Cuba Libre: un famoso coctel cubano

Cuba Libre: un famoso coctel cubano

El coctel "Cuba Libre" surge a inicios del siglo XX, cuando en esa tierra del Caribe ya se bebía abundante ron. La Cola, que también gustaba, dulce y oscura, vino muy a tono con el paladar cubano. Pero la historia de este famoso coctel tiene diferentes versiones.

Cuentan que en una calurosa tarde habanera un capitán norteamericano en la barra de un bar ordenó ron añejo, Coca-Cola, hielo y una rodaja de lima. Los soldados a su alrededor también pidieron una ronda de esta bebida. La mezcla fue un éxito. Luego de varias rondas uno de los soldados propuso un brindis y exclamó:

"¡Por Cuba Libre!"

Otros dicen que el nombre del coctel se debe al grito de guerra ¡Viva Cuba libre! que usaban los mambises, o patriotas cubanos, en las cargas al machete de sus luchas por la independencia contra el dominio de las tropas españolas.

Un coctel que inspira libertad

Estas historias pueden ser ciertas o no. Lo innegable es que el nombre de este coctel se asocia a la idea de libertad. Una bebida muy refrescante y sabrosa. Ideal para disfrutar y calmar el calor de la isla. Su preparación es sencilla, resulta de la mezcla de: ron blanco, refresco de cola, hielo y limón.

Puede prepararse en un vaso de Highball, un vaso Delmónico o en uno de 8 onzas y las proporciones de sus ingredientes varían a gusto del consumidor. Generalmente se echan varios cubos de hielo, se agrega 1 ½ onza de ron, luego se completa con refresco de cola y se adorna con una rodaja de limón al borde del vaso.

En la mayoría de los casos, se le agregan varias gotas de zumo de limón criollo o se incorpora un trozo o rodaja en su interior, pero si lo prefiere más ácido se le puede agregar una cantidad mayor.

Una curiosidad es que el coctel Cuba Libre original no tenía incorporado el limón. Se puede sugerir su preparación con unas gotas de este cítrico, pero la inclusión o no del limón en su interior está determinada por el gusto del consumidor. De lo que no cabe duda es que este ingrediente le da un toque muy fresco.

¿Dónde tomarse un sabroso Cuba Libre en La Habana Vieja?

Muchos son los bares de La Habana donde puede hacerse acompañar de un buen Cuba Libre. Algunos ya cuentan con un prestigioso aval en coctelería tradicional cubana. Veamos algunos en La Habana Vieja.

El Sloppy Joe's Bar puedes ubicarlo en Calle Zulueta número. 252, entre Ánimas y Virtudes. Este bar conserva el clima de sus inicios, a comienzos del siglo XX y oferta más de 30 cocteles clásicos cubanos, entre ellos el Cuba Libre.

El Floridita se localiza en la calle Obispo número 557, esquina a Monserrate. Está justo al inicio de la calle Obispo, frente al Museo de Arte Universal, muy cerca del Parque Central y el Hotel Gran Manzana - Kempinski. Este bar es un lugar emblemático, frecuentado desde el siglo XIX por personas influyentes de la época como Ernest Hemingway. Se ha convertido en una especie de catedral de los mejores cocteles cubanos y está reconocido como la cuna del famoso Daiquirí.

Dos Hermanos ubicado en Avenida del Puerto, número 304, colinda con el Museo del Ron. Posee un ambiente bohemio extremadamente atrayente, al estilo de una taberna de marineros. Permite probar la magnífica variedad de rones cubanos y cocteles derivados del mismo, entre ellos la propuesta que hoy le traigo.

Otros bares son más recientes y proponen un ambiente jovial, con buena música y un excelente clima tropical, donde el Cuba Libre es un coctel para degustar. Entre estos se pueden mencionar:

El Chanchullero, en la calle Teniente Rey número 457A, entre Bernaza y Cristo, justo frente a la Plaza del Cristo, Habana Vieja. Reconocido por su amplia oferta de bebidas. Muy frecuentado, las personas hacen pequeñas colas para entrar. Es identificado como un lugar ideal para desconectar, tomar un buen coctel como el Cuba Libre y pasar un buen rato.

Creperie Oasis Nelva se halla en la calle Muralla número 314, entre Habana y Compostela. La especialidad son los crepes y los exquisitos cocteles con variedad de colores y diseños en su elaboración, que sorprenden con su encanto y calidad al paladar. Una decoración matizada por plantas, ornamentos naturales, mesas, butacas y taburetes de madera hacen del lugar un espacio tranquilo para compartir.

Cuba Libre, mezcla de sabores

El Cuba libre tiene sus variantes. Con la misma combinación de ingredientes se emparenta con lo que dicen ser su hermano menor que ha cautivado a medio mundo, sobre todo en Iberoamérica, el conocido: Cubata. Elaborado casi con la misma mezcla, se sustituye el ron blanco por un ron añejo y las gotas de limón se le incorporan con mayor frecuencia, logrando un sabor más ácido.

Otras variantes de la famosa bebida cubana se obtienen en diferentes lugares del mundo. Según el país del que se trate cambia el nombre o el licor de base, por ejemplo: en Chile se le denomina: Roncola, en México se le llama: Cuba, en Paraguay: Jugo Loco.

Se incorporan también a la familia del Cuba Libre, el España Libre, Brandy y Coca Cola, o el Cowboy, whiskey americano y Coca Cola, el Whiscola, whisky y Cola, el Gincola, ginebra y Cola, el Piscola o Perú Libre, pisco peruano, Cola y rodaja de limón, o el Tincola, vino tinto y Cola, conocido también por Jote.

Pero en Cuba sabe mejor

El mejor sabor de una coctelería clásica, pero a la vez renovadora, moderna y divertida lo podrá encontrar en Cuba. Entre aguas cálidas y tropicales, tierra alegre y de guaracha sus bebidas marcan también la identidad nacional. La autenticidad de un coctel como el Cuba Libre ha llegado para quedarse, tanto en los bares habaneros como en los más notorios catálogos internacionales. Espero lo disfrute.

Cuba es un país de contrastes. Están en su clima, su gente, sus bares y bebidas. La magia de visitar la isla incluye acompañarse de un buen coctel cubano. El Cuba Libre es uno de los más clásicos, reconocido por los nacionales y visitantes.

arantxa Arantxa

;