El cultivo de tabaco: experiencia turística en el Valle de Viñales

El cultivo de tabaco: experiencia turística en el Valle de Viñales

Cuba señorea en el Caribe por la belleza de sus playas, la diversidad y el endemismo de su flora y fauna, sus museos y antiguas fortificaciones e incluso, por la jovialidad de sus habitantes. Pero, Pinar del Río, la más occidental de sus provincias adquiere connotación especial. Allí se asienta el Valle de Viñales, uno de los lugares de la geografía pinareña donde la naturaleza se exhibe majestuosa y cautivadora.

Ubicado en la Sierra de los Órganos, justamente en el grupo montañoso de la Cordillera de Guaniguanico, el Valle de Viñales es famoso por sus mogotes. Aunque, el cultivo de tabaco, herencia centenaria de la zona, le otorga un especial atractivo que el visitante no debe perderse.

Valle de Viñales, pura naturaleza

Casa de tabaco en el Valle de Viñales, al fondo uno de los emblematicos 'mogotes'

Cuando llegue al poblado de Viñales, a pocas horas de la capital cubana, quedará impresionado por su excepcional belleza. Las elevaciones con forma de cúpula conocidas por "mogotes" le confieren una vista que marca la diferencia con el resto de los paisajes cubanos.

Notará que algunos mogotes alcanzan cientos de metros de altura y sus cimas contrastan con la verticalidad de sus paredes que descansan sobre la llanura del valle. Los juegos de luces y sombras que circulan durante el día, son asombrosos. Lo mismo sucede con los atractivos matices de colores que desprenden la vegetación y el terreno.

Allí encontrará, como parte de la diversidad florística, el Pino Macho, Pino Hembra y la Palma Corcho, auténtico fósil, que constituye el único ser viviente considerado Monumento Nacional en la Mayor de las Antillas.

Hojas de tabaco en los 'cujes' de secado de una casa de tabaco en Viñales

Entre tantas riquezas naturales que posee Viñales podrá contactar con los restos de dinosaurios acuáticos, terrestres y los fósiles de ammonites, antiguos caracoles situados en el interior de las piedras redondeadas conocidas popularmente como "quesos".

También quedará impresionado con sus cuevas, poseedoras de atractivos ríos subterráneos. Y según los especialistas, no hay mejor lugar en todo el Caribe para escalar montañas, que ese paraje catalogado Monumento y Parque Nacional. Una sugerencia para explorar en el occidente cubano.

Paisaje Cultural de la Humanidad

Campesino recorre el Valle de Viñales en un coche tirado por caballos

Indudablemente el valor patrimonial del Valle de Viñales se engrandece al convertirse en el primer Paisaje Cultural de toda la región americana.

La UNESCO justifica así su inscripción en la Lista de Patrimonio Mundial:

"El Valle de Viñales es un sobresaliente paisaje cársico en el cual los métodos tradicionales de agricultura (principalmente la cosecha de tabaco) han sobrevivido sin cambios durante varios siglos. La región también conserva una rica tradición vernácula en su arquitectura, artesanías y música."

Si algo podrá apreciar con claridad es que Viñales descuella como obra conjunta del hombre y la naturaleza. Entre los pomposos mogotes, los campesinos desarrollan sus cultivos tradicionales predominando el de tabaco, a la vez que la cultura de la región y el ambiente natural, hacen de ese valle un paisaje único en el mundo.

El tabaco, tradición e identidad de un valle

Campesino recoje hojas de tabaco en una de las plantaciones de Viñales, Pinar del Rio

Si es de los que gusta fumarse un genuino "puro" cubano, el Valle de Viñales es la opción ideal para adentrarse en todo lo concerniente a su producción, arte que ha sido transmitido de generación en generación.

El empleo de métodos tradicionales para el cultivo y procesamiento del tabaco singularizan la vida diaria del campesino "viñalero". En ese sentido, una sugerencia es seguir la Ruta del Tabaco, propuesta para disfrutar, en pleno contacto con los moradores del lugar y sus costumbres.

Ruta del Tabaco

Campesina 'ensarta' hojas de tabaco en los 'cujes' de secado

"De la semilla hasta el humo", es el eslogan del circuito que facilitará que entre en contacto con el ciclo productivo de los famosos "habanos" y disfrutar de un turismo donde la naturaleza y la tradición campesina se imponen.

La Ruta del Tabaco es el nombre del producto turístico que desde 2015 facilita a quienes visitan Pinar del Río adentrarse en "la tierra del mejor tabaco del mundo".

Uno de sus destinos es el Valle de Viñales. Allí el mundo del tabaco se tiende a los pies del visitante cubano y foráneo, quien vivirá una experiencia espectacular en ese escenario considerado Patrimonio de la Humanidad.

Campesino cosecha hojas de tabaco en una plantacion del Valle de Viñales

Conocerá sobre el origen del tabaco, su historia en la isla, así como las tradiciones vinculadas al mismo. Todo ello de la mano de guías que, en varios idiomas, despejarán dudas e interrogantes.

El recorrido por las vegas tabacaleras, así como la visita a las casas de curación y despalillos, forman parte del itinerario y despuntan entre los principales atractivos de la ruta.

Plantacion de tabaco en el Valle de Viñales, al fondo el cielo azul de Cuba

Las vivencias, únicas y sorprendentes conducen al vacacionista a una edificación singular: la Casa del Tabaco. Allí, las hojas recién recolectadas, se someten al ensarte, actividad en la que, mujeres expertas en la labor, con agujas alargadas van uniendo las hojas en un hilo. De esa manera estarán listas las hojas para ser sometidas al secado, proceso que dura aproximadamente 50 días.

Como parte de la Ruta, los visitantes podrán degustar el sabor de un legítimo "puro" cubano tras visitar la Fábrica de Tabaco "Francisco Donatién" lugar donde los torcedores muestran su habilidad manual en tan importante y ancestral oficio.

Vega de tabaco en Pinar del Rio, al fondo casa de tabaco entre Palmas Reales

Puede dar por sentado que como parte del recorrido tendrá la oportunidad de probar sabrosos platos de la comida tradicional cubana. Un detalle que debe conocer por adelantado: la elaboración está en manos de los lugareños. Por lo tanto, el rico y popular sazón de la región, lo llevará siempre como un delicioso recuerdo.

Más allá del cultivo de tabaco

Para muchos, fumarse un tabaco, despierta una mezcla de hechizo, distinción y poderío. Sensaciones que emanan de un arte remoto, donde Pinar del Río y, por supuesto, Viñales cobra protagonismo.

Pero, más allá del cultivo de tabaco, varias experiencias pueden asegurarle una estancia inolvidable en Viñales.

Hermosa vista del Valle de Viñales al amanecer

El Mirador de los Jazmines, el Mural de la Prehistoria, el Palenque de los Cimarrones, las Cuevas del Indio y Santo Tomás, son solo algunos de los atractivos por descubrir en ese hermoso Paisaje Cultural de la Humanidad.

El Valle de Viñales, al occidente de Cuba, sobresale por su belleza paisajística, pero también por la conservación de sus tradiciones. El cultivo de tabaco se suma a esa particularidad y constituye un verdadero atractivo para cubanos y foráneos.

arantxa Arantxa

;