¿Qué hacer durante la noche en las mejores ciudades de Cuba?

¿Qué hacer durante la noche en las mejores ciudades de Cuba?

La exuberante naturaleza de la Mayor de las Antillas es un atractivo para viajeros de todo el mundo, pero también la idiosincrasia de los cubanos, capaces de crear una cultura vigorosa que palpita en sus ciudades. Conocidos por ser buenos bailadores, y simpáticos conversadores, los habitantes de Cuba parecieran estar siempre dispuestos a empezar una amistad, a comenzar una fiesta.

Mis recomendaciones nocturnas para mis ciudades cubanas favoritas

Aquí dejo algunas propuestas para aprovechar el tiempo después de la caída del sol, durante un tour por el país de occidente a oriente.

Noches en La Habana, la capital de los cubanos

Una conocida canción de salsa habla de La Habana como "la ciudad donde nunca se duerme". Quien la escribió tiene razón. En la más grande y cosmopolita urbe de la isla siempre encontrará un lugar para la fiesta. Los ritmos cubanos le inundan en cualquier esquina de barrio. Se deslizan caóticos en el mismo Malecón habanero, o en los clubes y discotecas del Vedado y La Habana Vieja.

Malecon de la Habana cercano a la Avenida del Puerto en la noche

Para los enamorados de la música clásica o la danza hay muchísimos teatros y salas de concierto a la mano, como el Gran Teatro de La Habana "Alicia Alonso", el hermoso Teatro Martí o la Basílica Menor del Convento de San Francisco de Asís.

El Cabaret Tropicana es un templo del espectáculo muy recomendable, aunque de un estándar de precios algo elevado. Por eso prefiero otros sitios también míticos pero en una cuerda más íntima, como los clubes de jazz. La Zorra y el Cuervo (calle 23, entre N y O) es un lugar imprescindible de La Rampa, en el Vedado, con jam sessions donde los mejores intérpretes cubanos del jazz despliegan todo su calibre.

Cine Teatro America, al fondo La Casa de la Musica de La Habana Vieja

Chucho Valdés, Roberto Fonseca, Alejandro Falcón, Cucurucho Valdés, Zule Guerra y Blues de Habana, las estrellas del jazz cubano de ayer y hoy tienen en La Zorra y el Cuervo su meca. El club se distingue por una peculiar entrada en forma de cabina telefónica londinense, y la entrada suele incluir un par de buenos cocteles típicos cubanos, como el Mojito o el Daiquirí.

Otros centros nocturnos que recomiendo en la capital cubana son el pequeño cabaret Dos Gardenias, en Miramar, un sitio para el bolero romántico; y el Piano - Bar Delirio Habanero, en el piso superior del Teatro Nacional de Cuba, en la Plaza de la Revolución, donde hay un ambiente muy bohemio y se puede conocer orquestas de salsa de primer nivel.

Bailarina del famoso cabaret habanero Tropicana

También puede recorrer los bares privados de la ciudad, un nuevo circuito donde la "farándula" y la movida cultural no tienen que envidiarle a cualquier capital del Caribe. Generalmente el mejor momento de un bar habanero es desde las 10 PM y hasta las 3 AM. El Café - Bar Madrigal (calle 17, entre 6 y 8, Vedado), la Discoteca Privé (calle 88A, entre 3ra y 3raA, Miramar) y la ya imprescindible Fábrica de Arte Cubano (en el Vedado), son otros de los centros de la vida nocturna habanera que no puede perderse.

Entre Matanzas y su vecina Varadero

Solo veinte minutos en auto separa a Matanzas de Varadero, por lo que comúnmente se comparte la fiesta entre ambas ciudades. En realidad Matanzas, con su bella arquitectura, se dice que es la primera ciudad moderna de Latinoamérica, es mejor para recorrerla de día por sus calles diseñadas para que el sol siempre las ilumine.

Coche americano de los años 50 recorre las calles de Matanzas al anochecer

Sin embargo, recomiendo el Cabaret Tropicana Matanzas, similar a los de La Habana y Santiago de Cuba. Ofrece, como aquellos, un impresionante espectáculo al aire libre, caracterizado por el glamour, el brillo de los trajes que portan expertas bailarinas y una buena tanda de ritmos cubanos.

Tiene un hermoso escenario semicircular, rodeado de abundante vegetación. El show (8:30 a 2:30 PM) se llama "Las alturas de Simpson", y está estructurado fundamentalmente alrededor del danzón y la rumba, géneros en cuyo desarrollo han sido fundamentales los músicos de esa ciudad. Una atracción adicional de Tropicana Matanzas es el gigantesco vitral que hay allí, considerado el más grande de América.

Ya de camino a Varadero encontramos numerosos clubes donde bailar, si los días de abundante sol y playa no le agotan demasiado. En el Hotel Internacional está el Cabaret Continental, uno de los más grandes de la ciudad balneario de Cuba. La música y el espectáculo son excepcionales, pero uno de los principales atractivos es la suculenta cena que puede degustarse antes de la fiesta.

Artista toca la trompeta durante el Festival de Musica Josone en Varadero

En Varadero también recomiendo la Ecodisco Mediterráneo, con buenas agrupaciones musicales en directo y DJs. Es una de las más concurridas por los lugareños gracias a su playlist donde incluyen lo último de los ritmos salsa, merengue y reggaetón.

Si no es muy ducho en bailes cubanos, recomiendo llegarse a La Comparsita o al Mambo Club, donde abundan los buenos danzantes prestos a iniciarle en el alucinante mundo de los ritmos de esa isla.

Santa Clara, diversa y bohemia

Pocas ciudades de las provincias cubanas pueden medirse al nivel de Santa Clara, en cuanto a espíritu bohemio y vida nocturna. Allí encontrará jóvenes tocando guitarras hasta bien entrada la madrugada, en los alrededores del Parque Vidal.

Teatro Caridad justo en el Parque Vidal de la ciudad de Santa Clara

Como la marcha suele ser larga, lo mejor para empezar la tarde-noche es llegarse al Bar Café 4K (calle Céspedes, entre Plácido y Maceo), un sitio acogedor y familiar donde puede compartirse un coctel bien preparado con unas tapas, pero sobre todo un humeante y aromático café bien cargadito.

Luego es recomendable llegarse hasta el hermoso Teatro La Caridad, frente al Parque Vidal. Este es el escenario más importante de la provincia Villa Clara, tiene muy buena acústica y sobre las 8:30 PM comienzas los programas, con obras de teatro, danza o conciertos a precios muy competitivos. A un costado del teatro, hay un bar muy bohemio, con conjuntos tradicionales tocando hasta bien entrada la noche.

Cerca de allí, cuando se pasa el hermoso Parque Vidal, encontramos el centro cultural El Mejunje, un sitio mágico creado en las antiguas ruinas de una casona colonial. Todo lo bueno y revolucionario del arte reciente ha pasado por allí. Sus paredes están llenas de grafitis y dicharachos populares.

Niños y adultos disfrutan del Mejunje en Santa Clara

Tienen una programación musical variadísima, donde se incluyen peñas de boleros (lunes, 5 PM); conciertos del grupo local Los Fakires, con sus sones y guarachas (viernes, 11 PM). Quizás la noche más espectacular es la de la Trovuntivitis, una banda de trovadores con estilos muy diversos y que tiene un público numerosísimo, donde impera la buena vibra y la confraternidad.

Trinidad después del ocaso

Cualquiera podría pensar que cuando el sol se pone en la "Ciudad Museo del Caribe", la antigua villa de Trinidad, poco queda por hacer. Pero no es así, la noche trinitaria es más movida de lo que se imaginan los viajeros cuando llegan a la urbe.

Las calles empedradas de la Villa de Trinidad durante la noche

La Canchánchara es una famosa taberna de ambiente bohemio y espectacular música tradicional. No ha ido a Trinidad si no se lleva este lugar en el recuerdo y entre sus fotos. Allí sirven una peculiar bebida de aguardiente o ron, mezclada con miel de abejas y zumo de limón, servida en una vasija de barro.

Pero si tuvo bastante de sones, boleros y guarachas durante el día, y ya a la noche quiere algo más contemporáneo, el sitio es la discoteca Ayala, en el hotel Las Cuevas. Está en una gruta ubicada en la cima de una colina de Trinidad, a solo 10 minutos del centro histórico.

Los juegos de luces rebotan en las paredes naturales de la caverna, y crean una atmósfera absorbente. Es un espacio bastante amplio donde hay estalactitas con manantiales. No falta la música de moda, como el reggaetón, el house y la timba, y los buenos bailadores. El precio de entrada es barato, solo 5 CUC e incluyen un trago.

La cálida noche de Santiago de Cuba

La noche de Santiago de Cuba enamora, porque en el aire cálido flota el recuerdo de los tiempos de viejos trovadores, el aliento aún vivo de momentos fundacionales de la música cubana.

Casa de la Trova en la oriental ciudad de Santiago de Cuba

La Casa de la Trova Pepe Sánchez (calle Heredia, entre San Félix y San Pedro), es uno de los sitios seguros para encontrar magnífica energía y excelentes melodías. Está cerca del Parque Céspedes, un buen sitio para ver caer la tarde admirando la fascinante arquitectura del centro histórico santiaguero.

Al embrujo de la Casa de la Trova no se ha resistido ni Paul McCartney, quien visitó Cuba en el año 2000 solo para conocer ese templo de la música, donde se iniciaron muchos de los legendarios integrantes del Buena Vista Social Club. Actualmente, se puede disfrutar en sus noches de espectaculares septetos de son como Ecos del Tivolí, o el famoso Septeto Santiaguero, mientras se disfruta un Mojito maridado con un Habano.

El jazz contemporáneo tiene un espacio en el Iris Jazz Club, a un costado de la Plaza de Marte, entre las calles Enramadas y Aguilera.

El centro está ambientado con motivos alegóricos a la historia del género, y tiene la galería Jazznamá para exponer fotografías y caricaturas. El bar Don Emiliano, un homenaje al gran pianista Emiliano Salvador, ofrece un ambiente muy íntimo y acogedor, creado por el artista visual Alberto Lezcay.

Otra razón para no perdérselo: en el Iris Jazz Club se come y bebe muy bien, por precios muy baratos. No se necesita otro lugar para escapar del sol diurno y la agitada vida citadina.

Las emocionantes noches cubanas

Las noches en las mejores ciudades de Cuba pueden ser tan atractivas como las playas muy azules que la rodean, o la arquitectura patrimonial conservada en las urbes. Siga estos consejos y podrá irse de marcha, siempre bien vestido para no desentonar, porque para los cubanos salir de noche es como ir hacia un gran acontecimiento.

Cuba es reconocida en el Caribe como destino de naturaleza, pero el turismo de ciudad está en alza. Cuando los museos cierran y la noche se cierne sobre su fascinante arquitectura urbana, la movida cultural no se detiene y comienza la fiesta.

arantxa Arantxa

;