Fotógrafos de almendrones e imágenes sobre ruedas

Fotógrafos de almendrones e imágenes sobre ruedas

¿Sabía usted que fue en 1868 cuando en Cuba se vio rodar por primera vez a un automóvil? Era muy raro, hacía un sonido insoportable y andaba más lento que una bicicleta. Pero ahí comenzó la carrera. Poco a poco fueron llegando más y cada vez mejores equipados al puerto de San Cristóbal de La Habana, porque quienes tenían recursos entonces no querían quedar rezagados ante los avances tecnológicos. Figúrese, los más veloces alcanzaban de 10 a 15 kilómetros por hora.

En la capital de todos los cubanos existe un Museo del Automóvil, en la calle San Ignacio, entre Amargura y Teniente Rey, exactamente en La Habana Vieja. Posee una interesante colección de automóviles antiguos entre los cuales encontrará modelos y marcas como Thunderbird, Pontiac, Ford, De Soto, todos en excelente estado de conservación. Además de los más antiguos, podrá apreciar vehículos que estuvieron vinculados a determinadas personalidades en la isla.

Coche antiguo en excelente estado de conservacion circulando por las calles de La Habana

Pero entremos en materia. A diario es posible ver cientos de ellos, en activo, ofreciendo servicio de taxi, a cubanos y extranjeros, pues las regulaciones del trabajo por cuenta propia en Cuba permiten acogerse a diversos tipos de licencia para ejercer esa actividad.

Detalle del interior de un almendron que ofrece el servicio de taxi

De modo que se topará con ellos en cualquier parte de esa urbe, que (ya se sabe) está repleta de contrastes de todo tipo, razón por la cual muchos fotógrafos profesionales han realizado innumerables series y ensayos acerca de estas reliquias rodantes.

Hagamos un tour por los principales lugares donde podrá encontrarlos e incluso acceder a recorridos en ellos por sitios de interés histórico y cultural. Pero antes les daremos algunos consejos de fotografía para que pueda lograr imágenes interesantes.

¿Cómo obtener las mejores fotos de “almendrones”?

Almedrones de La Habana

Cuba es una isla tropical y el verano es casi eterno. Los días soleados son la regla, por tanto debe escoger momentos adecuados para hacer sus fotos, principalmente en los horarios en que el sol no se encuentre en sus puntos más altos. Lo más aconsejable sería entre las 8 y las 10 de la mañana y después de las 4 de la tarde. Las fotografías con alto contraste también son interesantes, pero suelen ser un poco más complejas y para ello es necesario dominar muy bien la técnica.

Recuerde variar los planos. Generalmente estamos de pie y hacemos las fotos desde nuestro punto de vista, pero...¿qué tal si cambiamos ese modo de mirar y hacemos picados y contrapicados, saltándonos la acostumbrada perspectiva de nuestro modo de andar y de mirar?

Otras imágenes que pueden ser espectaculares son las de detalles. Seleccione los puntos de interés, ahí donde están los fragmentos más curiosos de estas reliquias, teniendo en cuenta, líneas, color, motivo y haga de su fotografía una pieza única.

Detalles de las luces traseras de almendrones en La Habana

Generalmente estos autos vintages están muy bien cuidados, lustrados y en sus carrocerías brillantes se reflejan pedacitos de la ciudad. Esta también puede ser una muy buena idea para su trabajo. Ahora, vayamos a los lugares donde podrá disfrutar de este maravilloso espectáculo.

La piquera de “almendrones” del Inglaterra

Piquera de taxis frente al Hotel Inglaterra

Antes de poner manos y ojo a la obra, bébase un café y deguste un delicioso croissant en el portal de la pastelería contigua al Hotel Inglaterra. Desde allí podrá ver el lugar donde tomará sus fotos y todo lo que transcurre en minutos. Estudie a sus posibles modelos: los taxistas. Muchos de ellos, para no decir casi todos, usan jeans, camisas de mangas largas para protegerse del sol, sombreros de ala ancha y espejuelos oscuros. Es que la mayoría de los autos, que están estacionados en ese punto, son convertibles y los días de trabajo, bajo el sol, son verdaderamente castigadores para quienes viven en la isla.

Piense también en los fondos de sus fotos. Dónde debe ubicarse para obtener mejores resultados y si le favorece el contraluz. Generalmente en el Hotel Parque Central ondea una inmensa bandera cubana, aprovéchela.

Ya vencida esta etapa del proyecto acérquese a ellos y converse. Es importante entablar alguna conversación y entrar en rapport, para garantizar la mayor naturalidad posible. Recuerde que es el centro de trabajo de estas personas y ellos tratan de sacarle a su producto el máximo. No se asombre si al llegar con su cámara les piden dinero por fotografiar sus autos. Aunque les aseguramos que la mayoría no lo hace y se contentan con una sonrisa y, claro está, hablarán de sus recorridos y sus ofertas para intentar ganar un cliente más.

Turistas conversando con el chofer de un coche clasico que ofrece servicio de taxi

Si entre sus planes está pasear en una de estas bellezas, pues anímese y aproveche el viaje para hacer sus fotos de La Habana sobre ruedas. Y si cuenta con una cámara de acción, GoPro o similar, sáquele el mayor partido a su experiencia.

Otro punto de autos clásicos en las afueras del Kempinski

Almendrones frente al Gran Hotel Manzana Kempinski

Pues sí, más taxis a su disposición. Lo mejor de este lugar es que puede obtener de fondo las vistas del Parque Central, la estatua de José Martí, el propio Manzana - Kempinski, que es uno de los hoteles de alto estándar en La Habana, y también el emblemático Museo de Bellas Artes en su edificio de Arte Universal.

Ponga su imaginación a volar, estudie su escenario. Y le repito: trate de ser lo más amistoso posible y obtendrá increíbles resultados.

Hacia el Seminario San Carlos

Variedad de almendrones frente al Seminario San Carlos y San Ambrosio

El Seminario San Carlos y San Ambrosio queda muy cerca de la bahía de La Habana. En este sitio hay gran variedad entre la que podrá escoger. Busque el color de su preferencia. Este detalle es realmente motivador.

Por otra parte, puede aprovechar para hacer planos generales e incluso beneficiarse del exquisito modo en que están dispuestos para hacer fotos de detalles, con diafragmas bien abiertos, y obtendrá una gran explosión de color de fondo.

Muy cerca de allí hay unos carritos que ofertan sabrosas Piñas Coladas. Son muy refrescantes, perfectas para hacer un alto y ponerse aún más creativos.

Los almendrones del Vedado

Coches clasicos estacionados a la entrada del Hotel Nacional de Cuba

El insigne Hotel Nacional, en el Vedado, también tiene una historia que contar. En este lugar se han hospedado tantas personalidades, a lo largo de los años, que quizás pueda hacer de su ensayo una obra de referencia.

Indague sobre el tema. El hotel posee un salón dedicado precisamente a esos ilustres y controvertidos personajes. Capturar ese tiempo pasado en sus imágenes, créame, puede llegar a convertirse en un gran reto.

Y, por supuesto, en las afuera le esperan esos preciosos coches que tanto atraen por su estado de conservación, color y número. Justo ahí hallará ambientes ideales para lograr una foto más moderna, contemporánea. Pruebe, para comenzar, con el propio Hotel Nacional como fondo.

A modo de conclusión

Piquera de coches clasicos

Cualquier trabajo de fotografía que sea serio requiere investigación previa. Converse con los dueños de estos automóviles, indague sobre sus precios y la de malabares que hacen para conseguir las piezas y mantenerlos activos. Esto quizás pueda abrir su mente para realizar otros trabajos fotográficos de tipo documental.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

Entre las incontables atracciones de La Habana están los autos clásicos, también conocidos como “almendrones”. En ellos se puede disfrutar de paseos inolvidables, pero también fotografiarlos y conseguir imágenes únicas y muy valiosas...

Milagros

; ;