La ruta de Hemingway: de Finca Vigía a la Terraza de Cojímar

La ruta de Hemingway: de Finca Vigía a la Terraza de Cojímar
nadia Nadia

El mar siempre. Estaba ahí, en cada paso por la ciudad. A veces bastaba con oler o sentir el ruido de las olas; no hacía falta verlo. Pero estaba. Su omnipresencia hizo que comprara el yate El Pilar para salir a pescar y disfrutarlo en toda su magnitud. Largos ratos contemplándolo hacían brotar las ideas tan necesarias para escribir. Pero un nuevo espacio aparecía para seducirlo. En un pueblo costero una modesta fonda ofrecía a los comensales platos hechos con productos marinos y en su terraza, la vista inconmensurable del mar. El mar siempre. Leer más

Por la ruta de Hemingway en La Habana

milagros Milagros

En un ambiente de imborrables aventuras, el Premio Nobel de Literatura Ernest Hemingway halló en Cuba la musa para crear sus mejores obras. Sus huellas persisten en varios sitios, testigos de la íntima relación del escritor con su querida Habana. Leer más

La Habana Vieja de Hemingway: del Sloppy Joe's al Ambos Mundos

nadia Nadia

La Habana, 1958. En el bar Sloppy Joe's el vendedor inglés Jim Wormold se apresura a entrar al baño, mientras los músicos que amenizan el lugar lo persiguen en su afán por complacerlo. Esta escena en la famosa cantina habanera se convirtió en un fetiche para muchos de los que disfrutaron de la película Nuestro hombre en La Habana; adaptación de la novela homónima de Graham Greene. Este escritor había reproducido uno de los tantos momentos vividos en ese sitio donde solía regresar una y otra vez. Gustaba de la ciudad, del aire de su bahía y de los numerosos tragos que se preparaban en el Sloppy Joe's. Leer más

Finca Vigía, un santuario al sur de La Habana

milagros Milagros

Finca Vigía fue el lugar que Ernest Hemingway escogió para vivir por más de 20 años en Cuba, un espacio donde se sintió particularmente cercano a sus habitantes y sus costumbres. En ella escribió memorables obras como El viejo y el mar, Islas en el golfo y concluyó Por quién doblan las campanas. Allí permanecen, como mudos testigos de su talento y fervor por la literatura, objetos que fueron parte imprescindible de su vida y su legado al mundo. Leer más

El Hotel Ambos Mundos y el universo de Ernest Hemingway

nadia Nadia

Dicen que fue amor a primera vista. Hemingway visitó La Habana en 1928 y regresó tantas veces que en 1940 decidió vivir permanentemente en ella. La ciudad le regaló sus encantos y el escritor la gratificó con algunas de sus novelas, crónicas publicadas en la prensa y un Premio Nobel que lo reconociera como uno de los mejores escritores de su tiempo. Durante casi 10 años el afamado novelista vivió en una habitación del Hotel Ambos Mundos; un pequeño pero acogedor sitio habanero que aún hoy rememora cada instante vivido por Ernest Hemingway. Leer más

BLOGUEROS VIAJEROS

Si tu pasión es viajar, comparte las experiencias y conocimiento de nuestros blogueros viajeros.