Los increíbles hoteles en El Prado de La Habana

Los increíbles hoteles en El Prado de La Habana

Esta arteria de La Habana Vieja es posiblemente una de las calles más populares de Cuba. Anteriormente se llamó Alameda de Extramuros, Nuevo Prado, Alameda de Isabel II entre otros nombres, pero hoy se reconoce en todo el país por el Paseo del Prado.

La visitada avenida construida en 1772, se extiende desde el Castillo de San Salvador de La Punta, en el Malecón, hasta la Fuente de la India o de la Noble Habana, en las inmediaciones de la Calzada de Monte. El paseo custodiado por ocho leones de bronce se convirtió en la principal pasarela de la ciudad, por donde cotidianamente cientos de personas transcurren.

Uno de los leones de bronze que custodian el Prado habanero

Caracterizan el Prado sus árboles, el pulido piso de granito, las suntuosas casas de sus alrededores e imponentes edificios, símbolos de la arquitectura nacional.

Del Prado y otros hoteles

En el Paseo del Prado también se han erigido algunos de los hoteles más conocidos de la isla. Distintos entre ellos, algo los define a todos: ¡Son de los más céntricos de La Habana! Le invito a repasarlos.

  • El moderno Iberostar Grand Packard

    Desde esta joya arquitectónica se pueden disfrutar las vistas más asombrosas del Malecón, la bahía y el Castillo de los Tres Reyes del Morro. Allí (esquina Prado y calle Cárcel), también es posible apreciar una panorámica del paisaje urbano de la ciudad, donde sobresalen los emblemáticos edificios de la Embajada de España en Cuba, el Bacardí o el Capitolio Nacional.

    Vista de una de las fachadas del hotel Iberostar Grand Packard

    El hotel de hermosas fachadas con efectos de transparencia y moderna arquitectura, pretende convertirse en un referente dentro del sector del turismo de negocios y convenciones. El centro dispone, además, de excepcionales instalaciones para eventos corporativos.

    Cuenta con 10 niveles y 321 habitaciones (con suites, minisuites de lujo y suites de esquina). El último nivel del hotel está previsto como planta real, y contiene las habitaciones con recepción VIP.

    Hermosa vista al castillo del Morro desde el Hotel Packard

    En el nivel seis está la piscina con borde infinito, una de las maravillas del hotel, un snack bar, terraza, gimnasio y otra zona de habitaciones. El Packard cuenta además con un bar de tapas, restaurante gourmet, piano bar, tiendas y salas polivalentes, SPA y un salón de belleza.

  • El pequeño y acogedor Hotel Caribbean

    En el inmueble está disponible el servicio de alojamiento las 24 horas. El Caribbean tiene categoría 2 estrellas, aunque posee todas las condiciones necesarias para tener una agradable estancia. Se distingue por el ambiente familiar y personalizado, especialmente para los huéspedes que viajan con niños pequeños.

    Coche americano circula por Prado hacia malecon

    Posee espacios climatizados, servicio de Internet en el lobby, buró de información al turista, alquiler de taxis, cafetería y snack bar. Los visitantes pueden comer en un pequeño restaurante que está en el vestíbulo.

    Cada habitación posee un balcón, desde donde se pueden disfrutar algunas de las mejores vistas del Prado. Muy cerca de la instalación se localizan diversos centros culturales y recreativos. Caminando puede llegar al Gran Teatro Alicia Alonso, el hermoso Malecón, y en sólo 15 minutos llega a la Plaza Vieja, en el Centro Histórico.

  • Iberostar Parque Central: oasis en el corazón de La Habana

    Dos edificios que contrastan por sus estilos colonial y moderno, unidos por un túnel bajo tierra, caracterizan al hermoso hotel de cinco estrellas Parque Central, situado en la céntrica esquina de Neptuno entre Prado y Zulueta.

    Parque Central de La Habana

    La parte colonial destaca por una clásica elegancia y la torre más nueva por sus diseños contemporáneos. Pero, sea cual sea el ala en que se hospede, la comodidad y el servicio estarán garantizados.

    Las terrazas de ambas azoteas tienen piscinas, un oasis en medio de la zona más concurrida de La Habana. Por su agradable ambiente, se dice que son las mejores de toda la ciudad.

    Los huéspedes pueden disfrutar las opciones de los diversos restaurantes del complejo, cada uno dedicado a una cocina diferente. El establecimiento también dispone de varios espacios para el turismo de negocios: salas de conferencias, reuniones o viajes de incentivos.

  • Hotel Inglaterra: en el centro de la historia y la cultura

    Cuando La Habana aún estaba rodeada por la muralla que la protegía de piratas, en 1844 y fuera de sus muros, la intersección de Prado, esquina a San Rafael se fue transformando en el gran centro cultural de la ciudad. Allí radicaba un café, que sería la génesis del futuro Hotel Inglaterra.

    Fachada del historico Hotel Inglaterra

    Esta propiedad abrió sus puertas en 1875 y desde entonces ha sido uno de los hoteles más célebres del país, donde se hospedaron el campeón mundial de ajedrez José Raúl Capablanca, la diva Sarah Bernhardt, Winston Churchill, los poetas Rubén Darío y Gabriela Mistral, el conocido charro mexicano Jorge Negrete, entre otros famosos.

    El inmueble es muy vistoso en la línea de fachadas del Prado, por su carácter ecléctico. En la actualidad el hotel, Monumento Nacional desde 1981, continúa con sus viejas tradiciones relacionadas con las artes. En el segundo piso exponen destacados creadores visuales del país, y varias de las obras también son utilizadas para realzar la belleza de las habitaciones. Cada mes se presenta, en su portal, la Banda de Conciertos de La Habana.

    Cafeteria en el Hotel Inglaterra

    El restaurante El Colonial, el bar café La Sevillana, recubierto con azulejos de Sevilla, y la terraza en la azotea, con su bar grill, son los espacios más atractivos. Durante el día, allí se puede disfrutar del jacuzzi y de las tumbonas en el solárium; mientras en la noche es ideal para tomarse unos cócteles acompañados de música en vivo.

  • Telégrafo, el preferido de los negociantes

    Ubicado en la céntrica esquina de Prado y Neptuno, # 408, el Hotel Telégrafo (1858) fue uno de los más lujosos de Cuba y América durante el siglo XIX. La ubicación de los teléfonos situados en las habitaciones y mesas del restaurante, lo convirtieron en lugar preferido de políticos y negociantes para efectuar reuniones.

    Hotel Telegrafo en la esquina del Parque Central

    El inmueble original se derrumbó en 1964, pero una parte de su estructura fue utilizada en la reconstrucción, cuya apertura ocurrió en 2001. Se le adicionó un lucernario que se abre y cierra a voluntad. Este espacio cubre también el techo del patio donde se encuentra el snack bar.

    El elegante restaurante Telégrafo se especializa en la alta comida cubana e internacional. Su decoración ofrece el ambiente clásico de un excelente sitio que convida a regresar. El lobby parece una galería de arte, con obras pictóricas de notables artistas. También vemos varias piezas de viejos telégrafos y una sección del primer cable submarino de comunicaciones entre Estados Unidos y La Habana, a finales del siglo XIX.

    En la primera planta las habitaciones interiores conservan vestigios de sus muros originales. Los elementos de diseño reciente y un majestuoso mural contrastan con los ladrillos originales de las arcadas en el patio interior. Se encuentra a unos 900 metros de La Bodeguita del Medio y a unos pasos de El Capitolio.

  • Sevilla: huella de la arquitectura mudéjar

    En Trocadero # 55, entre Prado y Zulueta, se encuentra un singular edificio con marcada influencia mudéjar en su arquitectura. Sus líneas moriscas fueron copiadas del famoso palacio Alhambra, de Granada, distinguiéndose por sus columnas y paredes recubiertas de azulejos sevillanos.

    Hermosa fachada del Hotel Sevilla

    Es el Hotel Sevilla (1880), uno de los más lujosos, elegantes y confortables de su época. Al Capone alquiló todo el piso 6 para alojarse con su comitiva.

    Luego de ser cerrado por reparaciones, es reabierto en 1993. Entre sus instalaciones se incluyen el salón de reuniones La Cartuja, el Patio Sevillano, el restaurante Roof Garden (donde se preparan alrededor de 300 cocteles); y el restaurante buffet La Giralda.

    Una de las joyas del Sevilla es su piscina al nivel de la calle con palmeras y una terraza, snack-bar, sauna y servicio de masajes, ubicada hacia el Paseo del Prado.

    El patio al aire libre, usualmente está lleno de quienes disfrutan de la música en vivo interpretada por un cuarteto cubano. Asimismo, se puede escuchar ópera en la terraza de la azotea del hotel.

Los maravillosos hoteles del Prado

La Habana, Patrimonio Cultural de la Humanidad espera duplicar para el año 2030 su actual capacidad habitacional para fines turísticos. El Paseo del Prado, donde desfiló Chanel e ideado semejante al de Madrid aunque con personalidad propia, es uno de los mejores sitios para el emplazamiento de los hospedajes.

Publico y celebridades en el marco del desfile de Chanel en La Habana

Allí mismo se construyen el hotel boutique El Regis; y el Prado y Malecón, que será uno de los más lujosos de Cuba. Los nuevos hoteles y la reanimación de los de antaño, contribuyen a la afluencia de viajeros hacia la Ciudad Maravilla de América.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

El Paseo del Prado es una de las rutas citadinas más concurridas de La Habana. En esta icónica avenida, que se extiende desde el Malecón hasta la Calzada de Monte, se erigen algunos de los más lujosos, históricos y populares hoteles de Cuba...

Milagros

; ;