Cinco lugares donde tomarse un Daiquirí en La Habana

Cinco lugares donde tomarse un Daiquirí en La Habana

Estamos hablando de una bebida sabrosa y refrescante. Su elaboración se basa en los sabores de frutas tropicales, como el mango o la piña. Cuando llega a uno de los cinco sitios que aquí le propondré, encontrará un oasis donde refrescar el paladar. Son lugares muy seguros y cada uno posee vida propia.

Los cinco mejores sitios para tomar un Daiquirí

Barra de un bar de La Habana

La Creperie Oasis Nelva, el Bar Lamparilla 361 y el Bar-restaurante Más Habana se concentran en La Habana Vieja, mientras que el Mamainé y el Madrigal están en el Vedado. Aquí le brindo la información necesaria para encontrarlos y decidir cuál o cuáles visitar en busca de un original Daiquirí.

  1. Creperie Oasis Nelva

    En la calle Muralla, entre Habana y Compostela existe una pequeña instalación, muy agradable. Un ambiente natural, con mesas, butacas y taburetes de madera. La especialidad son las crepes y los tragos, destacándose el Daiquirí.

    Clienta haciendo un pedido en el Creperie Oasis Nelva

    Cuando lee la carta, resaltan los más de 7 tipos de sabores. Entre mis preferidos está el de guayaba. Todos especialmente acompañados con un fragmento de ciruela china, que le da contraste, acentuando lo amargo.

    Cartel en lo alto de un edificio colonial anuncia la llegada al Creperie Oasis Nelva

    Otro punto a favor es que en este lugar la preparación de dicha bebida es muy rápida, sin perder la calidad. Por tanto, si se encuentra paseando por La Habana Vieja y tiene calor, esta parada no será una pérdida de tiempo. Podrá tomar su sabroso Daiquirí y continuar viaje.

  2. Bar Lamparilla 361

    Es un lugar vintage. Para llegar tome como punto de referencia el Parque del Cristo, en La Habana Vieja. Lo divisará en la esquina de Villegas y Lamparilla. Puede estar horas explorando los rincones del bar. El arte está escondido por todas partes. Es una suerte de juego para adivinar de qué tiempo y lugar provienen los objetos que lo ambientan. Con muy buen gusto, por cierto.

    Rones y licores que seran utilizados para preparar cocteles en un bar de La Habana

    Una dosis de magia se respira en esta atmósfera interna y mucho más en los tragos que sirven. Los Daiquirí son increíbles. Las copas donde se presentan son coronadas con una fruta totalmente natural, y siempre sugiere un animal cubano. Por ejemplo, he pedido el Daiquirí de piña, exquisito, y su decoración simulaba una gallina criolla. Así que visítelo y descubra de sabores y animales en un Daiquirí cubano.

  3. Más Habana

    Situado en calle Habana, entre O`Reilly y San Juan de Dios, un cartel le indicará que ha llegado al bar-restaurante “Más Habana”. Este es un sitio maravilloso. Se podría describir entre lo bohemio y lo chic, con una encantadora música de ambiente.

    Exquisitos cocteles en la barra del bar

    Ofrece variedades de bebidas, cubanas y foráneas, pero le recomiendo probar su Daiquirí, preparado en el punto exacto, sin exceso de dulzor o hielo. Entre todos, el de mango es el más delicioso.

  4. Mamainé

    En L, entre 15 y 17, hay una casona del Vedado ambientada para recibirle con olor a café hogareño. Las mesas en el portal, en varias áreas de la sala y del pequeño patio son los mejores lugares para relajarse junto a sus propuestas gastronómicas.

    Turistas sentados en una mesa al fresco del bar restaurante Mamaine

    Una excelente opción es pedir un Daiquirí acompañado de unas croquetas de la casa o unas ricas frituras de malanga. Mientras, escuchará la letra de la canción cubana a la que debe su nombre el lugar y que dice: “Ay mamá Inés, ay mamá Inés todos los negros tomamos café”. Mi sugerencia es: tome un café, pero un Daiquirí también.

  5. Madrigal

    La famosa calle 17 abriga, entre las calles 4 y 6, un lugar fascinante. Empinadas escaleras le dan entrada al bar Madrigal. Después de subir y mirar hacia ambos lados, su mundo cambia.

    Escaleras que dan acceso al Bar Madrigal

    Se descubre en un salón plagado de carteles inspirados en el tema de la película cubana Madrigal, del conocido director de cine Fernando Pérez. El piano en el centro es el regalo perfecto para una noche de música cubana instrumental.

    Por supuesto las ofertas culinarias aderezan el panorama y la coctelería es sensacional. Indudablemente es un privilegio extasiarse en este entorno, a la vez que degusta el Daiquirí excepcional que allí preparan.

Modo de preparación a lo cubano

El Daiquirí es un trago internacional. Sin embargo, su sabor adquiere la autenticidad cubana cuando es hecho con productos nacionales, de extraordinaria calidad. Las frutas tienen el papel protagónico y son 100% naturales. Cultivadas, bien lavadas y directo a sus labios, servidas en un buen Daiquirí.

Coctel decorado con rodaja de pina en la barra de un bar

El modo de preparación es muy sencillo. Consiste en unir y batir tres ingredientes fundamentales: hielo, ron Habana Club y la pulpa de la fruta que elija. Esta última le dará el toque distintivo.

El Daiquirí de sus sueños

Los bares que he mencionado son negocios privados y cada día velan por su calidad. Para esto emprenden variadas iniciativas. Una de ellas es poner mayor cubanía en sus tragos.

Barman del bar Madrigal preparando cocteles a los clientes

Es así que tomar un Daiquirí en estos sitios, representa sorprenderle y divertirle desde su presentación, extremadamente original. La Habana le espera con la bebida de sus sueños. Y esa es el Daiquirí cubano.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

Para el clima de Cuba un trago frío como el Daiquirí es una exquisita manera de acompañar un día soleado o una noche calurosa. Su preparación es muy tropical, sobre todo en cinco bares habaneros donde promete convertirse en la bebida de sus sueños...

arantxa Arantxa

; ;