Paisajes naturales de Cienfuegos

Paisajes naturales de Cienfuegos

Cienfuegos es una de las regiones privilegiadas de la geografía antillana. "La Perla del Sur", como le llaman, más allá de su hermosa y limpia ciudad capital con huellas fehacientes de la presencia francesa en Cuba, es depositaria de valores naturales impresionantes.

En el territorio ubicado al centro sur de la isla grande encontramos en Cienfuegos diversos ecosistemas bien delimitados, a pesar de la corta distancia entre ellos. Y para unirlos están los manantiales que bajan de las cimas, corren por las laderas cubiertas de vegetación con cascadas de agua cristalina, hasta formar los ríos que desembocan en el mar.

Cienfuegos, hermosura verdeazul

Cartel da la bienvenida al viajero en Punta Gorda, Cienfuegos, Cuba

Entre los paisajes más renombrados de Cienfuegos, están los marítimos. De hecho, a esa provincia se le conoce especial e históricamente por la cultura marinera de sus habitantes y la importancia de su puerto, donde actualmente hacen escala los cruceros.

Pero donde acaban el mar y los ambientes costeros, comienzan las montañas con sus dones peculiares. Sin embargo, las elevaciones también se abren en valles con diferentes extensiones. El azul turquesa de las aguas compite con varias escalas de verde y terracota, en un espectro bastante amplio para el ojo atento y conocedor.

Seis maravillas naturales de Cienfuegos

Playa de Rancho Luna, Cienfuegos

Para captar con nuestros lentes o simplemente disfrutar a plenitud de la belleza que enriquece el espíritu y los pulmones, les brindamos una lista de destinos naturales cienfuegueros inequívocamente interesantes.

  1. Bahía de Cienfuegos y Laguna Guanaroca

    Turistas toman fotos de flamencos en la Laguna de Guanaroca, un remanso para deleitar al viajero

    La Bahía de Cienfuegos tiene forma de bolsa y se extiende por unos 89 kilómetros cuadrados. Varios sectores enamoran la vista, adornada con embarcaciones de portes diversos, los botes de pescadores locales, cayuelos deshabitados, playas de roca y arena, extensos manglares en plena recuperación, uverales, abundantes aves como las gaviotas, alcatraces, patos y garzas blancas.

    Antes de llegar a la bahía por la desembocadura del río Arimao, encontramos la Laguna de Guanaroca, un área protegida que resulta fácilmente reconocible por sus bosques de mangle, una gran colonia de flamencos rosados, cartacubas, tocororos y otros ejemplares de la flora y la fauna. Allí también nos podemos acercar por tierra, a través de la carretera a la playa de Rancho Luna o en un paseo a caballo.

  2. Topes de Collantes

    El Sendero Vegas Grandes en Topes de Collantes

    Sin lugar a dudas, los intrincados paisajes de Topes de Collantes están entre los más hermosos y quizás impresionantes de la Sierra del Escambray, y de toda Cuba. De difícil acceso por sus vías empinadas y sinuosas, guarda sorpresas insospechadas gracias a su clima atípico, diferente al resto de la Isla. Catalogado como Parque Nacional y Paisaje Natural Protegido, exhibe abundantes estanques naturales, saltos de agua con decenas de metros de altura como Vegas Grandes y Caburní, rocas cubiertas de musgo y líquenes, una tupida vegetación perenne con orquídeas, helechos arborescentes, palmas reales, bosques de bambú, pinos, eucaliptos, caobas, cedros y plantaciones de café.

    También la fauna es abundante, diversa y colorida, por lo que se completa un panorama muy favorable para el ecoturismo y la contemplación. De hecho, allí se celebra el Concurso Internacional de Fotografía Naturaleza Digital, con amparo en tres hoteles. Uno de ellos, el Kurhotel Escambray, está especializado en el turismo de salud y calidad de vida.

  3. El Nicho

    Las pozas y cascadas de El Nicho

    A unos 30 kilómetros de Topes de Collantes está El Nicho, dentro de la misma cadena montañosa. Allí, en el Parque Guanayara, abundan los manantiales con cascadas y pocetas límpidas, pero la zona de "El Nicho" es la más célebre y visitada, merecidamente. La cascada del arroyo El Negro, por ejemplo, ostenta más de 30 metros de caída contra las rocas. El reflejo del sol en la corriente brumosa y en los espejos de agua, resultan en un embeleso, donde la naturaleza circundante es cómplice incondicional.

    Las excursiones hacia esa área oficialmente protegida y oculta entre las montañas desde Cienfuegos y su vecina Trinidad, están entre las más solicitadas de la región central de Cuba.

  4. Cueva Martín Infierno

    Formaciones cálcicas en caverna cubana

    En los alrededores del Nicho y a unos 56 kilómetros de la ciudad de Cienfuegos, existe una singularidad digna de observación y exploración. La Cueva Martín Infierno, Monumento Nacional, posee 793 metros de largo y desde la boca al fondo exhibe un desnivel de 197 metros. Acumula formaciones cálcicas caprichosas y únicas en Cuba, llamadas “Flores de Yeso” y una de las estalagmitas más grandes del mundo, con 67 metros de altura. Es de extraordinaria importancia para las ciencias geográficas y espeleológicas.

    Por si fuera poco, sus amplios salones funcionan como refugio para una colonia de murciélagos mariposa, los más pequeñitos del planeta, y en sus alrededores observamos aves llamativas como el búho sijú, el tocororo y el halcón de montaña entre otras aves endémicas de Cuba.

  5. Hacienda la Vega

    Turistas pasean a caballo por los campos de Cuba

    Desde miradores naturales podemos admirar los paisajes de montaña, y el mar desde la Caleta de Castro, en una excursión inolvidable. Podemos adentrarnos en la campiña sobre el lomo de un caballo para ver más de cerca la desembocadura del río San Juan y la actividad agropecuaria, incluso para asistir al ordeño manual de las reses al más puro estilo campesino.

  6. Valle de Yaguanabo

    Cotorra del Valle de Yaguanabo en Cienfuegos

    Esta área intramontana protegida, emplazada entre Cienfuegos y Trinidad, abarca casi toda la cuenca del río Yaguanabo, con vegetación típica de los valles antillanos. Los bosques circundantes están a la vista desde el mirador de La Colmena, para sopesar valores paisajísticos incontestables. Abundan los senderos con cascadas y piscinas naturales para admirar y darse un baño refrescante.

    En sus dominios es posible observar gran cantidad de aves, como el tomeguín del pinar, la cartacuba, el carpintero, el juan chiví, la yaguasa, el gavilán del monte, y se protege especialmente a la cotorra y el catey. También hay mamíferos como el cerdo jíbaro, el venado y el agutí. Allí se desarrollan importantes programas de educación ambiental.

Naturaleza por todas partes en Cienfuegos

Flamencos recorren despreocupados por la laguna de Guanaroca

Irremediablemente, Cienfuegos ostenta naturaleza por doquier, atrapado entre el Mar Caribe y las montañas de la Sierra del Escambray. Sus paisajes son soberbios y sus valores colosales, como una opción preferente a la hora de elegir un viaje placentero a Cuba.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

Maravillas de mar y tierra seducen al visitante en la provincia cubana de Cienfuegos. Paisajes costeros, una bahía prodigiosa, saltos de agua y montañas boscosas, son suficientes para flechar al viajero más exigente.

milagros Milagros

; ;