¿Conoces los pintorescos pueblos de la costa norte de Villa Clara?

¿Conoces los pintorescos pueblos de la costa norte de Villa Clara?

Villa Clara es una de las provincias más importantes de la “Mayor de las Antillas”, muy conocida porque su capital, Santa Clara, que acoge en un gran mausoleo los restos del famoso guerrillero Ernesto “Che” Guevara. Pero viajemos más allá de la gran ciudad y descubriremos otras urbes y poblados al norte, bordeando la costa.

Allí se encuentran algunas de las mejores playas de esa isla, y otras no tan relevantes pero que igual son una opción a la mano si se encuentra en la zona.

Singulares pueblos villaclareños

Posee esa provincia, al centro de Cuba, muchos otros atractivos. Entre ellos destacan varios pueblos encantadores, con curiosidades y tradiciones que los convierten en sitios casi mágicos. Veamos cuáles son.

Comenzamos por Corralillo

Taxi colectivo recorre carretera rural

Cuando se viaja desde La Habana, en los límites con la provincia de Matanzas está el primer poblado de la costa norte villaclareña: Corralillo.

Toda esta zona tiene historia, tanta que una de sus leyendas recuerda cómo el mítico pirata inglés Henry Morgan (1635-1688) se instaló en el Cayo La Yana, a solo diez millas náuticas al norte de Corralillo, y desde ese cuartel asechaba a los ricos galeones españoles para emboscarlos. La armada hispana temía merodear por las aguas cercanas, donde luego se fundaría este municipio.

Hoy es un pueblo pequeño nacido en 1848, y donde pervive el encanto que tienen en Cuba los asentamientos a medio camino entre la ruralidad y la cultura de pesca.

Un bote utilizado en la pesca artesanal al norte de Villa Clara

Corralillo es notable como destino para el turismo nacional. Si quiere conocer y compartir la alegría veraniega de los cubanos, este es un buen lugar, con más de treinta kilómetros de playas, donde están los Campismos (instalaciones de estándar medio, como de mochileros) El Salto, Ganuza y Sierra Morena. Cerca hay importantes arrecifes coralinos.

Pero también cuenta con uno de los spa más famosos de la “Mayor de las Antillas”: el hotel Elguea. Está emplazado en un entorno natural de aguas medicinales, pues contienen muchos minerales, y están cloruradas, presentando además sodio, bromo y algo de radón.

Sagua la Grande y La Isabela

Cartel que da la bienvenida al pueblo de Sagua La Grande

Ahora conozcamos a esta gran ciudad cercana a la costa que fue la segunda en importancia industrial luego de la capital, y es madre de un poblado pesquero aledaño y curiosísimo.

En la última Feria Internacional de Turismo, presentaron a la urbe surgida en 1812 como un nuevo destino para viajeros en Villa Clara. Sagua la Grande tiene mucho potencial debido a su severa y hermosa arquitectura histórica, recién restaurada en parte, y se construye una marina con capacidad para 12 embarcaciones.

Calle de Sagua la Grande

Allí se dispone del gran complejo del Hotel Sagua y el Palacio de Arenas. Si llega hasta allí, no puede dejar de visitar y fotografiar el puente “El Triunfo”, símbolo de la también conocida como Villa del Undoso, pues la atraviesa el río homónimo.

Para conocer un interesante y auténtico pueblo de pescadores dese una vuelta por la cercana Isabela de Sagua, donde abundan a precios muy generosos los mariscos y los filetes de pescados en varios establecimientos gastronómicos, entre ellos el Caney de Isabela.

Botes de los pescadores del norte de Villa Clara

El poblado ya vio pasar sus mejores momentos económicos pero no ha perdido la magia de sus habitantes sencillos y hospitalarios, y la decadencia de construcciones como el antiguo edificio neoclásico de la aduana o el buque griego encallado en la bahía que contribuyen a una imagen surrealista.

Tenía una sola calle cuando lo fundaron en 1848, y desde ella se ramificaban las viviendas sobre pilotes y los muelles, cumpliendo los canales de agua la función de las calles inexistentes, por eso le llamaron la “Venecia de Cuba”. Todavía hay casas así, suspendidas sobre el mar.

El legendario San Juan de los Remedios

Parte del centro historico de San Juan de los Remedios

Camino a Caibarién, distante unos 60 kilómetros de Santa Clara, nos cruzamos con la ciudad de Remedios. También limita al norte con la costa, y una localidad perteneciente a este municipio tiene una pequeña playa: Jinaguayabo. Por esto la historia de la octava villa de la colonia fue también la de los constantes ataques de piratas y corsarios.

La ciudad fue plantada allí por los españoles desde 1515. Vale la pena detenerse y visitar su Centro Histórico y patrimonial, declarado Monumento Nacional desde 1979, con edificaciones coloniales notables como sus dos iglesias católicas: la Parroquial Mayor y la del Buen Viaje, únicas en el país que comparten una misma plaza. La primera tiene un tesoro único y disponible para el ojo de los curiosos: un altar gigantesco totalmente cubierto de oro.

Este escenario es, en diciembre, el telón de fondo de las Parrandas, fiestas populares reconocidas por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad desde 2013. Es una celebración enorme con fuegos artificiales, carrozas y otros ingenios artísticos.

Caibarién, la Villa Blanca

Un pescador lanza la red en medio de su faena

A unos siete kilómetros al noreste de Remedios se ubica Caibarién, antiguamente un próspero puerto fundado en 1841, y hoy antesala de los fabulosos archipiélagos del norte de la isla entre ellos Las Brujas, Ensenachos y Santa María, donde encontramos varios hoteles y playas de leyendas.

Algo del esplendor arquitectónico de Caibarién sobrevive, aunque no en tan buen estado como el de Remedios. Es un pueblo pesquero que tiene balneario propio y donde el mar es una presencia ineludible.

Varias atracciones tiene la ciudad, como el Museo de la Agroindustria Azucarera, instalado en un antiguo central o fábrica de azúcar de caña al que se llega a bordo de un antiguo tren. A la entrada de la villa recibe una escultura gigantesca de un cangrejo, símbolo local.

Escultura del Cangrejo, simbolo de Caibarien

También puede pasearse por el Malecón, donde se reúnen a conversar los pobladores y a veces hay carnavales allí. Se realizan en verano festivales acuáticos (con embarcaciones decoradas festivamente) y conciertos cerca del mar. Habitualmente es un vial tranquilo donde ver la puesta de sol, y las evoluciones de los veleros en la bahía. Son interesantes las edificaciones en torno al Parque La Libertad, como la parroquia San Francisco de Caibarién. Además está el Paseo Martí, con uno de los primeros complejos de esculturas dedicados al escritor e independentista José Martí.

El encanto de los pueblos del norte

Camion usado para el transporte de personas entre los pueblos de Villa Clara

Bien vale la pena salirse de las guías turísticas que privilegian en Villa Clara a la ciudad capital, Santa Clara, o detenerse camino a los complejos turísticos de la cayería norte. De no hacerlo se pierde la oportunidad de conocer al cubano de a pie que habita estos encantadores lugares, con leyendas propias y curiosidades únicas en la isla.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

Esta provincia del centro de Cuba tiene muchos atractivos. Algunos de ellos se los muestro en esta ruta por el litoral norte de la región, lleno de pintorescos pueblos y encantos naturales, entre ellos algunas de las mejores playas del país...

Arantxa

; ;