Conduciendo por Rutas Escénicas: de Chambas a Caibarién

La hermosa isla de Cuba es heredera de tradiciones venidas de España y de África que en el fértil suelo del Caribe tomaron un matiz particular. Lo Real Maravillo y el realismo mágico que defendieran escritores como Alejo Carpentier y Gabriel García Márquez se tornan palpables en estas regiones, donde encantadores pueblos llenos de antiguas tradiciones y leyendas parecen irreales, o más bien salidos de la literatura.

La zona central de la Mayor de las Antillas, por ejemplo, tiene en sus muchas y hermosas ciudades la tradición de las Parrandas, con sus carrozas, trabajos de plaza, congas y fuegos artificiales, fiestas populares que han hecho famosos a pueblos como Chambas o Caibarién. Esta riqueza cultural junto a la belleza de recónditos parajes naturales convierte a esta ruta en una opción ideal para descubrir Cuba. Conozca, entonces, qué sitios de interés puede encontrar en la ruta de Chambas a Caibarién.

Le recomendamos para este mágico recorrido rentar un auto en cualquiera de las agencias o empresas nacionales como Cubacar, Rex, y Rentacar, cuyas oficinas se encuentran en muchos hoteles del país, o tienen reserva online. También puede rentar un auto privado con chofer, esta opción puede ser más económica, además de que este conocerá mejor la carretera y los puntos de interés. Tales autos privados también están equipados con el confort necesario para hacer su viaje seguro y placentero.

¿Por qué visitar Chambas?

Carroza del bando Gavilán durante las Parrandas de Chambas

Chambas es un pueblo mayormente agrícola que se encuentra en la provincia de Ciego de Ávila. Uno de los mayores atractivos que tiene esta ciudad son sus Parrandas Chamberas. Durante tal fiesta popular, que ocurre en el mes de agosto, el pueblo se divide en dos bandos, los cuáles coinciden con los barrios Narcisa, con el gavilán como símbolo y La Norte, que se identifica con el gallo. El imaginario enfrentamiento entre estas jurisdicciones ocurre mediante una competencia de carrozas, comparsas y fuegos artificiales. Finalmente nunca se dictamina un ganador, el pueblo que disfruta de su antigua festividad es quien más gana. Esta celebración es muy esperada por los habitantes de la región con ansiedad. Pero también muchos visitantes extranjeros asisten al espectáculo que parece salido de una novela de García Márquez. Las carrozas, de gran ingenio artesanal, son dignas de admiración, y surgen muchas veces bajo la inspiración que brinda la literatura universal. Los fuegos artificiales, por su parte, no se quedan atrás, ofreciendo a la vista del público verdaderos prodigios pirotécnicos.

Para disfrutar en Caibarién

Escultura de un gigantesco cangrejo a la entrada de Caibarién

Caibarién es una hermosa ciudad que se encuentra en la provincia Villa Clara, a 49 kilómetros de la ciudad cabecera de Santa Clara. Caibarién por su cercanía al mar es bendecida por la agradable brisa marina, además cuenta con una larga tradición en la práctica de deportes marinos.

A la entrada de la ciudad hay una escultura de un gigantesco cangrejo, obra del escultor Florencio Gelabert, pues tal localidad es también famosa por sus crustáceos.

Un nombre muestra a la camara dos ejemplares de moluscos

Otro de los grandes atractivos de la ciudad son sus parrandas, las cuales al igual que en Chambas dividen al pueblo en dos bandos. En este caso, uno corresponde al barrio La Loma y otro al barrio La Marina. En las parrandas las carrozas, los trabajos de plaza y los fuegos artificiales constituyen un auténtico espectáculo popular. Se celebran a fin de año, en diciembre. La festividad nace en 1892, a imitación de las parrandas de Remedios.

Otro de los encantos de la ciudad portuaria son sus muchas leyendas, entre las que destaca la de la Sirena de la Canal de los Barcos, la luz de San Telmo, así como el tesoro de Cayo Santa María, el de Cayo Francés, el de Cayo Fragoso entre muchos otros. Caibarién es, además, puerta segura a los hermosos cayos de Villa Clara, uno de los principales polos turísticos de la Mayor de las Antillas.

De Chambas a Caibarién

Carretera rural en Cuba

Chambas, en Ciego de Ávila, se comunica con Caibarién a través de una ruta donde el visitante foráneo puede encontrar sitios de interés para su disfrute. Aunque la carretera está un poco deteriorada es perfectamente transitable y la recomendamos por la gran cantidad de pueblos y ciudades ricos en leyendas, tradiciones y lugares para visitar.

Después de salir de Chambas, siguiendo la carretera principal, se puede topar con muchos poblados donde los amables habitantes le indicarán el camino a seguir y seguramente le invitarán a un delicioso y auténtico café cubano, costumbre, cortesía y hospitalidad de los habitantes del país caribeño con las visitas.

Antiguo almendrón estacionado en la cercanía de una vivienda rural

La carretera toma rumbo al suroeste y luego al oeste. El primer pueblo en aparecer junto a esta es Piedra y luego se llega a Mabuya; más adelante se encuentra el poblado La Nenita, aunque para llegar a este se debe abandonar la ruta principal y tomar una autopista que sigue adelante con dirección hacia el norte.

Siguiendo por la carretera principal se encuentra el asentamiento La Legua y muy cercano a este Calienes. La senda sigue en sentido oeste hasta llegar a Mayajigua, que es una ciudad mayor, con respecto a los pueblos anteriores. Fue fundada en 1819, y está repleta de tradiciones como el repentismo, y la celebración de fiestas de santos afrocubanos, conocidas popularmente como bembé.

Cuenta en su localidad con la villa San José del Lago, un balneario de gran belleza natural con aguas termales minero-medicinales, que hacen de este sitio uno de los más visitados de la provincia. El hotel que allí radica lo gestiona Islazul y está estructurado en forma de confortables cabañas. Recomendamos tal hospedaje, no solo por la belleza del lugar, sino por la calidad de su servicio.

Piscina de la villa San José del Lago

La región cuenta además con el legado del Pelú de Mayajigua, un joven soldado mambí llamado Enrique Rodríguez Pérez, quien herido escapó de la guerra en 1876 y se internó en el monte, logrando vivir en solitario por más de 30 años. Debido a su historia se levantó el Ranchón El Pelú.

Al salir de Mayajigua la carretera sigue rumbo hacia el oeste, pasa por los pueblos Siboney, Guayabera, y Centeno, hasta llegar a Yaguajay, otro gran asentamiento en esa ruta.

Yaguajay fue fundado en 1847, y es asimismo un lugar con muchas tradiciones. Resulta un sitio de interés en esa localidad, el Ayuntamiento Municipal de Yaguajay. No abandone el poblado sin visitar el Museo Nacional Camilo Cienfuegos, dedicado a uno de los líderes más carismáticos que tuvo la Revolución Cubana en sus primeros meses.

Si toma la carretera 531, que se dirige al suroeste, llegará a la serpenteante Loma del Yigre, otro de los atractivos del territorio. Se encuentra a poco más de 1 kilómetros de la ciudad de Yaguajay y posee una elevación sobre el nivel del mar de 162 metros. Siguiendo hacia el noreste es posible acceder a la costa Norte, en Playa Victoria, que se encuentra dentro del Parque Nacional Caguanes.

Perteneciente al municipio Yaguajay, el Parque Nacional Caguanes es un área protegida que se integra a la Reserva de la Biosfera Buenavista. En esta área se encuentran los extraños cayos de piedra de Yaguajay. Se supone que estos pequeños islotes cársicos forman parte de las lomas de Judas y Guayarúes, en tierra firme y su peculiaridad se debe precisamente a que son formaciones rocosas, diferentes a la mayoría de los cayos de Cuba, formados por arrecifes y arena.

Sus nombres son Ají Grande, Ají Chico, La Aguada, Lucas, Palma, Caguanes, del Obispo, Ermita, Fábrica de la Cueva y Salinas. Todos ellos poseen una flora exuberante. Además, sus formaciones rocosas y cuevas, sirvieron de abrigo a comunidades indígenas muy antiguas.

Dejando atrás Yaguajay, al retomar la ruta por la carretera principal, se observa que esta se acerca a los pueblos Seibabo, Cambao, y Yaguey. En este punto la carretera tuerce su rumbo al noroeste nuevamente, pasa por el pueblo Cambaito, hasta llegar a Caibarién.

Rumbo a los Cayos de Villa Clara por Caibarién

Pedraplén que conduce a los hermosos cayos de la costa norte de Villa Clara

Antes de llegar a Cambaito se encuentra la intersección que conduce a la cayería de Villa Clara. Tales islotes poseen excelentes playas e instalaciones turísticas a la altura de estas. Visitar los hermosos cayos supone un broche de oro a la ruta Chambas – Caibarién.

El pedraplén, o camino sobre el mar como lo llaman los visitantes foráneos, que enlaza Caibarién con los cayos Las Brujas, Santa María y Los Ensenachos, es el más largo de Cuba, con 48 kilómetros de extensión. Este tardó alrededor de diez años en construirse, y tiene un trazado impresionante. Su construcción resulta una verdadera proeza de la ingeniería, reconocida a nivel mundial.

El pedraplén inicia en un punto cercano a la ciudad de Caibarién, pasa por el aeropuerto Las Brujas, que se encuentra en el cayo del mismo nombre, luego sigue por la Marina Gaviota, hasta llegar al Cayo Santa María.

Los paisajes que se observan desde esta carretera son impresionantes, el mar de tonos verdes y azules, el agua cristalina y cientos de islotes que atraviesa el camino hasta llegar a otros más grandes, donde están los hoteles y las playas de ensueño.

Una pareja caminan por la arena en una playa de Cayo Santa Maria

Estos cayos están muy cercanos a la segunda barrera de coral más grande del mundo, y juntos constituyen un paraíso bendecido, con una vegetación exuberante donde abundan las palmeras y pinos, entre otras especies.

Cayo Santa María posee hoteles en la costa norte donde se encuentran las mejores playas, uno de ellos es el cinco estrellas, Playa Cayo Santa María, un todo incluido, con gran cantidad de servicios como WiFi gratis, acceso ilimitado a bares y restaurantes, spa y otros servicios para su relajación y esparcimiento. Se dice que en una de las playas de este cayo se encuentra enterrado un tesoro pirata del siglo XVIII.

Piscina del Hotel Cayo Santa María

Cayo Los Ensenachos, con 2 kilómetros cuadrados, tiene dos playas importantes: El Mégano y Los Ensenachos, además cuenta también con alojamiento. Esta porción de tierra forma parte de una reserva de flora y fauna. Cayo Las Brujas también posee excelentes playas. Allí se encuentra el hospedaje Villa Las Brujas.

Otros hoteles pueden localizarse en estos sitios: Meliá Las Dunas en el Cayo Santa María, Royalton Santa María, Valentín Perla Blanca, Sol Cayo Santa María, Meliá Buena Vista, entre otros.

Una ruta de pintorescos pueblos y las mejores playas

Caibarién y Chambas son dos de las ciudades más pintorescas de la región central de la Mayor de las Antillas. Las Parrandas Chamberas se celebran en agosto, y las de Caibarién en diciembre. Le recomendamos visitar en cualquiera de estos meses dichos pueblos para participar de tales festividades, tan populares de Cuba.

Parrandas de Chambas

Aproveche la ocasión, conozca las decenas de pequeños y grandes poblados que encontrará en su trayecto de Chambas a Caibarién. Traiga su traje de baño y muy cerca de Caibarién tome el sorprendente pedraplén para disfrutar unas de las mejores playas del mundo en Cayo Santa María y Cayo Las Brujas. Le prometemos que esta ruta le resultará inolvidable.

Deja un Comentario!