La Habana Revolucionaria, por un tobogán de epopeya y leyenda

La Habana Revolucionaria, por un tobogán de epopeya y leyenda

Toca referirme a La Habana posterior al triunfo de la Revolución en Cuba. La Habana de la segunda mitad del siglo XX y del siglo XXI. Esa, que escogió compartir la suerte de aquellos que hicieron huir a Batista aquel enero de 1959.

La Habana del fervor y la utopía. Habana chiquilla, capaz de extasiarse con las modelos de un desfile Chanel, como si fueran sus muñecas. Habana coqueta, acusada de gerontofilia por guiñarle el ojo a unos viejitos ingleses, y rockeros además.

Habana leona, transida de ira cuando matan a sus hijos. Monumento vivo; historia reciente; shores y camisetas. Habana almendrones chillones como urracas; arroz congrí; toque de tambores; escuelas con niños. Habana, vencedora del tiempo y la muerte.

Y va siendo hora...

De que me acompañe. Déjese llevar por el tobogán de estas líneas medio enredadoras, medio apasionadas y conozca 14 sucesos que marcaron la historia reciente de esa ciudad. Aguántese, porque esto empieza ahora.

  1. 1961. Declaración del carácter socialista de la Revolución Cubana.

    Un grupo de personas celebrando en una calle habanera

    "Su sangre numerosa junto a la Patria queda". Esos versos de Nicolás Guillen resumen el sentir del pueblo y sus líderes aquel trágico y jubiloso día. Era el 16 de abril, primavera; pero la ira de todo un pueblo levantaba sobre la tierra un hervor que lo convertía en verano.

    Un cruel bombardeo de la aviación norteamericana a los aeropuertos de Ciudad Libertad, San Antonio de los Baños y Santiago de Cuba, había sesgado la vida de varios hermanos. En su sepelio, Fidel Castro, entre una marejada humana, proclama el carácter socialista de la joven revolución.

    Estaban en la céntrica esquina de 23 y 12, en El Vedado, y Fidel afirma, además, que está convencido que todo cubano lo defenderá hasta las últimas consecuencias. La respuesta no se hace esperar, una selva de fusiles crece ante el mundo.

  2. 1966. Se inaugura la heladería Coppelia. La Catedral del Helado

    El logo de la heladería Coppelia

    23 esquina L: el sitio donde se ubica Coppelia. Pero no siempre fue así, durante la segunda mitad del siglo XIX, y hasta bien entrado el XX, este terreno lo ocupaba el hospital Reina Mercedes. Luego, fue demolido y ya para 1959 se levantó allí un parque turístico.

    Después pasó a ser un centro nocturno y debido a las quejas de la vecindad por la música y el alboroto a altas horas de la noche es clausurado. En 1966 se decide construir allí una heladería con capacidad para mil personas. El novedoso proyecto fue obra del arquitecto Mario Girona.

    Parece una araña de infinitos ojos, y lo llamaron Coppelia por el ballet del mismo nombre. Ni siquiera se inauguró, el 4 de junio abrió sus puertas al público, con un menú de 26 sabores y 24 combinaciones. Desde entonces, forma parte del corazón de La Habana revolucionaria.

  3. 1979. Primer Festival del Nuevo Cine Latinoamericano

    Exhibición de afiches de películas latinoamericanas en el cine Chaplin de La Habana

    La Habana tenía al fin su festival cinematográfico, y el cine latinoamericano un sitio donde exhibir su producción sin objeciones o exclusión. Se inauguró el 3 de diciembre de 1979, con más de 600 cineastas, un jurado encabezado por Gabriel García Márquez y un premio: el Coral.

    Se disfrutaron, más de 200 películas; una retrospectiva de cine chicano y conferencias y charlas sobre cine de la región. Los ganadores fueron el brasileño Geraldo Sarno, con "Coronel Delmiro Gouveia", y el cubano Sergio Giral con "Maluala", en ficción.

    En documental, se premió al chileno Patricio Guzmán con "La batalla de Chile", y al cubano Juan Padrón, en animación, por "Elpidio Valdés, la película". El festival, con el tiempo, ha devenido en fiesta, banquete de los sentidos y santuario del cine en la capital cubana.

  4. 1982. La Habana, Patrimonio de la Humanidad

    Tarja en la Fortaleza de la Cabaña

    En marzo de 1981, Cuba ratifica la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial, aprobada por la UNESCO desde 1972. Acto seguido las autoridades cubanas envían el expediente de nominación del Centro Histórico de La Habana y su sistema defensivo.

    Luego, una evaluación de especialistas internacionales avala el expediente y ya, en diciembre de 1982, bajo la Sexta Sesión del Comité del Patrimonio Mundial, la UNESCO reconoce a La Habana y su sistema de fortificaciones como Patrimonio de la Humanidad.

    La declaratoria, es válido señalar, impone al Estado Cubano el compromiso y obligación de proteger dicho patrimonio y fortalecer su función social. Promesa que este ha cumplido, gracias a la labor de la Oficina del Historiador de la Ciudad, en particular el Dr. Eusebio Leal Spengler.

  5. 1984. Primera Bienal de La Habana

    Anuncio de la Bienal de La Habana

    El cine tenía su fiesta, y las artes visuales no se demoró en tener la suya. En mayo de 1984, el Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam, núcleo institucional del arte plástico en Cuba, inauguraba la primera Bienal de La Habana.

    Espacio de exhibición de obras de diverso alcance y contenido, fue sobre todo escenario de genuina confrontación y reflexión artística. Una gran autopista para las ideas y los colores, en plena construcción y ajetreo.

    Se inauguró con más de 800 artistas invitados, 2000 obras y una proyección esencialmente latinoamericana. El pintor Antonio Saura, lúcido testigo del hecho, al referirse a él expresó "la inteligencia de sus fundadores le dio un carácter extraordinario a este encuentro". Aún sigue siendo así.

  6. 1991. Se inaugura el Polo Científico del Oeste

    Científico preparando un experimento

    El primero de su tipo creado en Cuba, en febrero de 1991. Su máximo promotor fue el Comandante Fidel Castro, que veía en el desarrollo de la biotecnología y las tecnologías de avanzada un generador de benéficos para la salud y una fuente económica para Cuba.

    Con el tiempo, rebasó todas las expectativas y hoy se ubica al nivel de reconocidas instituciones del ramo, como son la FIOCRUZ de Brasil; el Parque Tecnológico de Chicago y el Novum Technology Park, en Suecia.

    Del Polo Científico del Oeste han salido la vacuna antimeningocóccica; la anti-hepatitis B recombinante, y más 23 estuches de diagnóstico aplicables a 15 patologías.

  7. 2002. Visita del expresidente norteamericano Jimmy Carter

    Grupo de cubanos americanos llegando al aeropuerto Jose Marti de La Habana

    Entre los presidentes norteamericanos, si bien Lincoln puede ser llamado el Libertador; Kennedy, el Bienquerido y Reagan, el Guerrerista, James Earl Carter, Jr. (1924), conocido como Jimmy Carter, bien pudiera ostentar el título de El Mediador.

    Asciende a la presidencia en 1977 por el partido Demócrata y se enfrasca en distender las relaciones entre su país y Cuba. Viaja a La Habana, el primer expresidente en hacerlo después del 59, junto a su esposa y recibe el saludo respetuoso y cálido de los cubanos.

    En sus cinco días en la capital cubana, se reúne con Fidel Castro; visita instituciones médicas; disfruta de La Habana Vieja y ofrece un conversatorio en la Universidad, expresando "¿Será posible que este nuevo siglo pueda encontrar a dos vecinos que vivan en paz y armonía?"

  8. Tres Papas en La Habana

    Papa Francisco durante su visita a La Habana

    Varios calificativos ostenta la isla de Cuba desde tiempos inmemoriales. Hoy, junto a estos, llevados y traídos hasta la saciedad, se suma uno ya muy popular. Cuba es, "la Isla de los tres Papas".

    Un privilegio del que, en América Latina, sólo puede alardear Brasil. En 17 años han visitado la isla Juan Pablo II(1920 - 2005) , en 1998; Benedicto XVI (1927), en el 2012 y el Papa Francisco (1936), en el 2015.

    Todos, ofrecieron al pueblo cubano mensajes de buena voluntad, visitaron sus ciudades y lo bendijeron. Fue Juan Pablo II quien pidió que "Cuba se abra al mundo y el mundo se abra a Cuba"; mientras que el Papa Francisco, en 2014, medió para acercar de nuevo a Cuba y E.E.U.U.

  9. 2016. Visita del presidente norteamericano Barak Obama

    Barack Obama y una de sus hijas conversan con uno de los empleados de la Paladar San Cristobal

    "Esta es una visita histórica y una oportunidad histórica". Expresó Barak Obama, apenas bajarse en el aeropuerto José Martí de La Habana, en marzo del 2016. Era la primera visita de un mandatario estadounidense a Cuba en 88 años.

    En los tres días que duró su visita completó una apretada agenda, no sólo política. Disfrutó de un juego de béisbol entre norteamericanos y cubanos; participó en un popular programa humorístico televisivo y asistió a una gala en su honor.

    Además de los compromisos oficiales, sacó tiempo para visitar La Habana Vieja, y cenar junto su familia en la paladar San Cristóbal, en Centro Habana. Se despidió un martes y dejó, sobre todo, una lucecita de esperanza en todos aquellos, cubanos y extranjeros, que lo vieron partir.

  10. 2016. Concierto de los Rolling Stones

    El escenario en la Ciudad Deportiva donde Los Rolling Stones ofrecieron un concierto en La Habana

    El Jueves Santo por la noche aterrizan los "cuatro abuelitos del rock", como son llamados en el mundo, y se van el sábado por la mañana, después de dar un concierto gratuito en la Ciudad Deportiva que literalmente estremeció a La Habana.

    Los cubanos no pudieron disfrutar a Los Beatles en vivo y en directo. Pero muchos albergaban la esperanza de poder disfrutar, al menos, de un espectáculo de los Rolling Stones. El sueño se cumplió el 25 de marzo, y al concierto, por tanto, asistió la isla en peso.

    El espectáculo se preparó en sólo tres meses, todo un récord, y contó con siete pantallas gigantes y ocho torres repetidoras de sonido. Interpretaron sus éxitos de siempre, terminando con (I Can't Get No) Satisfaction, acompañados de un rugido teñido de nostalgia y felicidad.

  11. 2016. Desfile de la casa de modas Chanel

    Modelos de Chanel desfilan en el Paseo del Prado de La Habana

    De largo se vistió el Paseo del Prado ese martes de primavera del 2016. Los vientos alisios, noctámbulos y traviesos, elevaron las gazas que cubrían a las modelos de la Casa Chanel, protagonistas del primer desfile de esa institución en Latinoamérica.

    Duró apenas media hora y en concreto era el lanzamiento de la Colección Crucero 2016/2017. Ropa lujosa y de fantasía, para buques de fantasías. Entre las modelos, esbeltas, refinadas, sobresalían diversos colores y tonos de piel.

    El diseñador de modas alemán Karl Lagerfeld, leyenda viva, acompañado de un querubín rubio que apenas levantaba una cuarta del suelo y gafas oscuras a lo femme fatale, constituía la cereza del pastel y levantaba aplausos en una multitud encandilada y algo extrañada.

  12. La Habana es declarada Ciudad Maravilla

    Placa que anuncia a La Habana como Ciudad Maravilla

    En el tercer concurso anual de la fundación suiza New7wonders, La Habana es elegida Ciudad Maravilla. Dicho así, parece muy simple, pero lo cierto es que la obtención de este título es sumamente disputada por ciudades de todo el mundo.

    Miles de personas, por vía digital, votan y son muy pocas las ciudades agraciadas. La Habana, según los usuarios, posee "atractivo mítico, lo cálido y acogedor de su ambiente, y el carisma y jovialidad de sus habitantes".

    El presidente de la fundación suiza, Bernard Weber, fue el encargado de desvelar una placa conmemorativa en un acto oficial celebrado en la fortaleza de La Punta. Ese día, La Habana, niña traviesa y vanidosa, flotaba orgullosa, agradecida.

  13. Inauguran hoteles de lujo en pleno Centro Histórico de La Habana.

    Hotel de lujo Gran Manzana Kempinski

    Jóvenes, audaces, llamados a la sensualidad y el placer, el Hotel Iberostar Grand Packard; el Gran Hotel Manzana Kempinski y el muy recientemente estrenado Hotel Paseo del Prado son, ya, la Santísima Trinidad de la hostelería de lujo en Cuba.

    Emplazados en La Habana Vieja, regentados por importantes y prestigiosas compañías del ramo hotelero, como son la francesa Accor, Iberostar o la suiza Kempinski, estos hoteles han provocado y aún provocan la admiración de nacionales y foráneos.

    Por sus elegantes diseños, exquisito confort, óptimos servicios son las nuevas joyas engastadas a la diadema de la señorial Habana. pronto, si no lo han hecho ya, entrarán por derecho propio a su mundo cargado de leyenda, misticismos y abolengo.

  14. Otorgan a La Habana título de Ciudad Creativa

    Chica posa para la foto frente al Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso

    Asombra como cada año aparecen títulos y categoría para realzar a las ciudades y sus gentes. Hace muy poco, los cubanos se enteraron, orgullosísimos, que su capital había sido declarada Ciudad Creativa por la UNESCO.

    Junto a Trinidad, elegida por la artesanía, La Habana fue incorporada a la Red de Ciudades Creativas por su vinculación con la música. Se conoció, además, que esta red sólo cuenta con 246 urbes de los cinco continentes.

    Para la capital de todos los cubanos, como le llaman, la designación no pudo ser más oportuna. La Habana cumplió 500 años de fundada y tiene un motivo más para, como dicen los cubanos, botar la casa por la ventana"".

Si se le puede llamar conclusión

Vista Panorámica de La Habana desde las fortaleza Morro-Cabaña

¿Acaso la historia concluye, acaso los sueños, las alegrías, los penas; la vida toda? No se engañe, esto es sólo una conclusión de nombre. La Habana desborda sin ambages a estas líneas, un modesto y chillón reflejo de su gracia y sencillez.

Venga entonces a Cuba, visite La Habana revolucionaria, la republicana, y hasta la colonial. Comparta con sus gentes y sus piedras los festejos por su aniversario, bese sin temor su rostro marino y cántele, en un arrullo, "Feliz Cumpleaños".

0 Comentario
Agrega un comentario
 

Es La Habana revolucionaria tierra fecunda en sucesos soberbios y bellos. La épica de la ciudad, aunque reciente, es ya mítica y por tanto seduce aquellos que se adentran en ella. Si desea pertenecer a este selecto grupo, siga derecho estas líneas...

Arantxa

; ;