tradicional y se realizan encuentros con intelectuales, promotores del arte, artistas y gente sencilla que aportan la sabiduría popular.

Posee el Centro de Documentación Toussaint Louverture ubicado en La Casa de las Religiones Populares, sitio de referencia permanente sobre la cultura policroma y autóctona del Caribe.

La Casa del Caribe auspicia cada año a inicios del mes de julio en Santiago de Cuba, el festival conocido como Fiesta del Fuego, uno de los más importantes del hemisferio si hablamos de cultura popular y tradicional. Miles de viajeros de la región se reúnen durante varios días para celebrar la identidad que los une.

Un santuario de la música cubana

Hablar de música y Santiago de Cuba sin mencionar la Casa de la Trova "Pepe Sánchez" es imposible. Ese pequeño inmueble de la calle Heredia entre San Félix y San Pedro, recoge entre sus paredes más historia de nuestra cultura que otros espacios de renombre.

Santiagueros bailan el son tradicional en la Casa de la Trova de Santiago de Cuba

Su creador fue Virgilio Palais allá por la década del 50 del siglo XX. En un pequeño espacio instaló una mesa para vender tabaco, cigarros y galletas. Para "matar el aburrimiento" se ponía a cantar a capella. Al parecer no lo hacía mal con su voz de tenor y pronto el local comenzó a ser visitado por los amantes de la trova y la buena música, convirtiéndose en un lugar habitual para el pueblo santiaguero.

Hasta hoy no hay personalidad que visite Santiago de Cuba que no pasara por la Casa de la Trova. Hay una reliquia especial: un pequeño cuadro colgado cerca de la barra, donde preservan la nota que dejara el ex-Beatle Paul McCartney en su visita a la ciudad.

Otra de las maravillosas experiencias de la Casa de la Trova es la posibilidad de conversar con quienes hacen la música. Allí no solo se puede disfrutar de las interpretaciones de Eliades Ochoa y su grupo, también compartir e intercambiar con el propio Eliades, invitarlo a una cerveza y conocer de sus próximos planes. Así se ha visto al puertorriqueño Andy Montañez disfrutando de la música cubana, o al compositor venezolano Fidel Antillano, director de El Combo Antillano.

Musicos deleitan a turistas en la Casa de la Trova de Santiago

También es habitual encontrarse a ese juglar de Santiago de Cuba que responde al nombre del "Benny", por la capacidad de imitar al "Bárbaro del Ritmo", Benny Moré.

Cada marzo, la Casa es la sede principal del Festival Internacional de la Trova "Pepe Sánchez". Conciertos, serenatas, rondas de trovadores y conferencias son algunas de las actividades que tienen lugar por esos días.

La Loma del Cimarrón

En las afueras de la ciudad, en las cercanías del poblado de El Cobre, se encuentra el santuario a la virgen de la Caridad Cobre, patrona católica de Cuba, sitio de visita obligada para casi todos los cubanos. Justo enfrente del templo se erige un monumento de singular belleza.

Vendedores de souvenirs y flores en el camino a El Cobre

Está en la loma del cimarrón, y honra la memoria de los esclavos y su rebeldía ante los colonizadores españoles. Se puede llegar a través de 333 escalones que permiten el descanso a los visitantes, y contemplar el hermoso paisaje.

La pieza fue hecha por el escultor cubano Alberto Lescay. Esculpida en hierro y bronce, la mítica escultura mide casi 10 metros de altura y representa las manos y cuerpo de un hombre con cabeza de caballo. Puede tener disímiles interpretaciones vinculadas al tema de la libertad humana.

Loma del Cimarron en El Cobre, Santiago de Cuba

Desde su altura es posible disfrutar las impresionantes vistas del entorno del Santuario Nacional del Cobre, y sobre todo la preciosa laguna verde-azul que debe su peculiar tonalidad a las calcificaciones de la minería.

Otras huellas de la cultura caribeña

Otro de los lugares santiagueros de visita imprescindible, si de seguir las huellas de la cultura caribeña se trata, son los paisajes arqueológicos de las primeras plantaciones de café, declaradas por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Existen cerca de un centenar de estas fincas, la mayoría ubicadas en la Gran Piedra, El Cobre, Dos Palmas y Contramaestre. Estos lugares forman un extenso cinturón cafetalero en la región sudeste de Cuba.

Castillo de San Pedro de la Roca del Morro de Santiago de Cuba

Entre los sitos de obligatorio recorrido también se incluye el Castillo de San Pedro de la Roca, conocido también por su faro, construcción reconocida por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad, y desde donde se pueden observar una de las vistas más hermosas de la caribeña ciudad.

La ciudad de Santiago de Cuba combina valores históricos, patrimoniales, culturales y exóticos paisajes naturales. El mestizaje e idiosincrasia de su gente convierten a esta urbe en un lugar único, epicentro de la cultura caribeña y de la mezcla que dio lugar a la nacionalidad cubana.

milagros Milagros

;