¿Qué encontrar en La Habana por su 500 aniversario?

¿Qué encontrar en La Habana por su 500 aniversario?

La capital cubana es una de las urbes más antiguas y conservadas de Latinoamérica. Fue fundada el 16 de noviembre de 1519 con el nombre de San Cristóbal de La Habana y este año, obviamente, llega a su 500 aniversario.

Con vistas a tan importante celebración se hace acompañar de un amplio programa de restauración que la embellece y conducen a hacer, pensar y sentir que por La Habana se está dando lo más grande.

Conozca un patrimonio de cinco centurias

La Habana devela nuevas posibilidades en la Cuba que actualmente resurge. Es así como presume de lugares y monumentos rehabilitados, con alto valor patrimonial. Todas las obras a restaurar son históricamente conocidas y estas cinco centurias de la ciudad permiten visibilizarlas como merecen.

A partir de salvaguardar su estructura y tradiciones le presento los nuevos atractivos del Templete, el Capitolio, la Estación Central de Ferrocarriles, el Castillo Santo Domingo de Atarés, el Museo del Automóvil, el Mercado de Cuatro Caminos y el Monumento al Mayor General Calixto García.

  • El Templete

    Este es un pequeño templo que ya está listo para la festividad de los 500 años. Lo puede ubicar en una de las esquinas de la Plaza de Armas, muy cerca de la Avenida del Puerto y, por ende, de la bahía. Es un sitio con un privilegiado punto geográfico dentro del Centro Histórico, en La Habana Vieja.

    Fachada del Templete

    Se cuenta que en el lugar donde se encuentra El Templete, existía originalmente una ceiba que fue testigo del nacimiento de la villa. En ese simbólico lugar se realiza cada año la tradición de darle tres vueltas a la ceiba para pedir igual cantidad de deseos.

    Este árbol convierte a la edificación en un lugar sagrado. Es herencia del sincretismo religioso, muy usado para rituales afrocubanos. En él se dejan frutas, animales, flores y otros objetos con el fin de ver cumplidos los deseos.

    Aunque ya no se permite el depósito de ofrendas en el ejemplar que se localiza en El Templete, pues daña las raíces, los deseos se siguen pidiendo y cumpliendo. Y dicho ritual cuenta entre los principales atractivos habaneros.

    Un grupo de personas reunidas en torno a la ceiba del Templete esperan su turno para darle las tres vueltas a la ceiba

    Si pasea en el mes de noviembre por La Habana, puedes verlo y participar de él. Desde el día 15 muchas personas se amontonan en los alrededores. Es un lindo espectáculo en ese monumento fundacional de la ciudad que ya abriga medio siglo de tradiciones.

  • El Capitolio

    Conocido como el inmueble más emblemático de la capital de todos los cubanos. Inaugurado en 1929, se dice que tanto nacionales como extranjeros, deben ir al él o al menos tomarlo de referencia para su paseo.

    Capitolio de La Habana

    Situado en La Habana Vieja, justamente en el Paseo del Prado, reúne un gran caudal en cuanto a la historia que atesora la República de Cuba. Constituyó el escenario de importantes acontecimientos de la historia cubana y fue construido para acoger al Senado y la Cámara de Representantes durante la República.

    Tras el triunfo de la Revolución se convirtió en sede de varias instituciones científicas. Actualmente está siendo preparado para acoger la Asamblea Nacional de ese país.

    Salon de los pasos perdidos en el Capitolio Nacional de Cuba

    En 2010 comenzó su restauración. Fue pionero en su época por su moderna tecnología que se conservará y a su vez se realizará la instalación de un moderno sistema de luces LED alrededor de toda la fachada. Se activan también modernos sistemas de seguridad, electricidad, hidráulica, entre otros.

    Puede apreciarlo desde fuera, tomar una foto de él, incluso hacerse un selfie; pero le aseguro que conocerlo por dentro es una experiencia memorable. La cúpula es asombrosa, en particular por su simetría, detalle que sigue siendo su atractivo esencial.

    Cuenta con la tercera estatua bajo techo más grande del mundo, elemento que puede disfrutar si accede al interior de la edificación. Le recomiendo se ajuste al programa de visitas especializadas, que permiten recorrer algunos espacios de esta hermosa y distintiva construcción.

  • Estación Central de Ferrocarriles

    Es considerada una de las joyas más significativas de la arquitectura habanera. Se ubica en las proximidades de la muralla de La Vieja Habana, específicamente entre las calles Egido y Arsenal.

    Fragmento de la antigua Muralla de La Habana con la Estacion Central de Ferrocarriles al fondo

    Se inauguró en 1912, copiando elementos del Renacimiento español. Es notable por sus dos torres que miden 37 metros de altura, amplios ventanales, barandales y balcones interiores. La decoración exterior se distingue por las terminaciones de terracota y mármol.

    Por su extraordinaria simetría y belleza en la decoración es considerado Monumento Nacional desde 2002. Uno de sus atributos más reconocidos es el reloj de gran tamaño colocado en la parte alta y exterior de la entrada que marca la hora nacional, algo así como una especie de Big Ben de La Habana.

    Fachada de la Estacion Central de Ferrocarriles de La Habana durante las labores de restauracion

    Su indiscutible valor patrimonial ha estimulado la conservación y reparación de la edificación. La proyección es que sea reabierta manteniendo sus espacios funcionales. La planta baja estará destinada al salón de espera, tiendas y locales de servicio. La planta alta incluirá las oficinas ejecutivas y en la plataforma externa los andenes, con acceso a vías para trenes que trasportarán pasajeros hacia otras provincias del país.

    Dicho baluarte de la arquitectura nacional pretende, después de restaurado, ser una moderna Estación Central de Ferrocarriles que continuará su misión social con nuevas prestaciones y en ello radica su nuevo atractivo. El cumpleaños de La Habana es la justificación perfecta para ello.

  • El Castillo Santo Domingo de Atarés

    Se trata de un castillo en ruinas, ubicado en la cima de una loma, a la entrada de La Habana Vieja. Es de esos sitios indescifrables porque puede pasar, muy cerca de él, sin darse cuenta de que existe.

    Vista del Castillo Santo Domingo de Atares

    Fue construido como fortaleza militar, aunque nunca llegó a entrar en combate. El inicio de la construcción data de 1763, coincidiendo con la fortaleza de La Cabaña.

    Constituido por un foso perimetral que lo rodea en forma de hexágono irregular y una pequeña plaza de armas central, contiene además, seis bóvedas a prueba de bombas de la época. Ha sido valorada como una obra patrimonial, precisamente por su importancia histórica y la arquitectura que conserva las características típicas del siglo XVIII.

    Para este aniversario de la ciudad el castillo será abierto al público. Este es el incentivo para motivar las visitas. El historiador de la ciudad Eusebio Leal ha declarado que La Habana ganará un nuevo mirador. Alistado para poder apreciar la belleza de la zona más antigua de la urbe, lo recomiendo como una excelente excursión.

  • El Museo del Automóvil

    Un espacio desconcertante palpita en el corazón de la parte más histórica y antigua de La Habana. Se halla justamente en la calle San Ignacio, a solo unos metros de la Plaza Vieja. También está siendo rehabilitado para convertirse en la nueva sede del Museo del Automóvil.

    Plaza Vieja lugar de referencia muy cercano al Museo del Automovil

    El espacio exhibe la colección de treinta automóviles de paseo, dos camiones rígidos, una carroza fúnebre, un vehículo especial, siete motos, un semáforo, tres bombas de combustible, entre otros. El vehículo más antiguo data de 1905.

    Tan solo de verlo remonta a la tradición automovilística cubana. Por el 500 aniversario de la ciudad el lugar pretende articular patrimonio con modernidad, dotándolo de nuevos atractivos.

    Entrará a un salón compartimentado por cristales que permiten viajar de una época a otra en la historia de dichos vehículos. Por supuesto que es un sitio ideal para hacer fotos y participar de los recorridos que se organizarán según sus preferencias.

  • El Mercado de Cuatro Caminos

    Una majestuosa obra es el Mercado de Cuatro Caminos. Abrió sus puertas en 1920 con el nombre de Mercado Único de La Habana. Durante el siglo XX fue un prolífero lugar de negocios para comerciantes. Allí acudía la población para satisfacer sus demandas más variadas.

    Iconico Mercado de Cuatro Caminos durante el proceso de restauracion

    Lamentablemente en las últimas décadas esta edificación se deterioró y fue perdiendo sus funciones comerciales. Siendo un espacio subvalorado donde se desarrollaban pocos negocios, como venta de flores o de verduras.

    Para conmemorar el aniversario de números redondos las autoridades de la ciudad han querido revitalizarlo. Ya se puede vislumbrar la belleza de esa gran edificación tan cercana al punto que une varios municipios habaneros.

    El mercado albergará otra vez importantes negocios en un nuevo centro donde hallará diversas opciones para el abastecimiento, ya sean gastronómicas, dedicadas al hogar, mercado, entre otras iniciativas. Así volverá a la vida a casi un siglo de su fundación.

  • El Monumento al Mayor General Calixto García

    Es inagotable el plan de mejoras constructivas para que La Habana luzca sus encantos. En este se incluye la preservación de monumentos de importantes personalidades históricas como Calixto García, mayor general de la Guerra por la Independencia de Cuba.

    Estatua ecuestre del Mayor General Calixto Garcia

    El complejo, ya existente, consiste en una estatua ecuestre de bronce, antes ubicada en la intercepción de Malecón y calle G, en la barriada capitalina del Vedado, y que ha sido trasladado a la segunda rotonda en la Quinta Avenida.

    El propósito principal es alejarlo de la fuerza del mar para asegurar su perdurabilidad y que sean muchos los que puedan disfrutarlo cuando conduzcan o caminen por la bella avenida del municipio Playa.

    Aprovechando el movimiento de la estatua se ha realizado un minucioso tratamiento para garantizar su conservación. El mismo implicó la limpieza mecánica para eliminar las incrustaciones por óxido, hasta dotarla del color verde-negruzco del caballo para mayor durabilidad.

    El resultado final, que sin duda podrá apreciar en su nuevo emplazamiento, consiste en la estatua de tres toneladas en un pedestal, sobre una base de hormigón que semeja un barco. El nuevo atractivo, además de la ubicación, es que contará con varias tarjas que recrearán momentos importantes de la lucha insurreccional en Cuba.

Una fiesta de cumpleaños gigante

Posters en La Habana con motivo de la celebracion de los 500 años de fundada

Ya sabe qué obras patrimoniales puede apreciar en el contexto de la campaña por el aniversario 500 de la capital cubana. Son grandiosas las buenas intenciones que adornan La Habana, donde prevalece un ambiente colorido y festivo.

Le sugiero que pasee por la ciudad en esta época. Verá las paradas de ómnibus con grandes carteles que muestran sus lugares más emblemáticos. El Templete le espera el día 16 de noviembre con sus tradiciones fundacionales y los demás sitios, de los que le he hablado, ya estarán listos para la celebración.

La verdad es que en noviembre la capital de la Perla del Caribe celebrará su cumpleaños, exhibiendo sus mejores galas y solo logrará participar estando en ella. Es una oportunidad de lujo para conocer las tradiciones cubanas al calor de una fiesta gigante. Considere la propuesta.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

Verse hermosa es el objetivo de la Ciudad Maravilla cuando cumpla su medio milenio. Una manera de festejar su aniversario ha sido rescatar parte de su patrimonio. Conozca algunos espacios restaurados, únicos en la capital de la Perla del Caribe...

Arantxa

; ;