Lo real y maravilloso de fotografiar en La Habana: algunos consejos para obtener buenas imágenes

Lo real y maravilloso de fotografiar en La Habana: algunos consejos para obtener buenas imágenes

Si es un aficionado con un equipo amateur o no cuenta con una cámara profesional, va a necesitar toda la iluminación que pueda brindarle la naturaleza para obtener una buena imagen. Le recomiendo que, antes de hacer cualquier trabajo, haga un recorrido por diferentes locaciones y marque los puntos de su interés.

Más adelante le contaré sobre mis lugares favoritos para hacer fotos en La Habana, pero ahora vamos a hablar de luz en una ciudad espectacular.

Luz natural de La Habana: su principal ventaja

Aproveche el amanecer y atardecer habaneros. La mayor parte del tiempo el sol es muy fuerte y sale desde las primeras horas de la mañana, para esconderse ya entrada la tarde. No es un secreto que las mejores fotos son las que cuentan con luz natural, ella será la mejor aliada para que parezcan hechas por profesionales del arte.

Bicicleta de pescador recostada al muro del Malecon de La Habana

Tenga en cuenta que al mediodía la luz cenital es la que prevalece. Si quiere fotos donde predominen los tonos dorados y anaranjados, el verano es la estación que está buscando para visitar La Habana, pues los días son más largos y puede sacar partido a los atardeceres.

En el horario de verano, desde abril hasta octubre, oscurece más tarde. Por eso le recomiendo el horario de 6:00 hasta las 8:00 de la noche. Se asombrará con los colores que regala La Habana. También puede utilizar la luz matutina: de 8:00 a 10:00 y salir a buscar las extraordinarias vistas de esa ciudad.

Si prefiere hacer fotos con tonos más suaves y ocres, le recomiendo el período invernal, de noviembre a marzo. La luz del alba es muy apropiada, así que entre las 7:00 y 9:00 el horario es perfecto. Una buena iluminación la obtendrá en la caída de la tarde: comenzando a las 4:00 y hasta las 6:00, aproximadamente.

Capturar una exclusiva puesta de sol

El Malecón habanero es un lugar sin igual en la geografía y la cultura nacional. Regala las mejores puestas de sol, pero para captarlas debe llegar sobre las 6:00 de la tarde y así no perderá ni un solo detalle. Disfrute la oportunidad de fotografiar este inusual momento.

Hermoso atardecer en el Malecon de La Habana

Realmente es mágico en una ciudad con aire y sol tropical donde podrá experimentar hasta lograr los contrastes adecuados. Sentado en el largo muro del Malecón puede inundarse, además, con el olor a costa y a vida. Aire puro y gente linda siempre le acompañarán.

De un lugar tranquilo puede pasar a ser el mayor salón de fiesta o una espléndida sala de cine, donde la película es protagonizada por el sol y el mar. El muro del Malecón de La Habana tiene eso, se transforma.

Hotel Nacional, Malecón y Morro, todo en una misma foto

El Hotel Nacional de Cuba es una institución que emana historia. Por su "Salón de la Fama" han pasado personalidades del deporte y las artes de Cuba y de buena parte del mundo. Es la sede del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, además, se ubica entre los lugares más idóneos para hacer fotos.

Faro del Morro visto desde el Malecon de La Habana

Su terraza es fenomenal para mirar La Habana desde otra perspectiva. Permite fotografiar el Malecón y el Faro del Morro en un ambiente exquisito y mientras localiza el mejor ángulo, puede ir degustando un excelente Mojito de los que allí se preparan.

Moverse sobre la bahía es posible

El Embarcadero de Luz es un lugar que merece ser visitado. Sobre todo, si busca hacer fotos donde se combinen armónicamente el azul del cielo cubano con el mar. Además, le brinda la emoción de viajar a través de la bahía y comenzar a ver La Habana desde otros ángulos.

Embarcadero de Luz, cerrando la ruta por la Avenida del Puerto

Se encuentra en la Alameda de Paula, en La Habana Vieja. Es una pequeña construcción de cristal muy funcional por ser punto de recogida y desembarque de la "lanchita" de Regla y de Casablanca, medios de transporte para los habitantes de la capital que viven del otro lado de la ciudad.

Si desea cruzar la ensenada para llegar al Cristo de La Habana o a la Fortaleza San Carlos de la Cabaña, puede tomar la de Casablanca y será una experiencia diferente. El paseo es fantástico. Aproximadamente en 10 minutos llega al destino y como la lancha es abierta podrá ir haciendo fotos interesantes.

Una panorámica habanera perfecta

En el otro lado de la bahía se levanta la Fortaleza San Carlos de la Cabaña, a su lado el Faro del Morro. Esta zona emblemática merece un recorrido y, por supuesto, numerosas fotos. Especial para tomar panorámicas ya que tiene un amplio ángulo de visión, mucho contenido para fotografiar y excelente iluminación.

Hermoso atardecer en La Habana visto desde las murallas de la Fortaleza de la Cabana

Un sitio donde el atardecer es fabuloso visto desde el Castillo de los Tres Reyes del Morro. Lleno de matices, de conjunto con el reflejo de los rayos del sol que se proyectan en la ciudad y en su mar. La vista allí es casi de revista. Sirve para practicar o para satisfacer el mayor de los deseos como fotógrafo porque en esa hora la luz es mágica. Y cuando se detenga a disfrutar la panorámica se dará cuenta que La Habana se viste de gala, tentándole para ser fotografiada.

Desde el lugar preferido de Hemingway

La terraza del Hotel Ambos Mundos es un lugar multifuncional en cualquier travesía: puede sentarse a descansar, tomar un delicioso trago cubano mientras obtiene fotos desde sus alturas.

Hotel Ambos Mundos en la centrica Calle Obispo de La Habana Vieja

El Hotel Ambos Mundos está situado en el corazón de la vieja Habana, exactamente en la esquina de Obispo y Mercaderes. Desde allí se divisa, minuciosamente, la vida agitada y divertida de esa parte de la ciudad, como lo hizo Hemingway en su tiempo.

La vida citadina retratada en un parque

Incluya el Parque Central en su recorrido y no se arrepentirá. Tanto si camina o toma un almendrón disfrutará de un panorama de lujo para atrapar, en imágenes, la vida efervescente de la ciudad y su gente.

La Esquina Caliente del Parque Central

Algo que distingue este parque son los encuentros entre los pobladores de la capital fanáticos del béisbol, deporte nacional, así que podrá retratar sus rostros emocionados. A pocos metros observará el Capitolio de La Habana. Seguro que en su paso verá a algún colega que hace fotos con cámaras de cajón, algo extremadamente atrayente.

Lugar ideal para captar desde disímiles ángulos la belleza de la arquitectura habanera. Este es un punto ubicado al comienzo del Paseo del Prado, rodeado de majestuosas construcciones como el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, el Hotel Inglaterra, el Gran Hotel Manzana Kempinski, el Museo de Bellas Artes Universal y el Cine Payret.

Si gusta de la naturaleza...

El Bosque de La Habana es un pulmón natural en el mismo centro de la ciudad. Se encuentra a los pies del puente Almendares, frontera entre el Vedado y Miramar. Este puente hace posible el cruce por encima del río de igual nombre.

Coches antiguos circulan por la periferia del Bosque de la Habana

En el bosque puede meditar. Es usual que encuentre músicos practicando cómo tocar mejor sus instrumentos o fotógrafos ejercitándose para captar con sus cámaras el bello paisaje con tono verde de la naturaleza cubana.

A disfrutar la intensa y fotogénica Habana

La Habana se expresa mediante luces y sombras que la hacen peculiar. Si tiene la intensión de hacer fotos son muchos los lugares a su paso, por eso aquí le he dejado consejos práctico para obtener las mejores vistas.

Mangos, hermosas turistas, tomandose un selfie en La Habana Vieja

Recomendaciones muy útiles, lo mismo si es fotógrafo aficionado, profesional o si está paseando y quiere hacerse un selfie sensacional. No lo olvide: llegue puntual, aproveche los mejores horarios y prepare su lente que de lo demás se encarga La Habana.

0 Comentario
Agrega un comentario
 

La capital de todos los cubanos posee vistas mágicas que disfrutará, lo mismo si es un fotógrafo profesional o aficionado que desea conservar un recuerdo de su viaje. Por eso es útil conocer los mejores horarios y lugares para fotografiar La Habana.

Arantxa

; ;